Datos personales

Médico Internista e Intensivista, y estudioso de las Santas Escrituras (La Biblia), y un predicador incansable del verdadero monoteísmo bíblico, y sobre todo, del mensaje o evangelio del Reino de Dios, que es la única esperanza que tiene este mundo para sobrevivir a su destrucción total.

miércoles, 18 de junio de 2008

UN REINO TRASTOCADO POR LOS TJ

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

Muchas personas me acusan de ser Testigo de Jehová porque predico insistentemente acerca del Reino de Dios a través de mis blogs y mis tres sitios web. Otros simplemente me dicen que aún me quedan restos de mi pasado Watchtoweriano porque insisto en este tema. Pero esta opinión es tan absurda como que si yo dijera que los evangélicos son católicos romanos porque enseñan la Trinidad, el infierno de tormento para los impíos, y la partida de las almas al cielo para los buenos. Sin embargo, lo que no saben estas personas es que el reino de Dios no se originó con los Testigos de Jehová de la Watchtower, sino con Dios, el cual hizo un pacto con el legendario rey de Israel, David (1 Cró. 28:5). El hecho de que los Testigos lo prediquen (y trastocado, sea dicho de paso) no lo convierte en un mensaje originario de ellos. Simplemente lo han sacado de la Biblia, pero lo han alterado de acuerdo a sus intereses y prejuicios personales. Así, pues, en vez de ser un reino bíblico, su reino es un reino al estilo watchtoweriano, con sus retoques y cambios al gusto de la secta.

El Reino de Dios de las Santas Escrituras Vs. El reino Watchtoweriano

Los Testigos de Jehová están presentando un reino que se aparta mucho de la Biblia, puesto que su reino es uno clasista, racista, y por tanto, trastocado y dividido. Ellos dicen que sólo 144,000 hombres (fuera de Cristo) serán reyes del reino de Dios, en tanto que el resto de Testigos serán meramente súbditos de éstos. Además, ellos sostienen que el reino es celestial, es decir, que los reyes reinarán a los súbditos terrestres desde el cielo. En buena cuenta, en el cielo están los 144,001 tronos de los reyes ungidos, y allá vivirán para siempre esta clase privilegiada de Testigos-reyes. El resto se quedará en la tierra como humanos inmortales.

Al examinar cuidadosamente las Escrituras nos encontraremos que Dios es un Dios que no hace acepción de personas. Esto significa que todos los que se rinden a Él para adorarlo a través de Cristo son dignos de ser Hijos suyos, y herederos de Sus bienes (Romanos 8:14-17). La Biblia nos enseña que Dios está formando una familia a través de Su Hijo, Jesucristo (Heb. 2:10; Efe. 2:19). Esta familia es llamada por Cristo: “Mi iglesia” (Mat. 16:18), iglesia compuesta por hombres de todas las razas y nacionalidades del mundo que han decidido imitar a Cristo en todo y servirle fielmente, sin dejar de poner a Dios sobre todas las cosas.

La esperanza del Reino comenzó con Abraham, cuando Dios le prometió a este patriarca que su descendencia sería de bendición para todas las naciones de la tierra (Gén. 12:2,3), y luego siguió con David, al prometerle Dios a este rey que no faltaría varón que se siente en su trono (1 Reyes 9:5). Así, Dios le prometió a David que su reino (que era el mismísimo reino de Dios) seguiría a través de un ungido de su casa y sangre y que traería la paz y la justicia perdurables, no solamente para sus paisanos judíos, sino también para todas las naciones de la tierra. Todos los profetas del AT dan testimonio de esta promesa y aseguran que se cumplirá con un varón señalado por Dios como “Mi Hijo” (Sal. 2:7, 8). En este punto estamos de acuerdos casi todos los cristianos de las diferentes denominaciones.

