Datos personales

Médico Internista e Intensivista, y estudioso de las Santas Escrituras (La Biblia), y un predicador incansable del verdadero monoteísmo bíblico, y sobre todo, del mensaje o evangelio del Reino de Dios, que es la única esperanza que tiene este mundo para sobrevivir a su destrucción total.

viernes, 2 de abril de 2010

EL REINO DE DIOS: EL TEMA FAVORITO DEL EVANGELIO DE CRISTO

Por Sir Anthony F. Buzzard

Hagamos una reflexión rigurosa sobre la religión contemporánea. Es deber de todos los cristianos buscar e investigar la Biblia y compararla con lo que se conoce con “el nombre de Jesús” en nuestro tiempo. Nada podría ser más gratificante que algunos sondeen en profundidad lo que impulsó el ministerio de Jesucristo, a quien muchos reclaman como su salvador.

El Jesús de la Biblia se define por sus enseñanzas y sus títulos. Es, en primer lugar, “El Rey de los Judios.” El Jesús de la Biblia es el Rey de los Judios, el Mesías. Él es también el Hijo de Dios, con derecho a esa descripción a causa de su generación sobrenatural en el vientre de María (Lucas 1:35).

Jesús vino con un mensaje público, un mensaje del Dios de Israel por el que habló como un profeta – de hecho, el último profeta prometido por la Biblia hebrea (ver Deut. 18:15-18 y Hechos 3:22; 7:37 ). Jesús vino con un anuncio público sobre lo que nosotros, como raza humana, tenemos necesidad de creer y hacer, si queremos cumplir con los diseños y las intenciones del Creador para nosotros y todo el mundo. El Jesús de la Biblia estaba interesado en más que morir por los pecados del mundo, la parte esencial de su misión. La tarea primordial de Jesús fue predicar el Evangelio del Reino de Dios. El Reino de Dios es el título y el resumen completo de toda su obra. Para entender y responder a Jesús, tenemos que entender su mensaje del Reino. A continuación reproducimos del célebre Diccionario Hastings de la Biblia la descripción del Reino según lo informado por Mateo que documentó la obra de Jesús. Los datos recogidos en el artículo siguiente no son difíciles de entender. El erudito y estudioso de la Biblia de Oxford que escribió este resumen merece nuestro agradecimiento por su trabajo en profundidad sobre el corazón del Evangelio:

“El Reino – El tema central de la doctrina de Jesús [¿es ésta la doctrina central de las iglesias de hoy que dicen representar a Jesús?] fue la cercanía del Reino de los cielos. Con esto él comenzó su ministerio (4:17), y donde quiera que fuera él enseñó esto como buenas noticias [Evangelio] [Es justo preguntarnos: ¿Es esto verdad para mí y mi ministerio?]. El Reino que enseñó vendría, pero no en su vida. Después de su ascensión, él vendría como Hijo del Hombre en las nubes del cielo (16:27-28; 19:28; 24:30), y enviaría a sus ángeles para reunir a sus elegidos (24:31; 13:41) y luego se sentará en el trono de su gloria (16:27; 19:28; 25:31). Esto podría suceder inmediatamente después de la gran tribulación que acompaña a la destrucción de Jerusalén (24:29), pero sólo Dios sabe el día exacto y la hora (24:36) [esta es la prueba de que Jesús, como representante de Dios, no era Dios mismo, ya que no era omnisciente…no sabía el tiempo de su venida]. A continuación, los doce apóstoles se sentarán en doce tronos para administrar las doce tribus de Israel (19:28).

“Mientras tanto, él mismo tiene que sufrir y morir, y resucitar de entre los muertos. Y sus discípulos [hasta su venida] tendrían que predicar la Buena Nueva [Evangelio] de la venida del Reino (10:7; 24:14) [¿Alguien ha visto un tratado contemporáneo donde se define el evangelio en esos términos?] entre todas las naciones para hacer discípulos por el bautismo (28:19). El grupo de discípulos así adquirido naturalmente forman una sociedad vinculada por objetivos comunes (16:18; 18:17). Ellos serían distintos de la sociedad judía existente, porque los Judios, como pueblo, “los hijos del Reino”, es decir, los que deberían haber heredado el reino [note: no el cielo'] (8:12), definitivamente rechazaron el Evangelio (21:32, 42-43; 22:7). Por lo tanto, los discípulos del Reino formarían un nuevo Israel espiritual (21:43, ‘una nación’), que incluye a muchos que vendrían [a la vuelta de Jesús sobre las nubes del cielo] del este y del oeste [incluidos los patriarcas resucitados].

