Datos personales

Médico Internista e Intensivista, y estudioso de las Santas Escrituras (La Biblia), y un predicador incansable del verdadero monoteísmo bíblico, y sobre todo, del mensaje o evangelio del Reino de Dios, que es la única esperanza que tiene este mundo para sobrevivir a su destrucción total.

miércoles, 30 de julio de 2008

LA DESTRUCCIÓN DE SENAQUERIB

"Entonces salió el ángel de Jehová e hirió a 185.000 en el campamento de los asirios. Se levantaron por la mañana, y he aquí que todos ellos eran cadáveres. 37 Entonces Senaquerib, rey de Asiria, partió y regresó, y permaneció en Nínive. 38 Pero sucedió que mientras adoraba en el templo de Nisroc, su dios, sus hijos Adramelec y Sarezer lo mataron a espada y huyeron a la tierra de Ararat. Y su hijo Esarjadón reinó en su lugar" (Is.37:36-38).
--------------------------------
La destrucción de Senaquerib
------------------------------------------------------------------------
BAJARON los asirios como al redil el lobo:
brillaban sus cohortes con el oro y la púrpura;
sus lanzas fulguraban como en el mar luceros,
como en tu onda azul, Galilea escondida.
Tal las ramas del bosque en el estío verde,
la hueste y sus banderas traspasó en el ocaso:
tal las ramas del bosque cuando sopla el otoño,
yacía marchitada la hueste, al otro día.
Pues voló entre las ráfagas el Ángel de la Muerte
y tocó con su aliento, pasando, al enemigo:
los ojos del durmiente fríos, yertos, quedaron,
palpitó el corazón, quedó inmóvil ya siempre.
Y allí estaba el corcel, la nariz muy abierta,
mas ya no respiraba con su aliento de orgullo:
al jadear, su espuma quedó en el césped,
blanca,fría como las gotas de las olas bravías.
Y allí estaba el jinete, contorsionado y pálido,
con rocío en la frente y herrumbre en la armadura,
y las tiendas calladas y solas las banderas,
levantadas las lanzas y el clarín silencioso.
Y las viudas de Asur con gran voz se lamentan
y el templo de Baal ve quebrarse sus ídolos,
y el poder del Gentil, que no abatió la espada,
al mirarle el Señor se fundió como nieve.
--------------
Lord Byron.
-------------------------------------------------------------------------

EL CONCEPTO DE RUTHERFORD DE LAS DAMAS

“Las mujeres hacen monos o tontos de los hombres. Los hombres tienen actitudes afeminadas y suaves y han perdido su firmeza y virilidad verdaderas en las cuestiones de estado y en la casa. Por ejemplo, cuando los hombres se sientan a una mesa y una mujer se acerca, todos los hombres se levantan y presentan su homenaje y por consiguiente la elevan a un lugar por encima de los hombres. Los hombres se quitan sus sombreros al entrar en un elevador, si una mujer está presente; Y se dice que estas cosas son actos de respeto y demuestran que el hombre es todo un caballero.
.
Pero es sutil, y el significado verdadero es muy distinto de eso. Es un esquema de Satanás para desviar a los hombres de Dios y de su gobierno anunciado y de su posición correcta del hombre frente a la mujer. El Señor no dicho que ningún afeminado heredará el reino de los cielos (1 Corintios 6:9). Esto prueba que el esquema o hábito de homenajear a las mujeres no es de Dios, sino del gran enemigo de Dios. Es un enchapado (cliché) de que es una cosa correcta, y por eso es más sutil que otra cosa”. (Vindicación, el Volumen I, pp. 155-157).

Bueno, todo parece que mejor hubiera sido si Rutherford hubiese vivido en Arabia Saudita o en cualquier otro país Musulmán. Pero no es de extrañar que ninguna mujer estuviera a su lado por mucho tiempo, y menos, una esposa conocida.
.
¿Hay todavía alguna dama Testigo de Jehová que sea fan de Rutherford después de saber esto? …Noooooooooooooooo!!!…Me voy de la secta…hay mucho machismo…ni siquiera hay mujeres en la cúpula!!!

¡Y qué extraño que Rutherford no haya expulsado a tantos caballeros de su secta que supieron guardar las “formas diabólicas” frente a las damas a pesar de sus absurdas declaraciones!

