Datos personales

Médico Internista e Intensivista, y estudioso de las Santas Escrituras (La Biblia), y un predicador incansable del verdadero monoteísmo bíblico, y sobre todo, del mensaje o evangelio del Reino de Dios, que es la única esperanza que tiene este mundo para sobrevivir a su destrucción total.

viernes, 5 de febrero de 2010

ES EL REINO SOLO PARA LOS JUDIOS?


Estimado David Macías (Apologista Unitario):

El comentario que expones sobre el evangelio del reino tiene principios doctrinales de los Testigos de Jehová. Sería interesante que profundices un poco más en las Escrituras para tener una clara luz bíblica del Evangelio.
En primer lugar, David, la tierra es dada por heredad a los Judíos y a ellos pertenece, la nueva tierra la tierra restaurada es para los Judíos, aquellos que reconozcan a Jesús como Mesías, como Señor y Salvador, esto parte desde Adán y luego fue confirmado de acuerdo a la promesa dada a Abraham. Los “cristianos”, y digo los cristianos, porque una cosa es ser Cristiano y la otra creyente. El cristiano tiene un compromiso con Cristo, y el creyente puede creer pero no tomar un compromiso. Satanás también cree, y sabe, pero no tiene salvación, como decía los cristianos; por ende nos fue prometido El Reino de los Cielos a través de Jesucristo, algo inmerecido que obtenemos por su gracia e infinito amor. Él dijo que iba pues a preparar lugar para nosotros en el cielo, para que dónde él está nosotros también estemos, quiénes…?

.Los que creen en él. Yo desearía que estas pocas palabras dejen algún hilo de inquietud en tu corazón para buscar la guía del Señor. El evangelio es claro y no para confusión, y mi objetivo no es ostentarme de conocimiento sino mostrar el evangelio y poder ganar almas para Cristo. Jesús murió por vidas, no por doctrinas, y si él murió por vidas, esto quiere decir que el precio de una vida valió lo padecido por el Señor Jesús. ¡¡¡Gloria a Dios porque EL ha resucitado… y porque ÉL vive, nosotros obtenemos vida. Dios te bendiga grandemente.

Repuesta de David Macías Isaza:

Estimado Marcelo, aunque no te conozco personalmente, te agradezco tus palabras y sobretodo tu ánimo por corregir, aunque podrías estar equivocado. Creo que es valioso tu aporte, y aprecio mucho el que te interese el bienestar doctrinal de los demás, pues es importante. Por otro lado quiero que sepas que no estoy interesado en denominaciones, porque cuando leo la Biblia, me doy cuenta que la voluntad de Dios no ha sido nunca el estar divididos por ideas, sino todo lo contrario… que sean todos sus hijos de un mismo pensar. En lo que no estoy de acuerdo contigo es en que tú parecieras ver en la Biblia una dicotomía de esperanzas, y me explico. Según lo que tú acabas de escribir, creo que tú interpretas las Escrituras como si en ellas hubiera dos tipos diferentes de creyentes… eso me parece extraño porque cuando leo la Biblia encuentro siempre una sola esperanza y un solo pueblo de Dios. Déjame citar algunos pasajes para darle sentido a lo que quiero decir:

25Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis sabios en vuestra propia opinión: que a Israel le ha acontecido un endurecimiento parcial hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; 26y así, todo Israel será salvo; tal como está escrito: EL LIBERTADOR VENDRA DE SION; APARTARA LA IMPIEDAD DE JACOB. (Romanos 11)

Para el apóstol Pablo, la promesa de salvación era para los judíos primeramente y para los gentiles, pero una parte de los Judíos se puso terco, pero eso fue así para que Dios pudiera tener compasión de los que no son judíos de nacimiento:
30Pues así como vosotros en otro tiempo fuisteis desobedientes a Dios, pero ahora se os ha mostrado misericordia por razón de la desobediencia de ellos, 31así también ahora éstos han sido desobedientes, para que por la misericordia mostrada a vosotros, también a ellos ahora les sea mostrada misericordia. 32Porque Dios ha encerrado a todos en desobediencia para mostrar misericordia a todos. (Romanos 11).