“En vista de las necesidades de este nuevo Israel de los discípulos de Cristo, es decir, de los verdaderos hijos del Reino (13:38), que estaban a la espera de su venida en las nubes del cielo, es natural que una gran parte de la enseñanza registrada en el evangelio se refiera a las condiciones requeridas en los que se esperaba entraran en el Reino cuando viniera [Aviso: no la esperanza de llegar al cielo al morir ']. Ellos todavía debían vivir en fidelidad a la revelación de Dios hecha en el Antiguo Testamento, que fue permanentemente válida… pero ellos debían buscar debajo de la letra de la Ley su significado espiritual. Su “justicia debía exceder a la de los fariseos,” porque iban a interpretar la Ley de Moisés en un sentido que lo haría de más largo alcance en sus efectos sobre la conducta que alguna vez antes (5:21-48)… En relación con sus semejantes, y que ellos debían cultivar la humildad y suprimir la auto-afirmación (18:1-14); y ejercer el perdón (7:1-5).”

Más información:

www.elevangeliodelreino.org

EL DIOS INCOGNOCIBLE DE LOS TRINITARIOS



La Doctrina de la Trinidad es imposible de entender para cualquiera que lo haya abrazado como una verdad revelada. Sin embargo, sabemos por Cristo mismo que conocerlo a él y a Su Padre íntimamente, es fundamental para obtener la salvación (Juan 17:3) así como la comprensión del mismo evangelio del reino (Rom. 1:16). De hecho, la Biblia nos dice reiteradamente que nuestra misma vida eterna depende del conocimiento de Dios, Su Hijo y de Su evangelio del reino.

Juan 17: 3 - Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado. Pero el monstruo 3 en 1 conjurado por la Trinidad es un ser incognoscible. La Trinidad es una verdadera confusión, y NO es de Dios, sino del diablo (ver 1 Cor.. 14: 33).

Teólogos y sacerdotes honestos admiten que no hay manera siquiera de "entender" la Trinidad. Ellos sostienen que la mente mortal no puede comprenderlo, sino sólo "comprender" algo de él, pero incluso eso es poco cuando la escritura afirma que nuestra misma vida eterna depende de conocerlo.

También creo que si hay una doctrina que debe entenderse completamente, debería ser aquella sobre el carácter y la naturaleza de Dios.

Si usted sabe algo sobre la historia del concilio de Nicea, también sabrá que los autores de este galimatías sabían realmente que lo que estaban esbozando era incomprensible.

Eso te lleva a otra pregunta problemática. Si los escritores/teólogos sabían que la Trinidad estaba más allá de la comprensión de los hombres, entonces, me pregunto, ¿cómo sabían que lo formularon estaba bien en primer lugar? Eso nos lleva a la parte final del argumento. Hay falta de pruebas espirituales de que esta doctrina es aceptada por Dios.

EL CAPELLAN DE LOS RICOS

Los Legionarios de Cristo han reconocido los crímenes de su fundador, Marcial Maciel, pero con ello ¿alcanzan la salvación?

RAYMUNDO RIVA PALACIO

El País.com

Con más de una década de retraso, llegó la disculpa de la orden de los Legionarios de Cristo a los mexicanos, tras admitir que su fundador Marcial Maciel sí era lo que por años se denunció -un pederasta? y, todavía peor, que vivió una triple vida como sacerdote católico y polígamo. “Estamos profundamente consternados y tenemos que reconocer que son ciertas las acusaciones contra el padre Maciel”, dijeron en un comunicado hace unos días, “por lo que no podemos mirar a su persona como modelo de vida cristiana sacerdotal”. Ya. La orden cremó su memoria en leña verde y, ¿todo se acabó? No es fácil borrar un largo túnel negro donde la defensa de Maciel tomó formas amenazantes, atacó los principios de libertad y provocó la furia de las clases más poderosas del país para defender a un sujeto del cual, ahora, se defienden con el silencio.

Durante lustros, el padre Maciel fue construyendo un imperio y un escudo protector. La clase más rica del país le entregó a sus hijos para que los educara y formara; algunos de ellos tomaron el camino del celibato, hubo familias que vieron con dolor cómo sus hijos e hijas se iban con Maciel al seminario, y políticos que lo buscaban por favores. Maciel no disponía de la gracia de Dios, pero sí la de su representante en la Tierra, el papa Juan Pablo II, que al darle acceso privilegiado a El Vaticano le entregó un poder que usó muy bien en México.