Cuando apareció Jesús como el Hijo de Dios en la tierra, él anuncia que es enviado para proclamar el evangelio del reino de Dios. El Apóstol Pablo luego dirá que Cristo vino para CONFIRMAR las promesas que Dios hizo a los padres (Romanos 15:8). Esto quiere decir que el propósito de la venida del Señor era el de ratificarles a los suyos que él restablecerá el reino de Su antepasado David en la tierra nuevamente. Este mismo mensaje sería llevado después por Pablo a los gentiles para que éstos también lo aceptaran para su salvación (Rom. 1:16; Hechos 19:8; 20:24,25; 28:23, 30,31).

Así que Jesús vino para proclamar, no un reino nuevo o desconocido, sino uno que sus paisanos ya conocían bien. De allí que Jesús no se molestó en dar alguna explicación de lo que se trataba el reino de Dios cuando comenzó su ministerio, sino que simplemente proclamó: “Arrepentíos, porque el reino de Dios se ha acercado” (Mar. 1:15). Esto, por sí solo, nos sugiere que sus paisanos lo estaban esperando, aunque ellos lo veían como algo lejano, hasta que él entró en la historia y lo “acercó”.

El Reino Watchtoweriano no tiene nada de Restaurado

En Hechos 1:3,6,7 los discípulos le preguntan a Jesús sí él ya iba a restaurar su reino en sus tiempos, y Jesús sencillamente les dice que a ellos no les corresponde saber los tiempos o las sazones que Dios puso en su sola potestad. Notemos que los discípulos usan el vocablo “restaurar”. Esta palabra, por sí sola, ya nos dice que el reino debe ser de las mismas características que el reino original. Por ejemplo, si uno restaura un vaso roto, uno espera que aparezca el mismo vaso como era originalmente. Del mismo modo, si el reino de Dios era originalmente una monarquía genuina en la tierra, con un rey, súbditos, y territorio, pero que se deshizo por alguna razón, para luego reaparecer miles de años después y reubicada en el cielo, ¿podría alguno decir que el reino original realmente se restauró?

El reino de David, como muchos lo saben perfectamente, estuvo originalmente localizado en la tierra prometida, siendo su capital, Jerusalén. Entonces en sensato concluir que el reino restaurado tendrá que estar en esta misma tierra, y en la misma capital, Jerusalén. Por eso, no es de extrañar que Cristo dijera en Mateo 5:33-35 “no juréis… ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran rey”. También no es de extrañar que los judíos exclamaran, al ver entrar a Jesús en Jerusalén, lo siguiente: “¡Bendito, el reino de nuestro padre David que vine!” (Mar. 11:10).

Entonces, con toda razón rechazamos aquel reino insólito presentado por los Testigos de Jehová, pues no es el mismo reino que el verdadero o el original de la Biblia, partiendo del hecho de que el reino Watchtoweriano se localiza en el cielo y no en la tierra. Bástanos sólo este único detalle para afirmar con toda confianza de que el reino de los “Testigos” es espurio porque está trastocado. Claro que hay otros defectos en el reino de los “Testigos” como ya lo hemos manifestado al comienzo de este escrito, como es su clasismo y su racismo descarados.

Lo que nos sigue sorprendiendo es que Testigos de Jehová osen dar una fecha para el establecimiento del reino y de la venida de Cristo, cuando todos sabemos que Jesús fue clarísimo cuando dijo que nadie puede saber el día y la hora para esos extraordinarios eventos (Mar. 13:32; Hechos 1:7). Además, es una venida que sería sorpresiva para todos, creyentes y no creyentes por igual, aunque los últimos no estarían con la guardia baja por cierto (1 Tes 5:2). Este evento maravilloso que sacudirá el mundo, introducirá el reino milenario del Mesías en la tierra renovada. El mismo reino que nuestro Señor estuvo anunciando insistentemente en su primera venida, desde el mismo comienzo de su ministerio hasta el final de éste (Marcos 1:1,14,15 y Hechos 1:3).