LA SECTA DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ

El cuerpo gobernante no siempre da el ejemplo a seguir
-----------------------------------------------
Mientras que la WT advertía que cualquier Anciano o siervo Ministerial que alentase la universidad para sus hijos u otros, o que permitiese que sus hijos vayan a la universidad, ya no calificaría para estos privilegios dentro de la Congregación, Judah Ben Schroeder, el hijo de Albert Schroeder (un miembro del Cuerpo Gobernante), estaba alistado en la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York. ¡Qué hipocresía por este doble estándar!

LA SECTA DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ Y SUS PAVOROSOS CUENTOS

¡Otra de las grandes mentiras de la Watchtower!

Un rasgo común de las religiones falsas es establecerse como “mediadores” entre sus seguidores y Dios. Si miramos, por ejemplo, el mormonismo con su profeta José Smith y sus subsiguientes profetas, el mahometismo con su profeta Mahoma, la Nueva Era con sus gurús y sus espíritus guías, o los Testigos de Jehová con su así llamada organización del “esclavo fiel y Discreto”, nos daremos cuenta de que el método de Satanás es siempre el mismo: Convencer a las personas que no pueden recibir comunicación directamente de Dios y que requieren que ellos miren hacia los líderes humanos para el apoyo y guía espiritual.

Lo que nos dice el libro de los Hechos sobre la guía verdadera de la iglesia.
.
En Hechos 13:2-4, vemos al Espíritu Santo dirigiendo a la congregación en Antioquía para enviar a Pablo y Bernabé en su primer viaje misionero sin ninguna aprobación de un Cuerpo Gobernante en Jerusalén. Cuando regresaron de su viaje misionero en Hechos 14:26-28, no dieron parte a un Cuerpo Gobernante en Jerusalén, sino más bien, a la congregación en Antioquía que los había enviado.

Asimismo, en Hechos 18:22, vemos a Pablo y Silas volviendo de su segundo viaje misionero (de Pablo), no a un Cuerpo Gobernante en Jerusalén, sino a la congregación en Antioquía. En Hechos 18:23 Pablo salió de nuevo en su tercer viaje misionero de esta misma congregación. ¿Si un Cuerpo Gobernante existió en Jerusalén, ¿en dónde estaba su liderazgo en todo esto?

¿Quién comisionó a Felipe en Hechos 8:5 a predicar a la ciudad de Samaria? No fue sino hasta el verso 14 que los “apóstoles en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido la Palabra de Dios”. En Hechos 8:26, 29, y 40, leemos que el Espíritu Santo es el que dirigió a Felipe a los territorios en el que él predicó.

¿Quién le impidió a Pablo y Silas predicar en Asia en Hechos 16:6-7? ¿Fue un “Cuerpo Gobernante” en Jerusalén o fue el “espíritu de Jesús”?

Como puede verse por los pasajes de arriba, fue el Espíritu de Cristo el que dirigió el trabajo de predicación de los cristianos del primer siglo, ¿pero qué acerca de los pasajes que algunas sectas miran por apoyo de su opinión de un Cuerpo Gobernante en Jerusalén? En Hechos 15, Pablo y Bernabé se acercaron a los apóstoles y a los ancianos en Jerusalén para decidir una disputa que envolvía la circuncisión de personas no judías cristianas, y en Hechos 16:4, Pablo y Silas entregaron los “decretos” que los apóstoles y los ancianos en Jerusalén habían determinado.
.
¿Prueba esto que un Cuerpo Gobernante existió en Jerusalén? No, no lo prueba en absoluto. Si consideramos cuidadosamente Hechos15:1-2, veremos que la disputa había surgido cuando hombres del área de Jerusalén (i.e., Judea) habían bajado para la congregación en Antioquía y habían proclamado que estos creyentes necesitaban estar circuncidados según la costumbre judía. ¿Es acaso sorprendente de que ellos fueron para Jerusalén a decidir la disputa que habían causado hombres de esa área? En Hechos 16, estos “decretos” que Pablo y Silas entregaban tuvieron que ver con la decisión que justamente había sido alcanzada concerniente a la circuncisión. No hay indicación que estos “decretos” implicaron algún otro asunto. Así, vemos que no hay base para el reclamo de que una “organización” es necesaria para conducir al pueblo de Dios hoy.

LA SECTA DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ: LA PALABRA -DEDICACION-

¡Lo que la Watchtower reconoce!