Maciel tenía defensores de varios calibres, algunos más belicosos que otros, que lo veían como su guía moral y salvador. No había lugar para detractores, a quienes trataban con peroratas y sobre quienes movilizaban todas las fuerzas del poder a su alcance para acallarlos. Así lo hicieron, en el caso más célebre, con un novel canal de televisión que difundió los testimonios de personas que en su niñez dijeron haber sido abusados sexualmente por Maciel. Buscaron desacreditarlos y al canal lo asesinaron con un boicot publicitario. Los Legionarios de Cristo movieron a miembros del gabinete del entonces presidente Ernesto Zedillo para amenazar al dueño del canal, y varias de las empresas más grandes de México dijeron que si había programa habría represalias, que cumplieron.

Hoy, los protagonistas de aquella demostración de fuerza en 1997, de censura y represión, están callados, como si buscaran que el tiempo borre la memoria. Quienes agredían en correos electrónicos cada vez que el prestigio de Maciel quedaba en entredicho, también están en silencio. Los políticos que lo procuraban, que se desvivían para que Maciel les abriera las puertas de El Vaticano para sus fines terrenales, como sucedió con la esposa del ex presidente Vicente Fox, Marta Sahagún, que lo cultivó para que le anularan su matrimonio y pudiera casarse por la Iglesia, tocaron la retirada. ¿Hipocresía? ¿Vergüenza? ¿Indignación? ¿O, simplemente, control de daños?

Maciel era de los suyos. El padre defenestrado nunca tuvo prurito en estirar la mano y pedir dinero. Lo hizo durante décadas en el mejor espíritu de la escuela de un sistema político que operaba con trueques y privilegios. Maciel era un hombre muy poderoso. Fundó los Legionarios de Cristo en el sótano de su casa en la ciudad de México en 1941, desde donde empezó a construir un imperio. Desde la Vía Aurelia, una de las calles más viejas de Roma, levantó una orden que hoy tiene 800 sacerdotes en 18 países, 145 colegios, 21 institutos superiores y nueve universidades. Con una membresía calculada en 70 mil personas. Sus bienes se estiman en 28,000 millones de dólares, y tiene un movimiento laico, Regnum Christi, con más de 70 mil afiliados en el mundo.

El principio del largo fin comenzó cuando en New Haven, Connecticut, los grupos económicos dominantes en la región, molestos porque los Legionarios de Cristo compraron las publicaciones católicas The National Catholic Reporter y Twin Circle en 1995, estimularon la circulación de rumores de antiguos alumnos del noviciado sobre la pederastia de su fundador. Esos murmullos terminaron como reportaje en febrero de 1997 en la primera plana del periódico Hartford Courant. Meses después, un periódico mexicano, La Jornada, publicó los testimonios de los sacerdotes y ex religiosos que habían denunciado al diario estadounidense los abusos sexuales contra ellos cometidos por el padre Maciel, y poco después aparecieron en la televisión mexicana, en CNI Canal 40.

Maciel denunció que los “conspiradores” querían minar su liderazgo, y durante un largo tiempo consiguió neutralizar las denuncias, ayudado por la negación de las élites -que le habían dado todo- de una realidad que cada día era más evidente. Las luchas políticas dentro de la Iglesia católica en Estados Unidos hicieron estallar los escándalos de pedofilia entre sacerdotes norteamericanos, con lo cual se fue abriendo brecha allá, y en México con Maciel. Su protector, Juan Pablo II ya no pudo seguir defendiéndolo, y el cardenal Joseph Ratzinger lo investigó. Al asumir el papado como Benedicto XVI, lo forzó a retirarse del ministerio.

Maciel murió a principios de 2008 a los 87 años, pero no fue sino hasta la semana pasada, en medio de toda una crisis de la Iglesia católica por sus sacerdotes pedófilos y llamados por la renuncia de Benedicto XVI, que los Legionarios de Cristo decidieron cortar con su fundador. Se dicen sorprendidos por lo que encontró la investigación vaticana sobre él, pero en realidad sus directores sabían cuando menos hace un año que Maciel no era la persona que la mayoría creía, sino un pecador obsesivo. ¿Por qué callaron durante este tiempo? También ellos han traicionado a los miles que les siguieron. Quizás, como Maciel en su momento y las élites ahora, porque creían que el silencio los salvaría. Apostaron mucho y han perdido mucho. El pago que tienen que hacer a los mexicanos, hasta ahora, no alcanza para saldar la deuda.

