Datos personales

Médico Internista e Intensivista, y estudioso de las Santas Escrituras (La Biblia), y un predicador incansable del verdadero monoteísmo bíblico, y sobre todo, del mensaje o evangelio del Reino de Dios, que es la única esperanza que tiene este mundo para sobrevivir a su destrucción total.

domingo, 6 de julio de 2008

SITIOS UNITARIOS QUE PUEDE VISITAR

Aquí podrán ver y escuchar videos sobre discusiones bíblicas EN INGLÉS con los eruditos bíblicos unitarios Sir. Anthony F Buzzard y Russell Magaw, así como otros invitados. He aquí algunos temas tratados:
.
The Age To Come - program #01.06 - The Kingdom: Present, Future, or Both? - Pastor Russell Magaw & Steve Taylor
.
The Age To Come - program #08.05 - Church trends and the Gospel - Steve Taylor & Anthony Buzzard - remake of a program originally produced in 1996.
.
The Age To Come - program #07.05 - "The Culting of Christianity" (continued) - Steve Taylor & Anthony Buzzard - remake of a program originally produced in 1996.
.
The Age To Come - program #06.05 - "The Culting of Christianity" - Steve Taylor & Anthony Buzzard - remake of a program originally produced in 1996.
.
The Age To Come - program #05.05 - "Our Fathers Who Aren't In Heaven" - Anthony Buzzard and Steve Taylor - remake of a program originally produced in 1996.
.
The Age To Come - program #04.05 - "What Were New Testament Tongues?" - Anthony Buzzard and Steve Taylor - remake of a program originally produced in 1996.
.
The Age To Come - program #03.05 - Spiritual Clothing - Jamie Engelbert & Robert Morrison, Jr.; Issues of Life, Death and Eternity - Pastor Richard Eldred and Anthony Buzzard; Heaven On Earth - Jamie Engelbert and Steve Taylor.
.
The Age To Come - program #02.05 - Facing the Future - Jamie Engelbert & Dr. Joe Martin; Your 'Elijah' Potential - Pastor Alan Cain; The Circle of Love - Tom Fischhaber; What Must I Do To Be Saved? - Eddie Garrett II
.
The Age To Come - program #01.05 - Matthew 24 (part 1 & 2) - Anthony Buzzard, Potential of Prayer - Alan Cain, The Difference Faith & Hope Make - Craig Wagganer.
.
The Age To Come - program #08.04 - Matthew 24 (part 1 & 2) - Anthony Buzzard, Sharing the Biblical Gospel - Atlanta Bible College students.
.
The Age To Come - program #02.03 - Good News You Can Use!, What Is the "Word of God"?, Death: the Time of Reward or Punishment?, Treasures from the Past - Arlen Rankin, John Railton, Larry Mayberry, Anthony Buzzard.
.
The Age To Come - program #03.04 - What God Says About Himself, Lessons from Hezekiah, Straight Talk About Sin - Joe Martin, Jamie Engelbert, Alan Cain.

The Age To Come - program #04.04 - A Product of Your Environment, Or Your Hope?, Lessons from Hezekiah, Overcoming Sin - Craig Wagganer, Jamie Engelbert, Anthony Buzzard, Alan Cain.

The Age To Come - program #05.04 - What Faith & Hope Can Do, Jesus or God-Jesus?, Prayer Motivation - Craig Wagganer, Jamie Engelbert, Anthony Buzzard, Alan Cain

JESÚS NO PRETENDIO SER DIOS

Por Sir. Anthony F. Buzzard (Maestro Unitario)
.
En el evangelio de Juan la identidad de Jesús es un tema fundamental. Juan escribió, como nos dice él, con un propósito principal: convencer a sus lectores que Jesús es “el Mesías”, el Hijo de Dios” (20:31). De acuerdo a Juan, Jesús distinguió cuidadosamente su persona con la del Padre quien es “el único Dios verdadero” (17:3; cp. 5:44, 6:27). Si estamos por buscar en el registro de Juan una prueba de que Jesús es Dios “co-igual”, en el sentido trinitario, estaremos descubriendo algo que Juan no se propuso, y en vista de su herencia Judía, no lo hubiera comprendido!

