Datos personales

Médico Internista e Intensivista, y estudioso de las Santas Escrituras (La Biblia), y un predicador incansable del verdadero monoteísmo bíblico, y sobre todo, del mensaje o evangelio del Reino de Dios, que es la única esperanza que tiene este mundo para sobrevivir a su destrucción total.

domingo, 27 de abril de 2008

CONSEJOS OPORTUNOS PARA MILES DE TESTIGOS DE JEHOVÁ DESANIMADOS

Por Mario A Olcese, ex Testigo de Jehová

Estoy al tanto de los miles de “Testigos de Jehová” en todo el mundo que están decepcionados de su “organización teocrática” al ver tanta contradicción y engaño por parte del cuerpo gobernante o llamado también”esclavo fiel y discreto”. Comprendo que muchos de ellos no desean abandonar aún su congregación porque no saben a dónde ir, o porque temen ser repudiados por amigos y parientes que están dentro de la organización. Incluso muchos jóvenes que son todavía dependientes de sus padres, temen salirse del culto porque estarían en juego sus tres comidas, sus estudios, y su hogar que los cobija. Realmente es traumática la situación de todos estos “Testigos” en todo el mundo, los cuales deben simular una fidelidad que no sienten hacia una organización que los ha decepcionado y que los coarta, meneando constantemente una espada de Damocles en caso de que se decidan abrir sus bocas más allá de lo permitido para exponer sus desacuerdos ante otros hermanos de la feligresía.

No hace mucho me escribió un joven peruano de 23 años y que es un “Testigo de Jehová” bautizado, e hijo único de padres también “Testigos de Jehová” recalcitrantes. Él me confesó que por fin llegó a la conclusión de que Cristo volvería en persona en una fecha que nadie puede saber, sino sólo el Padre celestial. Que estaba convencido de que las dos clases de “Testigos” (terrenal y celestial) que propugna el “esclavo fiel y discreto” no tiene una base sólida en las Escrituras, y que esta doctrina nació de una pésima interpretación de las llamadas “otras ovejas” de Juan 10:16. También me dijo que habiendo escudriñado Romanos 8 con mucho cuidado, y Hechos 2, comprendió por fin que su bautismo le otorgaría el regalo del Espíritu Santo y tendría así acceso a la familia de Dios como hijo, y como hermano de Jesús, y en consecuencia, se convertiría en un miembro del cuerpo de Cristo de manera automática. Su angustia era tal porque sabía que los ancianos de su congregación jamás le aceptarían con sus “nuevas” convicciones, y al mismo tiempo temía “romper” el corazón de sus padres si tomaba la decisión de salirse, pues sabía que la organización no le aceptaría una renuncia voluntaria y procedería más bien a expulsarlo públicamente como apóstata frente toda la congregación a la cual también sus padres asistían regularmente. Este dilema lo tenía a este joven muy angustiado obviamente, y este problema continua siendo un verdadero tormento en su vida, ya que él ama a sus padres con todo su corazón y no desea herirlos.

Mi humilde pero eficaz consejo para estos jóvenes que están convencidos de que su organización está errada en muchas doctrinas es que busquen el momento propicio para conversar con sus padres de sus profundas y verdaderas convicciones religiosas, y con la Biblia en la mano les muestren a ellos lo que han descubierto y aceptado como la verdad.