El Cristo Rey Watchtoweriano es “otro Jesús”

Jesús dijo que los Suyos heredarán el reino cuando él retorne a la tierra en gloria y en persona con los ángeles de su poder, pero no antes de esto. Recordemos que los ángeles anunciaron a los fieles congregados en aquel monte santo de los olivos que: “Este mismo Jesús que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo. De modo que no es un “Jesús invisible” o espiritual el que regresa al mundo como sostienen los Testigos de Jehová, sino el mismísimo Jesús de carne y huesos que vieron los verdaderos Testigos del primer siglo levantarse e irse al cielo! (Hechos 1:11; Apo.1:7).

Así que la herencia del reino sería obtenida en la parusía del Rey Jesús, cuando todas las gentes de las naciones harán lamentación a causa de él, al verlo venir con sus propios ojos en todo su esplendor. Este evento literal y único, como dije, ha sido desafortunadamente alegorizado por los “Testigos de Jehová”, y ellos han desviado la atención de la gente hacia un reino ya establecido en los cielos en 1914, aunque sólo con una parte importante de sus ungidos, pues aún hay un resto que todavía vive en la tierra, según ellos. Es decir, los Testigos de Jehová enseñan que Cristo ya está reinando con un buen número de sus ungidos desde el cielo, pero esperando que el resto de los ungidos que aún viven mueran para que se complete el número de los reyes que reinarán sobre la gran multitud de Testigos de Jehová y las naciones. Toda esta cantinflada no la creen ni ellos mismos seguramente.

Lo cierto es que ellos tienen que hacer esfuerzos denodados para poder explicarnos cómo los que traspasaron al Señor podrán ver a Jesús venir en gloria con sus ojos, si éstos no tienen lo que los Testigos llaman “ojos de entendimiento”. Y también nos tendrán que explicar cómo puede Jesús reinar en un mundo dónde el diablo está aún suelto, engañando e incitando a la maldad y al pecado en todas sus formas posibles, y que van en aumento galopante año tras año. Recordemos que las Escrituras nos dicen que Cristo atará antes al diablo para que no engañe más a las naciones, y así poder reinar sin obstáculo alguno (Apo. 20:3) Todas estas contradicciones seguramente ponen en aprietos a los “teólogos” de la Watchtower.

Los Súbditos del reino Watchtoweriano Vs. Los Súbditos del Reino de Dios

Los súbditos del reino watchtoweriano son los justos de la tierra, las otras ovejas, o la grande muchedumbre de Testigos de Jehová que no calificaron para ser reyes con Cristo debido a su fenotipo básicamente. Son los que no pertenecen a la clase de la iglesia, y que no son hijos de Dios, ni hermanos de Cristo. Es decir, aquellos que no tienen el ungimiento del Espíritu Santo. Increíble…¡estás son las mismas características que distinguen más bien a los incrédulos e impíos… no a los justos! En cambio, los verdaderos súbditos del reino de Dios serán los sobrevivientes de las naciones que hayan escapado de la Gran tribulación y hayan entrado a disfrutar del reinado milenario de Cristo, pero sin la perfección y la glorificación de los santos.

El Reino de Dios obviamente será regido por un gran rey y príncipes que colaborarán activamente con la eficaz administración del mismo. Estos que estarán glorificados con Cristo es LA IGLESIA, compuesta por todos aquellos que fueron bautizados y nacieron de nuevo como hijos de Dios. Estos tienen a Cristo como cabeza, y ellos lógicamente son su cuerpo místico que reinará con él en su trono o gobierno. Esta iglesia verdadera no es simplemente un grupito escogido dentro de la feligresía, sino es que es feligresía completa la que compone la iglesia del Señor. De allí la diferencia con la llamada iglesia Watchtoweriana, que es una iglesia apóstata, sectaria, divisionista y racista.

A veces me preguntan cómo se yo que todos los cristianos componen la iglesia del Señor, a lo cual yo respondo con algunos versos de la Biblia. En Hechos 2:38-47, leemos: “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare. Y con otras muchas palabras testificaba y les exhortaba, diciendo: Sed salvos de esta perversa generación. Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas. Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones. Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles. Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos”.

En los versos de arriba he subrayado las oraciones más importantes, pues nos revelan los siguientes puntos:

1.- Que el bautismo es para recibir el Espíritu Santo (y que nos hace hijos de Dios, ver Rom. 8:14-17).