Por otra parte, tendríamos que admitir que Juan introduce una marcada nueva figura Mesiánica que contradice el Antiguo Testamento y depone la propia insistencia de Juan (y Jesús) de que sólo el Padre es verdadero Dios (Juan 5:44, 17:3). Semejante notoria auto-contradicción es difícilmente probable.

Ya es tiempo suficiente para que le permitamos a Jesús establecer el registro correctamente. En los informes de Mateo, Marcos, y Lucas se nos dice que explícitamente Jesús se suscribió al monoteísmo estricto del Antiguo Testamento (Marcos 12:32-34). Por lo tanto, ¿acaso él, de acuerdo a Juan, confunde el asunto afirmando ser Dios después de todo? La respuesta es dada claramente en Juan 10:34-36 donde Jesús definió su condición en términos de los representantes humanos de Dios en el Antiguo Testamento. Jesús dio este informe de sí mismo como explicación de lo que significa ser “uno con el Padre” (10:30). Es una unidad en función por la cual el Hijo representa perfectamente al Padre. Ese es exactamente el ideal del Antiguo Testamento de la filiación, el cual ha sido imperfectamente realizado en los gobernantes de Israel, pero encontrará su cumplimiento perfecto en el Mesías, el Rey escogido de Dios.

El argumento en Juan 10:29-38 es como sigue: Jesús comenzó por afirmar que él y el Padre eran “uno”. Fue una unidad de compañerismo y función la cual en otra ocasión él deseó también para la relación de sus discípulos con él y el Padre (Juan 17:11,22). Los judíos entendieron que Jesús estaba pretendiendo la igualdad con Dios. Esto le dio una oportunidad a Jesús para explicarse. Lo que él estaba realmente pretendiendo, así dice él, era ser “Hijo de Dios” (v.36), un reconocido sinónimo para Mesías. La pretensión para la filiación no fue irrazonable, sostuvo Jesús, en vista del hecho bien conocido que aun los representantes imperfectos de Dios han sido nombrados por él en el Antiguo Testamento como “dioses” (Salmo 82:6). Lejos de demostrar alguna pretensión para una eterna filiación, él compara su oficio y función con aquella de los jueces. Se consideró a sí mismo el representante de Dios por excelencia ya que él fue únicamente el Hijo de Dios, el único y solo Mesías sobrenaturalmente concebido, y el objeto de toda profecía del Antiguo Testamento. No hay absolutamente nada, sin embargo, en el registro de Jesús de sí mismo que interfiera con el monoteísmo del Antiguo Testamento o que requiera una reescritura del texto sagrado en Deuteronomio 6:4. La propia comprensión de Jesús está estrictamente dentro de los límites impuestos por la revelación autoritativa de Dios en la Escritura. De otra manera su pretensión de ser el Mesías hubiera sido nula. Las Escrituras hubieran sido invalidadas.

www.yeshuahamashiaj.org
www.elevangeliodelreino.org

UNITARISMO: UNA BREVE HISTORIA

Los precursores: de Arrio a Servet

Los orígenes del Unitarismo cabe encontrarlos en los primeros siglos del Cristianismo, con figuras tales como Arrio, que rechazaba la idea de la Trinidad como contraria a las enseñanzas originales de Jesús. La imposición del Credo católico y del dogma trinitario en los Concilios de Nicea (325) y Constantinopla (381) supuso la condena como herejías de estas ideas y la persecución de sus seguidores. (En España, el Arrianismo sobrevivió hasta la conversión del rey visigodo Recaredo al Catolicismo en 587.)

Al estallar la Reforma contra los abusos y la corrupción vigentes entonces en Roma, numerosos intelectuales publicaron sus propios puntos de vista acerca de la doctrina cristiana sin esperar el beneplácito de la Santa Sede, dentro del espíritu protestante de libre examen de la Biblia. Uno de ellos fue Miguel Servet, el famoso médico y teólogo español. En su libro De Trinitatis Erroribus ("Sobre los errores de la Trinidad"), cuestionó la base bíblica y racional de la doctrina trinitaria. Estas ideas se consolidaron en su obra cumbre posterior, Christianismi Restitutio ("Restauración del Cristianismo"). Sus opiniones heterodoxas y su libertad de espíritu, que Servet defendió siempre con la pluma y el diálogo frente al dogmatismo de católicos y reformados, le convirtieron en un proscrito en toda Europa, siendo perseguido tanto por la Inquisición como por el reformador Calvino y sus partidarios, quienes le apresaron en Ginebra y condenaron a morir en la hoguera (1553).