Ahora bien, los padres “Testigos de Jehová” están convencidos de que si sus hijos se apartan de la “organización de Jehová” se perderán irremediablemente en el mundo y finalmente serán destruidos por Jehová Dios en el Armagedón. Y aunque esta idea es una falacia total, y un invento maquiavélico del “cuerpo gobernante” para controlar a sus seguidores, un apartamiento de los hijos de una fe en común podría provocar una profunda angustia a los padres. Pero si el joven conversa con sus padres, no para decirles que ya no cree en la Biblia, sino para manifestarles que ya no cree en determinadas interpretaciones del “esclavo fiel y discreto”, y que más bien ahora han abrigado una nueva convicción bíblica, entonces el trauma que sentirían los padres sería probablemente menos doloroso. Debemos comprender que los padres aman a sus hijos y quieren todo lo mejor para ellos, lo cual es muy natural. Pero los padres que aman a sus hijos también sabrán escucharlos con respeto, y con amor aceptarán sus decisiones, porque finalmente nadie puede imponer a ninguno una religión y una serie de dogmas o doctrinas que no se logran entender. Si los padres pueden aceptar de buena gana la profesión que deciden seguir sus hijos, ¿por qué no podrían hacer lo mismo con la religión que decidieron seguir? El amor genuino, según Pablo, no se irrita y se goza en la verdad. Esta definición de lo que es amor cristiano debería ser suficiente para que los padres no se irriten con sus hijos cuando ellos son sinceros o veraces al contarles lo que sienten y creen con respecto a su fe religiosa y sobre otras cosas. Al contrario, deberían gozarse por la veracidad de sus hijos, por confiar en ellos como padres para comunicarles lo que sienten y creen en su corazón. Pero desgraciadamente el malvado “cuerpo gobernante”, que es un verdadero esclavo malo, está siempre listo para golpear a sus consiervos. Ellos manipulan a las familias y lavan los cerebros de sus seguidores para mantenerlos en sus filas a base de temores a futuros castigos de parte del Altísimo si osaran salirse de la “organización de Jehová” y del “arca de salvación”. Maquiavélicamente el esclavo malo (El Cuerpo gobernante) ha dividido amigos, hermanos, padres, hijos, hermanos, tíos, abuelos, etc, con la expulsión de los desertores “apóstatas”.

Hay también casos en que jóvenes “Testigos de Jehová” han sido expulsados de la “organización de Jehová” por el simple hecho de haberse enamorado de alguien que no es “Testigo de Jehová”. Y aunque aparentemente es mejor casarse dentro de una misma fe, ello no garantiza necesariamente un matrimonio exitoso. He sabido de muchos “Testigos de Jehová” que se han casado con su pareja dentro de la fe y finalmente han terminado divorciándose. Y no hace mucho una señora que fue expulsada por haberse casado con un señor no “Testigo”, me escribió para contarme que era muy feliz en su matrimonio, ya que ella y su esposo eran fieles a Dios y al estudio de la Biblia, y que juntos oraban siempre al Padre celestial, y se reunían regularmente con otros creyentes para alabar al Señor”. Así que, acá hay un caso—y no es el único—donde un “matrimonio mixto” resultó en una hogar cristiano donde se goza del verdadero amor y libertad que viene del Altísimo. Así que mi consejo para alguien que se enamore de uno que no es de su religión, es que converse con su pareja primero para saber qué piensa de Dios y de la Biblia, y si él (o ella) realmente siente que es importante la fe cristiana para una vida feliz, independientemente de quien la enseñe. Lo importante es que uno encuentre a alguien que también se interese por las cosas espirituales, que respete los mandatos divinos, y para eso no se requiere ser “Testigo”, “mormón”, católico” o adventista”, se requiere ser cristiano, y estar muy identificado con el Señor de un modo personal.

Y la verdad es que dentro de los “Testigos” la tasa de divorcios no es menos alta que en las otras religiones, porque sencillamente las parejas no se han preparado para afrontar los retos que este compromiso implica. El ostracismo que sufren ciento de miles de “ex Testigos” por haberse atrevido a desafiar al “esclavo fiel y discreto” es una señal clara de que los líderes de esta secta son verdaderos hijos de las tinieblas, una verdadera clase de “esclavo malo” que maltrata a sus consiervos. En cambio Jesús habló que sus verdaderos discípulos se conocerían por el amor genuino entre ellos. Desgraciadamente ese amor genuino no sólo no existe entre la cúpula y la feligresía sino entre los mismos miembros, ya que aquellos que uno supone son tus hermanos en la fe te pueden dar la espalda y denunciar ante los ancianos si muestras señales de “apartamiento de la verdad”. El temor de abrir la boca más de la cuenta está siempre latente entre los “Testigos de Jehová”.