2.- Que este don del espíritu Santo no es para una clase de cristianos dentro de la feligresía como sostienen los “Testigos de Jehová”, sino para todos los que el Señor llama para ser salvos.

3.- Se nos revela que aquellos que fueron bautizados fueron añadidos a la iglesia. Y esto es importantísimo, porque los “Testigos de Jehová” enseñan impíamente que sólo un pequeño grupo de sus bautizados pertenecen a la iglesia, ¡más no todos! Esto, por sí sólo, nos evidencia de lo diabólico de su doctrina.

Para conocer más sobre el reino de Dios bíblico, vea los siguientes enlaces:

www.yeshuahamashiaj.org

www.elevangeliodelreino.org

www.esnips.com/web/BibleTeachings

www.geocities.com/athens/olympus/5257

www.evangeliocristiano.org

www.ladoctrinadedios.blogspot.com

www.restorationfellowship.org

www.apologista.blogdiario.com

www.harleypinon.com

PSÍQUICOS CRISTIANIZADOS

Generalmente no me importan mucho los programas religiosos. Sin embargo, en la seguridad de que millones de personas son atraídas por tales programas, me encuentro compelido a ver exactamente qué están siendo servidas las personas por estos así llamados "Cristianos". He estado observando el Club 700 últimamente, analizándolo, y veo a Satanás en operación. Los veo como síquicos fronterizos, quienes sacan provecho del Cristianismo para hacer dinero y atraer con engaño a las personas. En la función, Gordon Robertson y Terry Meeuwsen regularmente se dan las manos en un segmento de oración, el cual es luego seguido por un tipo de lectura psíquica, dónde especifican detalles de quienes están siendo curados a través de la TV. ¡Es espeluznante! ¿Son los anfitriones del club 700, Pat Robertson, Gordon Robertson y Terry Meeuwsen, síquicos? En una función reciente, Gordon y Terry oraron mientras se sujetaban las manos, y luego afirmaron que las siguientes sanaciones habían tenido lugar como resultado de sus oraciones en TV ...

Alguien con un "diente con absceso," ahora mismo ha sido curado.

Alguien con "intestinos torcidos" acaba de ser curado.

Luego Terry dijo que había una persona con una "condición extraña," un ardor en las piernas, quien acababa de ser curada.

Luego Gordon dijo que había un hombre con hinchazón de los senos nasales en su mejilla derecha, con mucho dolor detrás del ojo derecho, pero él estaba ahora curado.

Alguien con un codo derecho doloroso ya no tiene ningún dolor.

Alguien con una cadera problemática, movilidad limitada por una apoplejía, puede ahora caminar.

Terry dijo que ella vio a alguien con rigidez severa en el hueso del cuello, pero no sabía la dolencia exacta - que la persona ahora se curó, dijo.

Alguien paralizado del lado correcto, en particular el lado correcto de la cara, ya ha sido curado.

Un hombre con una placa en su caja craneana está teniendo problemas continuos, y los doctores justamente no saben qué hacer. Terry dijo que ella vio el hueso reformándose alrededor de la placa y el dolor del hombre se fue, él estaba ahora curado.

Éstos son las afirmaciones alocadas y absurdas de estos así llamados "cristianos". Mientras escuchaba sus reclamos bizarros, los puse por escrito, como está listado arriba. ¿Cómo pueden estos sátrapas sostener ver tales sanaciones? Amigos, esto es CLARIVIDENCIA (i.e., ¡El poder aparente de percibir cosas que no están presentes para los sentidos), y es exactamente lo que los síquicos Satánicos hacen!!! ¿Cómo en el mundo haría Gordon Robertson y Terry Meeuwsen para saber quién está siendo curado? ¿Cómo puede ver usted el hueso de alguien reformándose dentro de su cabeza? La Palabra de Dios nunca enseña ninguna semejante práctica demoníaca. Le desafío a usted que me muestre de la Biblia, donde Dios dijo que él nos daría algún poder místico para poder ver o saber lo que está ocurriendo en el cuerpo de alguno. Es sumamente peligroso parlotear con demonios familiares. Los anfitriones del Club 700 conducen al público a la creencia de que ellos tienen algún poder especial de Dios, la habilidad para ver quien está siendo curada. ¡No lo tienen! Es una estafa psicológica seducir a las personas que sufren para que den más dinero al Club 700. ¡Y surte efecto! ¡El Broadcasting Network de Pat “Roby” Robertson (CBN) recibió $160,000,000 sólo en el 2005!
(Estudios en español e inglés por Apologista)