Hoy en día, las Iglesias Unitarias ven en Servet a su pionero y su primer mártir.

Las primeras Iglesias Unitarias: Polonia y Transilvania

La vida, obra y sacrificio de Servet sirvieron de guía a muchos. Sebastian Castellio reprochó duramente a Calvino su intolerancia y su fanatismo y proclamó la libertad de conciencia en asuntos de fe, un principio que luego ha sido fundamental en la tradición Unitaria y Universalista.

Por su parte, el italiano Fausto Socino (Sozzini) publicó una obra en la que tomaba a Cristo como modelo humano de vida y rechazaba el dogma de su naturaleza divina (Socinianismo). Socino, perseguido también por sus creencias, encontró refugio en Polonia, donde se unió a otros reformadores liberales y antitrinitarios de aquel país, en el grupo denominado Hermanos Polacos (después aniquilado por la Contrarreforma Católica).

Entretanto, el húngaro Ferenc Dávid predicaba el Cristianismo Unitario en Transilvania (región dividida hoy entre Rumania y Hungría). El rey Segismundo de Transilvania aceptó el Unitarismo y dictó el primer Edicto de Tolerancia religiosa en la historia moderna de Europa en 1568. Tras la muerte del rey Segismundo llegó la Contrarreforma a Transilvania. Ferenc Dávid fue condenado a cadena perpetua y murió en prisión en 1579, sin que se conozcan las causas de su muerte ni el lugar donde fue enterrado su cadáver, pero la Iglesia Unitaria que él fundó ha logrado sobrevivir con grandes dificultades hasta nuestros días en la región de habla húngara de la actual Rumania.

El Unitarismo en Inglaterra y Estados Unidos

En Inglaterra, el impulso religioso radical de la Reforma permaneció entre los "Dissenters" (no conformistas), nombre que englobaba a las Iglesias Libres opuestas a la hegemonía de la Iglesia Anglicana. Bajo la influencia de la filosofía empirista de Locke y de las corrientes librepensadoras y racionalistas de la Ilustración, un número creciente de congregaciones dissenters adoptaron la teología unitaria a lo largo del siglo XVIII, encabezadas por la Essex Church fundada por Theophilus Lindsey en Londres (1774).

Una evolución similar se produjo entre los protestantes que habían emigrado a Norteamérica en busca de libertad religiosa, a cuyo frente estuvo
W. E. Channing. A ambos lados del Atlántico, las congregaciones unitarias se organizaron como denominaciones independientes en 1825.

Aquellos cristianos unitarios negaban la divinidad de Jesucristo y la Trinidad, pero seguían viendo en el rabino de Nazaret al verdadero emisario de la voluntad de Dios a los hombres. Basaban su doctrina en el análisis racionalista de los textos bíblicos. El resultado de esta ardua tarea fue una teología rigurosa e intelectual.


.
www.elevangeliodelreino.org
www.yeshuahamashiaj.org (Inglés y Español)

LOS UNITARIOS: NO ESTAN LEJOS DEL REINO DE DIOS

“Acercándose uno de los escribas, que los había oído disputar, y sabía que les había respondido bien, le preguntó: ¿Cuál es el primer mandamiento de todos? Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos. Entonces el escriba le dijo: Bien, Maestro, verdad has dicho, que uno es Dios, y no hay otro fuera de él; y el amarle con todo el corazón, con todo el entendimiento, con toda el alma, y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo, es más que todos los holocaustos y sacrificios. Jesús entonces, viendo que había respondido sabiamente, le dijo: No estás lejos del reino de Dios. Y ya ninguno osaba preguntarle”.