Mi consejo para aquellos “Testigos” bautizados que no están contentos con su fe “Watchtoweriana” es que se aparten de la sociedad poco a poco, y desaparezcan de la congregación sin dar razones para ello a nadie, sino sólo a los verdaderos amigos. Con el tiempo la congregación se olvidará de usted y los ancianos no procederán a ejecutarlo con una ignominiosa expulsión, pues sepa que si usted presenta una carta de renuncia, de todos modos le echarán como un apóstata apestoso.

Sé que muchos “Testigos” creen que yo (Apologista) soy un hombre resentido y amargado contra la “organización de Jehová”. ¡Nada más falso! Al contrario, soy un hombre muy feliz y dichoso, ya que por fin tengo la libertad que no gozan ellos para escribir y tener mi sitio web donde puedo exponer mis creencias personales y mis “descubrimientos” bíblicos según me lo revela el Espíritu de Dios. Sólo el Espíritu de Dios nos guía a la verdad, Espíritu que carecen millones de “Testigos” de la clase terrestre, y a quienes la clase celestial ha relegado a un segundo plano y les ha negado el Espíritu Santo, sin darse cuenta de que ellos mismos carecen de él. Una organización que ha convertido a millones de “Testigos” en “robots”, en repetidores paporreteros sin discernimiento propio. A toda la feligresía se le ha negado pensar por sí misma, y se le ha prohibido leer otra literatura que no sea la producida por “el cuerpito” ése de Brooklyn, NY.

Cuando ellos salen a predicar, esperan ser escuchados y que lean sus libros y revistas. Pero cuando uno quiere darles literatura que no provienen de sus imprentas, simplemente las rechazan sin titubear. Así proceden ellos. Quieren ser oídos, pero no oír. Les gusta enseñar a otros pero no que se les enseñe. ¿Es que temen acaso descubrir que están en el error? Si están en la verdad, ¿por qué se rehúsan entonces a escuchar los puntos de vista de otros con paciencia? Realmente deja mucho que desear la conducta de los “Testigos”. Pero esta conducta fanática e intolerante se repite en casi todos los movimientos religiosos: Católicos, mormones, adventistas, o evangélicos. Aunque es más marcado en los así llamados cultos, donde el líder o un grupúsculo de líderes maneja toda la organización.

Jóvenes “Testigos” no sigan tampoco el consejo de sus líderes de no estudiar una profesión para defenderse en la vida. Ustedes tienen que prepararse para poder mantenerse, y a su futura familia, si deciden casarse. He visto cientos de jóvenes y adultos “Testigos” tener serios problemas para salir adelante sin una profesión. El fin de este mundo malo puede venir mañana, o dentro de mil años…¡eso no lo sabe nadie! Desde el siglo I los cristianos ya creían que vivían en la última generación, y Cristo no volvió a la tierra. Mientras tanto, prepárense para la vida, y no crean en las profecías fracasadas del “Cuerpo Gobernante” que anuncian el fin para dentro de unos pocos años. Ese cuento ya tiene más de ciento veinte años desde que Russell empezó con sus desdichadas profecías del fin.

Y finalmente jóvenes “Testigos”, lean por su cuenta comentarios de la Biblia de eruditos bíblicos diplomados y con post grado, ya que de ellos pueden venir interpretaciones Escriturarias más precisas y acertadas. Recuerden que ninguno de los miembros del “Cuerpo Gobernante” tiene una educación formal en teología, y ninguno sabe ni pío de Griego y Hebreo. ¿Confiarían ustedes su salud a un enfermero, o más bien a un médico calificado con muchos años de estudio y experiencia? ¡Ustedes necesitan consultar! Y cuanto más consulten a diferentes eruditos, mejor resultado obtendrán. Es como una junta de médicos. Lo que opinen sobre una enfermedad una junta de médicos, mejor será el tratamiento a seguir, y mejor será el resultado que obtendrá el paciente. Si se encierran en los libros producidos por la WT, más limitado será su entendimiento de la Biblia. ¡Así de simple es la cosa! Su Servidor,

Apologista

Más información sobre los “Testigos de Jehová” en:

http://www.elevangeliodelreino.org/

http://www.yeshuahamashiaj.org/ (Inglés y Español)

Loading...