Es interesante notar que en el pasado la Atalaya ha reconocido que la palabra "dedicación" con respecto a dar de uno mismo exclusivamente a Dios no se encuentra en las Sagradas Escrituras. Y que ni se relacionó con el bautismo ni con llegar a ser un discípulo de Cristo. La Atalaya, 15 de mayo, 1952, página 315 (edición en inglés), bajo el artículo de estudio "Dedicación para vida en el Mundo Nuevo", dice:

Buscando entre las Sagradas Escrituras Griegas Cristianas no encontramos ya sea la palabra dedicación o la palabra consagración usadas para designar este paso de darse uno mismo exclusivamente para Dios a través de Jesucristo. Al leer de los adoptadores antiguos de la Cristiandad meramente encontramos que se dice que creyeron o ejercitaron fe. La fórmula que aquellos usaron para instar a las personas a adoptar el Cristianismo fue, “Arrepentíos y convertíos,” o, “Arrepentíos y vuélvanse.” También, “Arrepentíos y sed bautizados”. En vista de esta evidencia, ¿por qué los más de los Testigos de Jehová consideran su bautismo como una dedicación a Jehová a través de una organización visible?

No dejen de visitar mi blog exclusivo contra los Testigos de Jehová en:

www.lavasori.wordpress.com

LA PLENITUD DEL PECADO Y DE LA MALDAD

Por Javier Rivas Martínez (MD)
.
En la Biblia no encontramos nada que diga y que dé a entender con literalidad que el hombre es portador de "un gran vacío en el corazón" por razón del pecado y que necesita de Cristo para poder "llenarlo de amor, paz y felicidad". Eso es una gran falsedad, una mentira excelsa que se ha extendido con notable fuerza y convicción en los círculos evangélicos, por la ignorancia que existe dentro de éstos. Poéticamente, sería aceptable, teológicamente, insostenible.

En el principio de los tiempos, Dios creó al hombre puro y santo. En esa época de paradisíaco mundo, la vergüenza, la maldad y la malicia no eran inherentes a su naturaleza sino que era tan límpida y diáfana como el más fino cristal cortado; no había conflictos de índole alguno en su mente como hoy los tenemos los seres humanos del mundo, aún los rescatados por la sangre del Cordero y trasformados por la Palabra de Señor. Había una perfecta comunión entre el Hacedor y él, y su estado psíquico era calmo y bien equilibrado, pero por desgracia, por propia voluntad, por ser un agente libre y animado por la traicionera y maligna seducción de Satanás, se rebeló contra Dios para pecar y morir, no sólo espiritualmente, sino también de modo físico. El hombre no murió de modo rápido, al instante de pecar, "ipso facto", porque Dios en su misericordia y bondad habría de redimir más tarde a quiénes habrían de creer en su Hijo Jesucristo, en el futuro, en el tiempo de la Gracia (Gn.3:15; Jn.3:16), y queda claro, según las palabras del apóstol Pablo, e inspiradas por el espíritu santo, que el pecado entró al mundo por un hombre y así el pecado y la muerte a todos los hombres además (Ro.5:12, 17, 18-19; 1 Co.15:21).

Realmente la prueba fue simple para el hombre en el Huerto del Edén: Dios le advirtió de no comer del árbol del bien y del mal, porque habría de morir con seguridad (Gn.3:1-8).

Eva no ignoraba como Adán de los resultados nefandos por la desobediencia; de todos modos, sin importarle poco, desafió deliberadamente y sin inocencia la soberanía de su Hacedor, desconfiando de Él y creyendo más a la Serpiente que la engañó con astucia, cediendo al apetito de la carne y los deseos de los ojos, por la ambición a un conocimiento a la que no estaba predestinada, fuera de su alcance por Voluntad Divina (ver también 1 Jn: 2:16):

"Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella" (Gn.3:6).

A partir de ese momento, el "ser" del hombre, su "haber" o "existir", su constitución que lo definía como una persona completamente espiritual , fue "llenado", saturado con toda plenitud, por la esencia mortal del pecado al desobedecer a Dios, para corromperse y degradarse en él su naturaleza original que era inmaculada. De esa manera habrían de manifestarse en el resto de los seres humanos más tarde (porque sin excepción, todos ellos son concebidos en pecado, no habiendo ninguno justo ni bueno hasta el día de hoy) las maldades e iniquidades potenciales en virtud del «peccatum originale originatum»:

"He aquí, en maldad he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre" (Sal.51:5).
"Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; No hay quien entienda. No hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno. Sepulcro abierto es su garganta; Con su lengua engañan. Veneno de áspides hay debajo de sus labios; Su boca está llena de maldición y de amargura. Sus pies se apresuran para derramar sangre; Quebranto y desventura hay en sus caminos; Y no conocieron camino de paz. No hay temor de Dios delante de sus ojos" (Ro.3:10-18).