.Porque además Pablo siempre consideró que sólo había un solo evangelio para todos… Jesucristo también y la gran comisión consiste en predicar El evangelio del Reino en todas las naciones como dice en Mateo 24:14:

Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, por testimonio á todos los Gentiles; y entonces vendrá el fin.

Será que hay dos evangelios diferentes? Uno para los Judíos y otro para los gentiles?
Pablo dice que no:

Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis traspasado del que os llamó á la gracia de Cristo, á otro evangelio: 7 No que hay otro, sino que hay algunos que os inquietan, y quieren pervertir el evangelio de Cristo. 8 Mas aun si nosotros ó un ángel del cielo os anunciare otro evangelio del que os hemos anunciado, sea anatema. 9 Como antes hemos dicho, también ahora decimos otra vez: Si alguno os anunciare otro evangelio del que habéis recibido, sea anatema. (Gálatas 1)

Así deducimos que el evangelio del reino de Dios del que habló Jesús a los Judíos, es exactamente el mismo que predicó Pablo a los gentiles o “no judíos de nacimiento” .

Pablo también pensaba que los verdaderos judíos son los de la fe:

“Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo”. Y si vosotros sois (de la fe—Rom. 3:26) de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa (Gál. 3:16,29). De modo que los de la fe son bendecidos con el creyente Abraham”…

Sí, para Pablo, lo que ocurrió es que los no judíos llegamos a participar de la herencia judía… como él lo dice claramente, así:

Por tanto, acordaos que en otro tiempo vosotros los Gentiles en la carne, que erais llamados incircuncisión por la que se llama circuncisión, hecha con mano en la carne; 12 Que en aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la república de Israel, y extranjeros á los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo. 13 Mas ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo.14 Porque él es nuestra paz, que de ambos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación; 15 Dirimiendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos en orden á ritos, para edificar en sí mismo los dos en un nuevo hombre, haciendo la paz, 16 Y reconciliar por la cruz con Dios á ambos en un mismo cuerpo, matando en ella las enemistades. 17 Y vino, y anunció la paz á vosotros que estabais lejos, y á los que estaban cerca: 18 Que por él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre. 19 Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino juntamente ciudadanos con los santos, y domésticos de Dios; 20 Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo; (Efesios).

Así, hermano Marcelo, uno ve claramente que el evangelio es uno solo para Judíos y gentiles por igual… además, lo importante son las promesas hechas a los padres, de las cuales somos ahora participantes y herederos:

“Y la Escritura, previendo que Dios había de justificar por la fe a los gentiles, dio de antemano la buena nueva (El evangelio) a Abraham, diciendo: En ti serán benditas todas las naciones” (Gál. 3:8).

Dios predicó el evangelio a Abraham de antemano y le hizo las promesas que ahora son las nuestras.

.Lo que hay que preguntarse es ¿Que prometió Dios a Abraham?

La respuesta la da el mismo Pablo:

“Porque no por la ley fue dada a Abraham o a su descendencia (Cristo) la promesa de que sería heredero del mundo, sino por la justicia de la fe. Porque si los que son de la ley son los herederos, vana resulta la fe, y anulada la promesa. Pues la ley produce ira; pero donde no hay ley, tampoco hay transgresión. Por tanto, es por fe, para que sea por gracia, a fin de que la promesa sea firme para toda su descendencia; no solamente para la que es de la ley, sino también para la que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros… (Romanos 4:13-25).

.
Así, hermano Marcelo, deducimos que nuestra esperanza es heredar el mundo… por eso apocalipsis dice:

Y el séptimo ángel tocó la trompeta, y fueron hechas grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido á ser los reinos de nuestro Señor, y de su Cristo: y reinará para siempre jamás. (Apocalipsis 11:15).

Así que la Biblia no deja dudas de que la promesa es la tierra y un reino de paz y armonía en la tierra restaurada. Además, la reconstrucción del reino caído de David que será hecha por el Mesías en su segunda venida como lo explica el apóstol Pedro en Hechos:

Hermanos, escúchenme.14 *Simón[b] nos ha expuesto cómo Dios desde el principio tuvo a bien escoger de entre los gentiles un pueblo para honra de su nombre.15 Con esto concuerdan las palabras de los profetas, tal como está escrito:16 »”Después de esto volveré y reedificaré la choza caída de David. Reedificaré sus ruinas, y la restauraré, 17 para que busque al Señor el resto de la *humanidad, todas las *naciones que llevan mi nombre. 18 Así dice el Señor, que hace estas cosas” [c] conocidas desde tiempos antiguos. (Hechos 15).