Más información en:

www.apologista.wordpress.com

LA CIENCIA VERDADERA NOS REVELA A DIOS

Un señor de unos 70 años viajaba en el tren, teniendo a su lado a un joven universitario que leía su libro de Ciencias. El caballero, a su vez, leía un libro de portada negra. Fue cuando el joven percibió que se trataba de la Biblia y que estaba abierta en el Evangelio de Marcos. Sin mucha ceremonia, el muchacho interrumpió la lectura del anciano y le preguntó: - Señor, ¿usted todavía cree en ese libro lleno de fábulas y cuentos? - Sí, mas no es un libro de cuentos, es la Palabra de Dios. ¿Estoy equivocado? - Pero claro que lo está. Creo que usted señor debería estudiar Historia Universal. Vería que la Revolución Francesa, ocurrida hace más de 100 años, mostró la miopía de la religión. -Solamente personas sin cultura todavía creen que Dios hizo el mundo en 6 días. Usted señor debería conocer un poco más lo que nuestros Científicos dicen de todo eso. – Y… ¿es eso mismo lo que nuestros científicos dicen sobre la Biblia? - Bien, como voy a bajar en la próxima estación, no tengo tiempo de explicarle, pero déjeme su tarjeta con su dirección para mandarle material científico por correo con la máxima urgencia. El anciano entonces, con mucha paciencia, abrió cuidadosamente el bolsillo derecho de su bolso y le dio su tarjeta al muchacho. Cuando éste leyó lo que allí decía, salió cabizbajo, sintiéndose peor que una ameba. En la tarjeta decía:

“Profesor Doctor Louis Pasteur, Director General del Instituto de Investigaciones Científicas Universidad Nacional de Francia”

“Un poco de Ciencia nos aparta de Dios. Mucha, nos aproxima” Dr. Louis Pasteur (Hecho biográfico ocurrido en 1892).

Fuente:

http://logos77.wordpress.com/2010/03/01/la-ciencia-verdadera-nos-revela-a-dios/

www.apologista.wordpress.com

UN CIENTIFICO ESPANOL ASEGURA QUE LA CIENCIA PUEDE JUSTIFICARSE CON LA FE

“La religión trata del significado y el propósito de la vida y la ciencia trata de explicar la composición de la materia. Es posible mantener una posición científica y ser religioso”, subrayó Ayala.

El científico español Francisco Ayala, experto en genética y biología molecular, argumenta poseer suficientes pruebas para que la ciencia pueda justificar la fe. Esta idea, sus conferencias y escritos al respecto, lo han galardonado con el Premio Templeton, que reconoce con más de un millón de euros a las personas que construyen puentes entre ciencia y religión.

Esa cantidad, dice Ayala, será donada a distintas instituciones. En su medio siglo de carrera ha estudiado la malaria y ha abierto el camino para la cura del mal de Chagas, una enfermedad parasitaria tropical.

En 1981 testificó como experto en un juzgado federal de EE. UU., estar en contra de que el Estado de Arkansas enseñara el creacionismo en las aulas. “La teoría de la evolución es más compatible con el monoteísmo que el creacionismo. Es difícil imaginar al Dios benévolo y omnipotente de la Biblia y explicar el mal en el mundo”.

“La teoría de la evolución explica por qué hay tantas disfuncionalidades e imperfecciones en los seres vivos y la crueldad de muchos comportamientos, como el de aquellas hembras que devoran al macho antes, durante o después de la cópula”, explica Ayala.

Ayala detalló que el sistema reproductivo humano está tan mal diseñado que el 20% de los embarazos terminan en aborto espontáneo, esto no incluye los abortos más tempranos, que no se detectan. “Son 20 millones de abortos en el mundo cada año. Echarle la culpa al diseño divino haría precisamente de Dios un abortista de escala increíble”, advirtió el científico español que reside en EE. UU., y que desde su juventud fue ordenado fraile dominico.

“La religión trata del significado y el propósito de la vida y de los valores morales y la ciencia trata de explicar la composición de la materia, el origen de los organismos. Son áreas distintas, pero no reñidas. Es posible mantener una posición científica y ser religioso”, subrayó Ayala.

Fuente:

Noticia Cristiana

www.apologista.wordpress.com
Loading...