Por la entrada del pecado al mundo, el desastre fue universal y las consecuencias vinieron a darse en un amplio y devastador alcance. Ahora el hombre, porque el pecado es parte de sí mismo como ya dijimos atrás, se enferma y pude morir. Ese es el castigo por el pecado (Ro.6:23).

Dios dijo con advertencia enfatizada a Adán que si desobedecía volvería al polvo de la tierra donde fue creado (Gn.3:19); pero al fallarle a Dios, no sólo aseguró su retorno al polvo de la tierra cuando muriera, sino que la misma tierra de donde fue tomado sería maldita por su alevosa rebelión (Gn.3:17-19), así como el resto de la creación (Ro.8:21).

La idea equivocada de que el hombre posee un "gran vacío en el corazón" está determinada desde una base absolutamente subjetiva del pensamiento en un considerable número de ovejas de las congregaciones llamadas cristianas y promovida en gran parte por sus líderes espirituales que se han encargado de regarla como "agua sobre la mesa", "como pólvora sobre el piso" (tiene el hombre un enorme "vacío" dentro de él y por tal razón se siente "vació, piensan). Ese "estar vacío" es un anti-escriturario concepto de las emociones inestables y mal logradas, de las emociones desequilibradas, que se originan por trastornos psicológicos en la mente pecadora y caída de las personas en general. Así que en realidad, esa "desagradable sensación" es provocada por el remordimiento, por la angustia y culpa desmedida, producidas también por la incapacidad de las personas para gobernar sus vidas correctamente, llevándolas, en alguna forma, al fracaso, y todo, por efecto del pecado que reboza en el corazón de cada una de ellas.

El hombre no puede estar "vacío" de ningún modo, al contrario, el Señor Jesucristo expone que del corazón del hombre salen una variedad inmensa de perversidades (Es decir, está lleno de ellas), y conocemos que el pecado es que les ha dado estructura y vigencia:

"Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez. Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre" (Mt.7:21-23).

Por otro lado, Pablo escribe también que el hombre está atestado de iniquidades y de otras más malignidades:

". . . estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades. . ." (Ro.1:29).

Pablo les llama a estas malignidades o maldades evocadas por causa del pecado, "las obras de la carne":

"Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios" (Ga.5:20-21).

Las personas no necesitan llenar su vida de Cristo para llenar ese supuesto "vació" que los ahoga de culpa y de ansiedad, de remordimientos y de depresión. Lo que necesitan es de la Palabra de Dios para que puedan salvos por medio de Jesucristo, para que sean libres de ideas y pensamientos terrenales oscuros y errados que abaten sus emociones, de doctrinas religiosas torcidas y de malos hábitos y conductas carnales y aberrantes que ofenden a Dios:

«…y conoceréis la verdad (La Palabra de Dios), y la verdad os hará libres» (Jn.8:32).

Requieren de una nueva forma de vida, en Cristo, como nuevos hombres, como nuevas criaturas, andar como Cristo caminó en el mundo para agradar a Dios, en una renovación mental que es francamente espiritual:

"El que dice que permanece en él debe andar como él anduvo" (1 Jn. 2:6).

"De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas" (2 Co. 2:17).

"En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad" (Ef.4:22-24).

De esta única manera podrán encontrar infinita paz, y abrigarán con confianza una esperanza para vida eterna gloriosa, a pesar de la las agitadas y turbulentas marejadas y de las recias e impetuosas tormentas que puedan enfrentar en este mundo perverso y caótico que pasará, un día, ya no tarde.

Dios les bendiga siempre, hermanos y amigos míos.

El ÁNGEL DE YAHWEH

La Biblia ciertamente nos habla del “ángel de Jehová” que hablaba a los siervos de Dios en el AT. El Apóstol Pablo, sin embargo, nos dice en Hebreos lo siguiente: “Dios (no Jesucristo), habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas (AT), 2 en estos postreros días (NT) nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo;” (Heb.1:1,2). Así que fue Dios, y no su Hijo, quien habló a los padres por los profetas en el AT. Y nótese que lo hizo de muchas maneras, incluyendo seguramente la de un ángel, “El Ángel de Jehová”. Luego, Pablo es enfático al decir que en los postreros días, que empezaron en sus tiempos, nos ha hablado por Su Hijo. Esto quiere decir que antes de los últimos días el Hijo no habló a ningún humano.