Por otro lado, tú dices que Jesús nos prometió el Reino de los cielos, pero lo que tienes que tener en cuenta es que Jesús no dice El reino EN los cielos… además, el Reino de los cielos es una forma cómo el evangelista Marcos se refiere al reino de Dios, para no usar el nombre de Dios en vano y para poder llegarle a más posibles nuevos creyentes Judíos, ya que él escribió su evangelio principalmente para los Judíos…

Otra cosa que tienes que tener en cuenta es que Jesús se fue a preparar un lugar en la casa de su Padre, pero ese lugar es la nueva Jerusalén, la cual Pablo dice que viene de Dios y Apocalipsis dice que bajará a la tierra… Además, Jesús dijo así:

“En la casa de Mi Padre muchas moradas hay: De no ser así, les habría dicho. Voy a preparar un lugar para vosotros. Y si fuere y os preparare lugar para vosotros, vendré otra vez, y los recibiré a Mí Mismo; para que donde YO ESTOY, vosotros también estén”.(Juan 14:23).

Jesús dijo DONDE YO ESTOY… ¿dónde estaba Jesús en el momento de decir esto? En Jerusalén… Jesús no había ni resucitado ni ascendido al cielo cuando dijo estas palabras que se refieren claramente a su segunda venida, pues dice así:

“Voy a preparar un lugar para vosotros. Y si fuere y os preparare lugar para vosotros, vendré otra vez”.

Está hablando de que volverá a la tierra junto con sus ángeles a inaugurar el Reino de Dios o Reino de los cielos en la tierra. Por eso la oración modelo, dice:

Padre nuestro que estás en los cielos VENGA TU REINO…

Además, también dice Jesús:

Bienaventurados los mansos porque heredarán la tierra (Mateo 5)
¿Qué heredaremos los mansos?

LA TIERRA!!!

Si queda alguna duda no dejes de escribir.

Bendiciones

David Macías

REINO Y REINADO VIENEN JUNTOS


Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

Juan Recibe una Visión

Apocalipsis 12:10 dice:

“Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche”.


Algunos maestros de la Palabra vienen sosteniendo que Cristo y Su Reino vinieron en el Primer siglo de la Era Cristiana, pero que Su reinado con poder sólo se cristalizará en la parusía o Segunda venida de Cristo, la cual aún sigue siendo futura. Sin embargo, lo que Cristo le revela a Juan a través de Su ángel es otra cosa muy diferente, según lo leemos en el pasaje de arriba escrito con letras azules. Es necesario leer este pasaje con atención, pues a Juan se le dijo que “ahora” (Es decir, en un determinado momento) ha venido EL PODER, LA AUTORIDAD Y EL REINO DE CRISTO. Esto está más claro que el agua cristalina, claridad que la puede percibir hasta un niño de 5 años. Si el Reino vino hace dos milenios, y el reinado (es decir, la autoridad y el poder que ejerce el rey en su reino) es aún futuro, entonces este texto tendría que ser declarado espurio o una interpolación mal intencionada.


Definitivamente a Juan no se le dijo que el Reino ya había venido y que la autoridad y el poder de éste serían aún futuros. Sólo en las mentes encaprichadas existe esa tesis del “paréntesis” entre el Reino y el reinado de Cristo.