¿UTILITARISMO O PRAGMATISMO?

“!Ay de vosotros, cuando todos los hombres hablen bien de vosotros! Porque así hacían sus padres con los falsos profetas” (Lucas 6:26)

Amada Iglesia:

Un grupo de hermanos deseaban evangelizar en un sector nuevo, alejado de la sede de la iglesia, pero el pastor les exigió, para poderlo permitir, que les elaboraran y mostraran un “anteproyecto”, el cual mostrara todas las características, recursos, niveles socio-económicos, población, perfiles de personalidad, infraestructura, mapas, variables de acción a seguir, organización, financiación, expectativas de producción o resultados cuantitativos, etc.…….

Me quedé anonadado, pero en aras de conservar la unidad, el respeto y el sometimiento, no expresé desacuerdo alguno ni en el gesto, sorprendido de ver como ese procedimiento era considerado “normal” en esa iglesia, con una vasta membrecía poco conocedora de la Palabra de Dios escrita y que sigue los postulados mercadotécnicos de “la excelencia” y “la buena presentación del producto”. Era de esperar que esos días comprara el paquete del sistema piramidal G-12, pues aparentaba imprimir un rápido crecimiento numérico y económico a esa empresa eclesiástica.

Si el “anteproyecto” era aprobado por el pastor dueño, el grupo aprobado pasaba a ser llamado “ministerio” y debía elaborar un pendón o estandarte con un escudo de armas como distintivo. Alrededor del templo se pueden apreciar los diferentes pendones o estandartes con sus escudos de armas y slogan de los respectivos “ministerios” o asociaciones de esa iglesia.

Años antes, en otra iglesia, el pastor dueño me dijo, en una entrevista en su oficina de gerente, que "su" iglesia la manejaba de la misma forma que se maneja una empresa comercial o industrial y por lo tanto, solo entraban a formar parte de su equipo ejecutivo, como miembros propietarios (o socios de su empresa), hermanos que no representaran una potencial amenaza a la dirección que él mantenía, además que debían presentar un perfil de alta productividad. Hoy esa organización empresarial religiosa ha logrado incorporar más hermanos, con el sistema piramidal G-12 que introdujeron, para multiplicar el número de asistentes y de diezmos.

Desde luego que el pragmatismo o utilitarismo, exige la usanza de ciertos modelos utilizados para eficacia de ventas en las empresas comerciales de servicios, como uniformes vistosos y atractivos para los cantantes, músicos y miembros del coro, otra clase de uniforme de sobrecargo para los acomodadores y ayudantes (ujieres), porteros o recepcionistas, animadores y anunciadores, decoración televisiva del púlpito, danzarinas con atuendos vistosos, efectos especiales, etc. Se deben calcular y ensayar todos los movimientos y actos del culto o actividad religiosa. Todo esto se efectúa en esas iglesias colocándole nombres religiosos o cristianos.

Ese fue mi primer contacto «en directo» con una ideología -el pragmatismo- que ha llegado a convertirse en uno de los ídolos de la sociedad actual.

