Datos personales

Médico Internista e Intensivista, y estudioso de las Santas Escrituras (La Biblia), y un predicador incansable del verdadero monoteísmo bíblico, y sobre todo, del mensaje o evangelio del Reino de Dios, que es la única esperanza que tiene este mundo para sobrevivir a su destrucción total.

lunes, 18 de agosto de 2008

QUE PASA CON LOS LIDERES CRISTIANOS?

Hay una distancia muy grande entre los líderes cristianos de los evangelios y el libro de los Hechos, con respecto a los líderes cristianos de hoy.
.
Aun hay cantidad de libros que enseñan el liderazgo desde el punto de vista sociológico y sicológico, pero no desde el punto de vista de lo que la Biblia dice.
1. Jesús dice en Mateo 20:26-28:

Entonces Jesús, llamándolos, dijo: Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. 26Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, 27y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; 28como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.[1]

Pero los llamados “apóstoles”, “profetas” y “pastores” de hoy quieren ser grandes delante de los demás; quieren ser servidos y no viven para servir; quieren ser los primeros y han quitado de su vocabulario la palabra “siervo”

¿Acaso no vemos claramente lo que la Biblia dice? ¿No hemos adoptado el concepto de “las naciones” de lo que es un líder? ¿No es el abuso de autoridad que ha caracterizado en este último tiempo al líder cristiano? Cuando ahora se llega a ser apóstol, llega a ser inaccesible. Ya no tiene tiempo para ser el consejero, amigo, cercano que otro tiempo lo fue. El líder de hoy ha perdido el concepto de siervo.
.
Quiere ser el más grande y primero sin ser SIERVO, SERVIDOR y eso es imposible.
Pablo dice en 1ra Corintios 3:5-9:

Qué, pues, es Pablo, y qué es Apolos? Servidores por medio de los cuales habéis creído; y eso según lo que a cada uno concedió el Señor. 6Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios. 7Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento. 8Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor. 9Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios.[2]
.
Pero los líderes de hoy todo el tiempo están hablando de su propio nombre; están hablando de su ministerio personal; se exaltan por encima del Señor. No permiten que nadie crezca, porque quieren ser la única e infalible autoridad (¿y nosotros criticamos al “papa”?), y creen que la Iglesia y las ovejas son de ellos cuando en realidad, todo es del Señor.

Los líderes son COLABORADORES DE DIOS, no dueños de la obra, de la Iglesia y las ovejas. Las Iglesias se han transformado en “pequeñas empresas familiares”, donde todo se “cocina” en familia. Esto es de desagrado para Dios. Lo peor que podemos hacer con Dios es TOCARLE O QUITARLE LO QUE ES SUYO: SU GLORIA Y SU IGLESIA. ¡!!!

1. Pablo dice en 1ra Cor 1:12-13; 3:4 :

Quiero decir, que cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo; y yo de Apolos; y yo de Cefas; y yo de Cristo. 13¿Acaso está dividido Cristo? ¿Fue crucificado Pablo por vosotros?¿ De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo. 2Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía, 3porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres? 4Porque diciendo el uno: Yo ciertamente soy de Pablo; y el otro: Yo soy de Apolos, ¿no sois carnales?

Los líderes de hoy están DIVIDIDOS y fomentan la unidad con quien ellos quieren o tienen sus intereses. Continuamente se desacreditan unos a otros; no apoyan ninguna actividad de otro líder, o que sea de unidad del cuerpo de Cristo. Dedican todo su tiempo a ellos y a “su” Iglesia, y a “su” ministerio, y cuidan “su” dinero o mejor dicho “su” empresa. La unidad es pérdida de tiempo y nunca quieren ser ministrados por otros. ¿Acaso no leemos la Biblia? ¿Y la gente de las Iglesias? ¿Por qué son tan fanáticos solo de su pastor y no ven a otros siervos como ungidos también? HEMOS GUIADO MAL A NUESTRA GENTE Y DIOS ESTA BIEN ENOJADO ¡!!!

1. Pablo dice en 1ra Timoteo 3:2-7:

Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar; 3no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro; 4que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad 5(pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?); 6no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo. 7 También es necesario que tenga buen testimonio de los de afuera, para que no caiga en descrédito y en lazo del diablo

Los líderes de hoy no conocen la palabra “irreprensible”, que significa “nada que reprender en él, es decir, íntegro”. Algunos tuvieron más que una mujer; otros son autoritarios, sin amor. No son nada hospedadores; codician ganancias “deshonestas”, manipulando y abusando de las ofrendas; llenos de avaricia; hasta hacen grandes ofrendas, pero para su propio ministerio haciéndose pasar por “dadivosos”, pero las ofrendas vuelve para ellos. ¿Por qué no hacen ofrendas para otras Iglesias y ministerios? Eso es casi imposible ¡!! No cuidan la Iglesia, sino que la gobiernan, cuando la Biblia dice que el pastor GOBIERNA su casa, pero CUIDA la Iglesia. Hay una gran diferencia entre CUIDAR Y GOBERNAR. En la Iglesia el que gobierna es Dios, no el pastor. Muchos, envaneciéndose, han caído en la condenación del diablo. ESTO DICE LA PALABRA, NO YO.

¡Dios está cambiando el concepto de líder! Cada vez más, estamos volviendo a los principios originales del evangelio ¡Una nueva generación se está levantando de verdaderos SIERVOS de Dios que han dejado todo por vivir como le agrada a Dios y guiar a la Iglesia de Cristo a la meta que Dios quiere!