El Reino bajo Cristo viene con Poder


Lo cierto es que Cristo no ha establecido su reino aún, porque si lo hubiera establecido, él debería haber mostrado Su poder y autoridad sobre las naciones. ¿Pero pueden las naciones estar ahora sometidas bajo la autoridad de Cristo? ¿Será nuestro Señor un Rey incompetente que no logra poner en orden el caos existente en los pueblos? Definitivamente hay algo que no funciona bien en la tesis de un reino presente sin autoridad y poder entre las naciones. Los Testigos de Jehová tienen ese problema con su tesis del año 1914. Y aunque ellos creen que el reino y reinado llegaron juntos, no saben explicar porqué Cristo no logra poner orden y autoridad en el caos existente. El amilenialismo, con su tesis de un reino eclesiástico, donde Cristo reina sobre su iglesia, tampoco satisface las demandas Escriturarias de un reinado Mesiánico sobre las naciones, trayendo la justicia y la paz mundiales. Definitivamente la iglesia tampoco es un reino que reina con autoridad y poder sobre las naciones.


Los Santos que reciben el Reino


En Daniel 7:27 leemos algo semejante a lo revelado a Juan, es decir, que los santos, los Cristianos, los verdaderos hijos de Abraham, recibirán en un momento dado el Reino y el reinado (dominio) a lado de Cristo. Este hecho coincide con lo revelado a Juan en Apocalipsis 12:10 claramente. Dice Daniel 7:27 así: “y que el reino, y el dominio y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo, sea dado al pueblo de los santos del Altísimo, cuyo reino es reino eterno, y todos los dominios le servirán y obedecerán”. En este pasaje daniélico vemos muy claramente que el Reino y el dominio de los santos aparecen simultáneamente. Daniel no dice que el Reino ya les fue dado a los santos, pero que el dominio de éstos sobre los pueblos será cumplido aún en un futuro indeterminado. No señor, el texto dice muy simplemente que a los santos se les da el reino y el dominio y la majestad de los reinos de manera simultánea. Aquí no hay ninguna declaración que nos haga suponer que el Reino y el reinado de los santos están separados por milenios de distancia.


¿Cristianos reinantes Ahora?


En 1 Corintios 4:8, 20 el Apóstol Pablo se mofó de algunos Cristianos de Corinto porque suponían que estaban en el mejor de los mundos, y que ya reinaban. Pero Pablo se mofa irónicamente de ellos y les dice: “Ya estáis saciados, ya estáis ricos, sin nosotros reináis. ¡Y ojalá reinaseis, para que nosotros reinásemos también juntamente con vosotros!”. ¿Y porqué Pablo se burló de ellos? La respuesta es simple. Para Pablo, el verdadero reino del Mesías no consistía en palabras, sino en poder o autoridad o dominio. En el verso 20 él les dice muy enfáticamente: “Porque el reino de Dios no consiste en palabras, sino en PODER”. Es decir, para el apóstol Pablo, el reino va de la mano con el poder, y si no hay poder, no hay reino. Es por eso que él se mofaba de ellos, porque ¿qué poder tenían ellos sobre toda autoridad y dominio imperantes? ¿Acaso ellos podían deponer al Imperio Romano y establecerse como un nuevo reino sobre la tierra? De ningún modo, pues ya sabemos cómo la iglesia fue perseguida y diezmada por el Imperio pagano durante aproximadamente tres siglos después de la muerte de Cristo.


El Ejemplo de Nabucodonosor

En el sueño del rey babilónico se revela una imagen colosal de distintos metales (Daniel 2) y que representan a los distintos imperios que aparecerían hasta la llegada del Reino mundial de Cristo. La cabeza era de oro, y ésta representaba al imperio vigente que dominaba el mundo de entonces, el imperio Asirio-Babilónico. El profeta Daniel le revela a Nabucodonosor que la cabeza de oro era él. Estas son sus palabras: “Tú, oh rey, eres rey de reyes; porque el Dios del cielo te ha dado reino, poder, fuerza y majestad. Y donde quiera que habitan hijos de hombres, bestias del campo y aves del cielo, él los ha entregado en tu mano, y te ha dado dominio sobre todo; tú eres aquella cabeza de oro” (Daniel 2:37,38). Observemos que este primer rey le fue dado su reino, su poder, su fuerza, y su majestad de manera simultánea. Nótese que Nabuconodosor no fue un rey que recibió un reino un día “X”, pero su poder y autoridad los recibió muchos años después. Más bien la Escritura nos dice que él recibió un reino y reinado con poder y autoridad de manera simultánea. Ahora bien, si esto fue así con el primer Imperio o reino mundial, ¿no es lógico esperar que ocurra lo mismo con el último gran imperio o reino que se establecerá en la tierra? ¿No es lógico concluir que el Mesías recibirá de Dios el reino y el reinado con autoridad y poder sobre todo lo existente de manera simultánea?