Aunque hoy acabo de tener otro encuentro con el pragmatismo neo-evangélico, antes de sentarme a escribir estas líneas, miraba y escuchaba al pastor o “apóstol” Nahum Rosario, quien desde su iglesia de Chicago dijo textualmente que si Hugh Hefner, el dueño de la revista pornográfica “Play Boy” lo llamaba para darle 200 millones de dólares, él corría a recibirle ese dinero sin ningún problema, pues ese dinero producido por la pornografía y la prostitución quedaba “santificado” al recibirlo el pragmático “apóstol” Nahum Rosario. Supongo que decía eso por el canal televisivo esperando ser escuchado por el dueño de la revista “Play Boy”. Eso es ser pragmático, no preguntar de dónde viene el dinero, con tal de hacer crecer “su ministerio” en dólares……. En su justificación o explicación a esa cínica y pragmática declaración, amplió diciendo que tampoco tenía escrúpulos en recibir dinero de premios de lotería o de narcotraficantes, pues él hacía la transferencia y lo santificaba, ya que Dios es el dueño del oro y de la plata, además, el dinero no tiene la culpa……
.
Nos permitimos transcribirles algunos apartes del artículo “Pragmatismo y egoísmo” del presidente de la Alianza Evangélica Española, Pablo Martínez Vilá, junto con algunos comentarios nuestros.

“Y dijo: Esto haré (PENSAMIENTO PRAGMÁTICO): derribaré mis graneros, y los edificaré mayores, y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes; y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate. Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será? Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios” (Lucas 12:18-21)

PRAGMATISMO

Es la doctrina que toma como criterio de la verdad el valor práctico. Ocuparse solo de los hechos y los resultados, sin importar tanto la ideología, la teología o la verdad de la doctrina. Según la cual la prueba de la verdad de una propuesta es su utilidad práctica; y el efecto de una idea es más importante que su origen. Para el florecimiento del pragmatismo, se ha sembrado la semilla de la eficacia.
.
La mentalidad pragmática, resumida de manera formidable en sus tres preguntas, se acerca a la realidad con una preocupación central: ¿funciona o no funciona?, ¿para qué sirve? No se pregunta: «¿Es bueno o malo?», « ¿verdad o mentira?», « ¿moral o inmoral?».

De esta forma, lo ético (o lo cristiano genuino) queda supeditado a lo útil, a los principios o a los resultados. El rasero para evaluar una situación, ideología o persona es que «funcione».

Este es uno de los dioses seculares de hoy. Y si “funciona” debe conducir al dios “éxito”, el éxito material, social, económico, cuantificable.

“Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?” (Mateo 16 : 26)

Debemos descubrir los elementos más peligrosos del pragmatismo, peligrosos no sólo para la fe del creyente, sino incluso para la convivencia social.

(Por aquello del “Darwinismo social”. Sistema pragmático donde los minusválidos físicos, los ancianos, los ignorantes, los pobres, etc. son marginados y aplastados por el grupo eficiente y atractivo)

UTILITARISMO

El Utilitarismo y el Pragmatismo generalmente van de la mano y es difícil separarlos.
.
El Utilitarismo es la doctrina dónde la utilidad es el principio y la norma de toda conducta. El utilitarismo produce inicialmente una cierta apariencia de racionalidad o de verdad.

La mayor desgracia del utilitarismo es el resultado inmoral de sus reflexiones, pues desemboca en el mayor de los cinismos: La defensa de que el fin justifica los medios.

“Dijo también al que le había convidado:

Cuando hagas comida o cena, no llames a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a vecinos ricos (PENSAMIENTO UTILITARISTA); no sea que ellos a su vez te vuelvan a convidar, y seas recompensado.

Mas cuando hagas banquete, llama a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos; y serás bienaventurado; porque ellos no te pueden recompensar, pero te será recompensado en la resurrección de los justos” (Lucas 14 :12)

LA NATURALEZA EGOÍSTA DEL PRAGMATISMO

Esta ideología tiene varios rasgos distintivos que la definen. En primer lugar, está centrada en “mis” (o “nuestras”) necesidades. El «yo» es el eje alrededor del cual giran mis decisiones. Es, por tanto, una filosofía profundamente egoísta. “Sólo quiero lo que necesito”, sería su resumen. En las iglesias ese egoísmo está denominado como “mi” o “nuestro” “ministerio”. Solo hablan y trabajan por ensanchar y enriquecer el propio “ministerio” (no la Iglesia ni los hermanos, mucho menos al nombre de Jesucristo o la Palabra de Dios).