Podemos afirmar que algunas de las numerosas manifestaciones del “ángel de Jehová” en las Escrituras parecen ser lo que se conoce por teofanías. Por ejemplo, La Biblia nos dice que el ángel de Jehová se apareció al profeta Moisés en la zarza ardiente, pero después dice que Dios habló con Moisés en aquella ocasión (Éxodo 3; Hechos 7:30-38). También el ángel de Jehová se le presentó a Agar, la esclava, y habló como si fuera Dios mismo, y ella se dirigió a él como Dios (Génesis 16:7-14). Si leemos Éxodo 13:21 veremos que dice que Jehová iba delante del pueblo de Israel en una columna de nube, mientras que Éxodo 14:19 nos informa que el ángel de Dios estaba con la columna de nube. El ángel de Jehová se le apareció a Israel en Jueces 2:1-5 y habló como si fuera Dios mismo. Jueces 6:11-24 describe la apariencia del ángel de Jehová a Gedeón y luego dice que Jehová miró a Gedeón. Nuevamente, el ángel de Jehová apareció a Manoa y a su esposa, y ellos creyeron que habían visto a Dios (Jueces 13:2-23).

Otras visitas del ángel de Jehová no señalan si eran manifestaciones de Dios mismo o no, aunque la gente supone a menudo que lo eran. Algunos ejemplos son las aspectos a Abraham en el Monte Moría y a Balaam (Génesis 22:11-18; Números 22:22-35). A veces el ángel de Jehová claramente no es una manifestación de Dios. Algunos ejemplos son las apariencias a David y a Zacarías (I Crónicas 21:15-30; II Samuel 24:16; Zacarías 1:8-19). El ángel del Señor en el Nuevo Testamento supuestamente no es más que un ángel, y por cierto que no es Jesucristo, el Hijo de Dios (Mateo 1:20; 2:13; 28:2; Hechos 8:26).

Al estudiar todos estos versículos de la Biblia, algunos sostienen como vehemencia más que con razón que el ángel de Jehová siempre es una manifestación directa de Dios. No obstante, algunas de las instancias citadas arriba no apuntalan esta idea y dos de ellas realmente la contradicen a raja tabla. Otros cristianos afirman, sin embargo, que el ángel de Jehová es en algunos casos una manifestación de Dios, y en otras definitivamente no. Esta segunda idea parece armonizar con la Biblia.

Una tercera idea, no obstante, es que el ángel de Jehová nunca es Jehová, sino un ángel literal. Para fundamentar esta última idea, uno destacaría que los ángeles son portavoces, mensajeros, y agentes de Dios. Es decir, esta idea contiende que es correcto decir que “el Señor dijo” o “el Señor hizo” aunque El lo dijo o lo hizo mediante la agencia de un ángel. Bajo este criterio, una descripción de un hecho de Dios en la narración de una apariencia angelical es simplemente una forma de decir en breve que Dios obró a través del ángel. Ya que los escritores bíblicos esclarecen al principio de los relatos que un ángel era el agente directo, no tiene que existir ninguna incertidumbre o divergencia. En esta idea, las personas que reconocieron la visita de Dios o estaban equivocadas en su creencia que habían visto a Dios mismo, o, más razonablemente, reconocieron que Dios estaba usando un ángel para hablarles y entonces se dirigieron a Dios mediante el ángel. Hay otra forma de armonizar esta tercera idea con los versículos de la Escritura que identifican al ángel de Jehová con Jehová mismo: a saber, que el ángel apareció visiblemente, pero que el Señor también estaba presente invisiblemente. Entonces, las referencias al Señor como actuando o hablando podrían significar literalmente el Señor y no el ángel.

En resumen, es innegable que el ángel de Jehová en el Antiguo Testamento no era siempre el Señor mismo. Una persona puede sostener plausiblemente que el ángel de Jehová jamás era una teofanía real, pero no puede sostener con seriedad que el ángel de Jehová era siempre una teofanía. La explicación más sencilla es que la frase, “el ángel de Jehová,” a veces se refiere a una teofanía de Dios pero en otras ocasiones denota nada más que un ángel ordinario.

Un erudito trinitario resume la idea predominante de la siguiente manera:

“En el Antiguo Testamento el ángel de Jehová podría ser solamente un mensajero de Dios (la misma palabra hebrea significa mensajero), distinto de Dios mismo (2 Samuel 24:16), o podría ser identificado con el Señor mismo hablando de Sí mismo . . . el hecho de que Dios no puede ser ilustrado con claridad es típico de las teofanías del Antiguo Testamento . . . Dios tiene la libertad de mostrar Su presencia, al mismo tiempo que los humanos tienen que ser protegidos de Su presencia inmediata.”

www.yeshuahamashiaj.org
www.elevangeliodelreino.org
Loading...