Lucas 19 registra que Cristo ha ido al cielo para recibir un reino y volver (Lucas 19:11,12). Sin embargo, esto no quiere decir que nuestro Señor ya ha recibido el Reino y su reinado con poder, sino que está esperando que Dios se lo adjudique para luego volver inmediatamente a la tierra para ejercer su reinado…¡cuando sea el tiempo propicio para la restauración de todas las cosas! (Hechos 3:19-21, Lucas 19:15).

.

Una promesa por Cumplirse


La única posibilidad que tenemos para interpretar las palabras del ángel a Juan en Apocalipsis 12:10 es que esa visión tiene que ver con el fin de los tiempos, cuando Cristo, al volver, establezca su reino en la tierra, y deponga a los poderes temporales del mundo para traer la paz y la justicia perdurables con vara de hierro. En Mateo 25:31,34 Jesús declara que cuando venga (Su parusía) en gloria, ENTONCES, se sentará en su trono de gloria…y entonces los Cristianos fieles heredarán el Reino y el reinado (Apo. 20:4,5).
…………………….

CONFERENCIA TEOLOGICA ANUAL (2010) DE UNITARIOS EN E.U.A


¡Por favor, vengan Todos!


La “Conferencia Anual Teológica”, patrocinada por Atlanta Bible College y Restoration Fellowship se llevará a cabo en Atlanta, Simpsonwood Retreat Center, del 25-28 de abril, 2010.


Esperamos poder reunir a un grupo considerable de estudiantes interesados en la Biblia que estén apasionados por el Evangelio del Reino de Dios y las grandes cuestiones sobre la identidad de Dios y de Jesús. Los cristianos deberían de tomar en serio el compañerismo como parte de nuestra responsabilidad mutua entre sí. Todos son bienvenidos y la interacción con los presentadores a través de preguntas y comentarios es una característica de nuestras reuniones.


El poder de la Internet, sitios de Web y la publicación y distribución a través de Amazon, etc., de los actuales y nuevos libros sobre Jesús y su relación con el Único Dios han ampliado enormemente la disponibilidad de la verdad. En pocos años, cada uno de los casi siete mil millones de personas en la tierra serán accesibles a través de la Internet. ¡Ya más de un billón y medio de personas están en la Internet! Venga a celebrar con nosotros estos avances y a aprender sobre la reciente aparición de los más importantes sitios bíblicos unitarios. El impacto en el mundo del Evangelio del Reino se está convirtiendo en ilimitado (Mat 24:14). Todos somos parte de la Gran Comisión, como siervos de Jesús, el Mesías. Esperamos que algunos de los líderes del movimiento de un solo Dios hablen y nos exhorten a ser discípulos fieles.


Para registrarse por favor llamen Atlanta Bible College, 800-347-4261 o 678-833-1839. El depósito mínimo es $50 por cuarto.


Plazo de registración: Abril 2


Incluye 3 noches, todas las comidas, aperitivos, pago de conf. e impuestos.


Transportación:

Proveeremos transportación entre el aeropuerto de Atlanta y Simpsonwood por $25 ida y vuelta o $15 por un viaje, con el siguiente horario:


Aeropuerto a Simpsonwood: Domingdo, Abril 25…


Simpsonwood al Aeropuerto: Mier., Abril 28…


Pida su hora de llegada el domingo con tiempo suficiente para coger una de las dos corridas de viaje. El miércoles, 28 de abril, nosotros le proporcionaremos una (1) corrida de viaje. A fin de permitir el tiempo suficiente para tomar su vuelo de regreso, le sugerimos que no reserve su vuelo de regreso antes de las 3:30 pm.


La conferencia comienza con registración a las 4 pm el domingo y termina con un almuerzo el miércoles. Instrucciones para ir a Simpsonwood Conference Center se encuentran en www.simpsonwood.org La dirección es 4511 Jones Bridge Circle, NW, Norcross, GA 30092.
Loading...