“Jesús le dijo: Las zorras tienen guaridas, y las aves del cielo nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar su cabeza”(Mateo 8 : 20)

El Pragmatismo valora el éxito según resultados tangibles, mensurables, en especial los que se pueden medir con números. Las cifras determinan el fracaso o el éxito de un proyecto. Todo se valora según los números. En este sentido podemos decir que es un sistema materialista. Este criterio es lógico y aceptable en el mundo empresarial, ¿pero, en la Iglesia?

Hemos visto y escuchado enseñanzas para servidores de una iglesia que parecen convenciones de ventas de alguna corporación comercial. Dónde no les hablan del Espíritu y de la Palabra del Evangelio, sino de estrategias de cómo manipular a las personas y conseguir adeptos.

No importa que el precio sea hipotecar la salud, o su vida personal y familiar. Así, muchos acaban en la consulta del médico con un infarto de miocardio, con estrés severo, con depresión u con la familia destruida.

No todos los servidores de una comunidad religiosa tienen la misma disponibilidad de tiempo o capacidad de trabajo y de resultados que el pastor líder. En los sistemas piramidales G-12, establecen mecánicamente metas de trabajo y nuevos grupos de doce, que se exigen como plan de ventas o crecimiento numérico anual.

Otra observación sobre el pragmatismo en la Iglesia: No se puede presentar el Evangelio primariamente como un manual de autoayuda, algo que «funciona y va bien»: «Prueba a Cristo v verás lo bien que te va».

Y por último, la influencia del pragmatismo sobre la Iglesia se percibe también por el énfasis primordial en el crecimiento numérico de una iglesia local. El éxito de una iglesia local no se puede medir, primeramente, por su crecimiento numérico.
.
La meta de una iglesia no es crecer con muchos miembros, sino que todos los miembros sean verdaderamente salvos y crezcan a la imagen de Cristo.

Los resultados del pragmatismo los podremos valorar mencionando algunas de sus consecuencias:

CRISIS DE LA FAMILIA

OPRESIÓN

REPRESIÓN

TRANSTORNOS SICOLÓGICOS DE APARIENCIA RELIGIOSA O “ESPIRITUAL”
MANIFESTACIÓN DE FALSOS ESPÍRITUS ENGAÑADORES

HEREJÍAS DESTRUCTORAS

RELIGIOSIDAD CARNAL Y NO ESPIRITUAL.

En el mundo hay un refrán que dice: “Cuanto tienes, cuanto vales”, o también se podría decir: “Cuanto produces, cuanto vales”. Esa es la filosofía del pragmatismo o utilitarismo, la cual se ha introducido en la Iglesia, no siempre como utilitarismo material, sino también como utilitarismo religioso.

“Y dijo: Por eso os he dicho que ninguno puede venir a mí, si no le fuere dado del Padre. Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con él. Dijo entonces Jesús a los doce: ¿Queréis acaso iros también vosotros?” (Juan 6:65)

Esta filosofía mundana del utilitarismo o pragmatismo, ha llevado a cambiar el significado de la palabra “fruto” por “cantidad”, no por “calidad” ni por “autenticidad”.

“Frutos” abundantes tendrían los que tienen muchos seguidores y llenan estadios, como el “Jesucristo reencarnado” de “Creciendo en gracia” y tantos otros no tan descaradamente herejes, sino más sutiles o engañosos, que tienen sus fieles adeptos a ellos, a quienes llaman sus “papás” espirituales, no a Jesucristo, a su Evangelio y a Dios, nuestro verdadero Padre. Los demás seríamos cristianos o enanos de relleno….

La Iglesia de Jesucristo nació en el fracaso más grande y vergonzoso a los ojos del mundo.

Por un líder pobre, solitario, derrotado y abandonado por sus seguidores.

“De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará” (Juan 12 : 24)

Reiterándoles nuestro amor fraternal en Cristo, deseamos que Dios les continúe bendiciendo.

Vicente Mercado Santamaría.
Loading...