[1]Reina Valera Revisada (1960), (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998.

[2]Reina Valera Revisada (1960), (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998.

SECTAS DESTRUCTIVAS: EL CONCEPTO DE SECTA


A esto podemos añadir la opinión de un especialista en sectas, Pepe Rodriguez [para su biografía pulsa AQUÍ] En su libro El poder de las sectas identifica a este grupo como 'una secta destructiva'.Pero ¿qué es una secta destructiva? Nota lo que indica en su web :"Qué es secta:El término «secta», etimológicamente apareció alrededor de los siglos XIII-XIV y parece basarse en la raíz latina sequor —que significa «marchar detrás de», «tomar por guía a», eso es, seguir las doctrinas u opiniones de alguien—, en secedo —«apartarse», «alejarse»—, o en la derivación seco secui sectum —«cortar», «trinchar», «partir», «amputar» o «mutilar»—. Una vieja discusión académica clásica ha pretendido diferenciar entre secta e Iglesia enfrentando una a la otra. Así, Max Weber definió una Iglesia como una institución de salvación que privilegia la extensión de su influencia, mientras que una secta es un grupo contractual que pone el acento sobre la intensidad de vida de sus miembros.
--------------------------------------------------------------
Ernst Troeltsch, siguiendo la senda de Weber, subrayó que una Iglesia, para extenderse, está dispuesta a adaptarse a la sociedad y adoptar compromisos con los Estados, mientras que una secta, por el contrario, se coloca separada respecto de la sociedad global y tiende a rechazar todo lazo con ella e incluso el diálogo; dado que una secta también adopta esta actitud con respecto al resto de religiones, Troeltsch propuso que la presencia o no de sentido ecuménico podría ser un criterio válido para diferenciar entre Iglesias y sectas. Sin embargo, hace mucho ya que los sociólogos de la religión no admiten como correcta esta dicotomía Iglesia/secta en nuestra sociedad moderna.Si cuando buscamos alguna etiqueta con la que denominar a las «sectas» pretendemos diferenciar conceptualmente las sectas socialmente aceptables de aquellas que —por motivos diversos y, en cualquier caso, ajenos a los puramente ideológicos— no lo son, resulta indiscutible que en algunos grupos encontramos una incidencia negativa y lesiva —de intensidad variable— sobre la personalidad, relaciones sociales y patrimonio de sus adeptos, que resulta demasiado fuerte y evidente para ser ignorada, aunque no es menos cierto que esos mismos grupos también aportan una serie de efectos beneficiosos a sus miembros.
----------------------------------------------------------------------------------------
La definición de «secta destructiva» (SD) propuesta por este autor en 1982 es suficientemente operativa y permite diferenciar, al menos, entre dos grandes grupos de «sectas»: las que presentan comportamientos lícitos y aceptables —según los valores y normas mayoritarios de una determinada sociedad en un momento histórico concreto— y las que mantienen dinámicas estructurales más o menos abusivas, ilícitas —o delictivas— y patógenas. Este calificativo no pretende tanto etiquetar a grupos concretos como identificar dinámicas grupales muy específicas; así, SD será sinónimo de «sectarismo destructivo» antes que de «secta destructiva», eso es de un conjunto de comportamientos que pueden darse tanto en grupos reconocidos —eso es estigmatizados— socialmente como «sectas», como en otros que no son identificados ni identificables como tales.
----------------------------------------------------------------------------------
Desde este planteamiento inicial, proponemos reconocer lo que hemos dado en llamar SD basándonos en tres tipos de actuaciones lesivas: en el ámbito psicológico, en el social y en el jurídico. Así, pues, para identificar a grupos o dinámicas grupales de riesgo podremos basarnos en la definición siguiente: Una «secta destructiva» (SD) será todo aquel grupo o dinámica grupal que, en su proceso de captación y/o adoctrinamiento, utilice técnicas de persuasión coercitiva que propicien la destrucción (desestructuración) de la personalidad previa del adepto o la dañen severamente. El que, por su dinámica vital, ocasione la destrucción total o severa de los lazos afectivos y de comunicación efectiva del sectario con su entorno social habitual y consigo mismo. Y, por último, el que su dinámica de funcionamiento le lleve a destruir, a conculcar, derechos jurídicos inalienables en un Estado de Derecho.Volviendo al fondo de la pregunta: se puede estar en contra de las "sectas destructivas" (que son las dinámicas más patológicas y manipuladoras), pero sin estarlo contra las "sectas" y "religiones". O se puede estar a favor o en contra de lo que a uno le de la gana, que por algo tenemos libertad ideológica. Pero no debe confundirse el continente con el contenido, eso es el jarrón (estructura organizadora) con el agua (creencias y actuaciones). Los abusos que se critican en las sectas también suelen darse en las religiones, pero los encontramos también es muchos otros ámbitos sociales. Lo lógico, en cualquier caso, sería estar en contra de los abusos en sí mismos con independencia del lugar donde ocurran. Una estafa o una coacción son igualmente reprobables y perseguibles ya se den en una secta, religión, partido político, universidad, comercio, grupo de amigos, asociación de amantes del canario... El problema no está tanto en las etiquetas o en las estructuras (aunque las haya de más o menos riesgo), sino en los comportamientos, y éstos deben individualizarse para cada caso."
----------------------------------------------------------------------
¿Son los Testigos de Jehovà una secta? click
AQUI
geovisit();
Loading...