¡¡¡Sobran las palabras!!!

www.yeshuahamashiaj.org
www.elevangeliodelreino.org

LA IGLESIA UNIVERSAL DEL REINO DE DIOS

A mediados de 1990 la Justicia brasileña comenzó a investigar al Obispo Macedo (Fundador del Impero Religioso y de los negocios de la Iglesia Universal). En 1992 terminó preso durante 12 días acusado de defraudación y malversación ya que su cuenta bancaria había acumulado mas de 100 millones de dólares. Al final sus abogados lograron la absolución en el proceso judicial.

A nivel internacional una de las sectas más agresivas en su labor de ganar adeptos, es la Iglesia Universal del Reino de Dios. Esta secta es más conocida en muchos lugares con el nombre comercial "Pare de sufrir", que es el título publicitario que usan para anunciar productos mágicos que venden en sus reuniones (culto): Rosa de Sharon, sal bendita, tierra de Jerusalén, aceite bendecido, etc. todo eso traído desde Jerusalén pero «hecho en New York».

Por este medio te envío la siguiente información que seguramente servirá para prevenir que más incautos caigan en sus trampas. Hay gente que en su ignorancia e ingenuidad con tal de querer curarse de alguna enfermedad acuden allí y lo único que logran es una buena salida de dinero de su bolsillo, pues es característica de esta secta la idea de que si dan más dinero más bendecidos serán. Esta secta religiosa tuvo su origen en Río de Janeiro, Brasil, aproximadamente en 1977 y su fundador y actual dirigente es Edir Macedo. Su énfasis es: "Entre más dinero le des a Dios, más bendiciones tendrás". La llamada "teología de la prosperidad" en su más alto nivel.
.
La teología de la prosperidad afirma que un donador sabio y que dé mucho dinero gozará de una vida libre de enfermedades, de estrés y de vicios, y que su vida se hallará llena de bienes materiales: Un carro nuevo, una gran casa, una gran cuenta bancaria...

"Es la versión espiritual de Wall Street", dijo Héctor Ávalos, antiguo sanador de la fe y quien ahora es profesor asociado de estudios religiosos en la Universidad Estatal de Iowa. "Básicamente -dijo- ellos están jugando con la avaricia de la gente". Qué tremendas, pero que acertadas palabras: «jugando con la avaricia de la gente». Te comento sobre esa secta lo siguiente:

Iglesia Universal

1.- Secta de Macedo y el Evangelio de Judas Iscariote.

Si bien es cierto que muchas sectas religiosas ven la religión como si fuera un negocio (1 Tim 6,5), con sucursales, mercadotecnia, etc., la Iglesia Universal, secta de Macedo, rompe el récord en este aspecto. En ellos la religión no es un negocio, sino el "negocio es la religión". En vez de anunciar el Evangelio de Jesucristo, más bien promueven el Evangelio de Judas Iscariote.

De principio a fin en su "culto" venden (ofrecen) de todo al mejor postor. Vendedores de falsas esperanzas que hacen que la gente con tal de tener una pequeña luz para su enfermedad les dejen su dinero. Hay de todo para escoger como si fuera el "mercado de la fe": aceite de olivo bendito del huerto de Getsemaní; agua bendita traída del río Jordán; tocar el manto sagrado traído de Jerusalén; pañuelos benditos de Tierra Santa; Rosa de Sharon traida de medio oriente... todo «made»=hecho en Maquiladoras de México. Ah... y por supuesto: "Oraciones" de fe, donde al que entregue más dinero (donativo) le prometen más bendiciones de Dios. Supersticiones al mayoreo que hacen que la gente en vez de buscar a Dios, se dediquen a buscar una sanación en manos de charlatanes. Un descaro que por falta de conocimiento y valor para descubrir su engaño ha ido creciendo. Si Judas Iscariote viviera seguramente que hasta envidia le daría y se propondría él mismo para ser su asesor. Tal vez, hasta lo tengan como su santo patrón. Esta Iglesia posee la tercera red televisiva más popular de Brasil, docenas de estaciones radiofónicas, varios periódicos, un banco y otras muchas propiedades. Esta Iglesia mantiene en secreto sus finanzas, pero informes que han sido publicados indican que al menos obtiene 100 millones de dólares anualmente.

Allí no sólo hay que cuidar la fe, sino principalmente el dinero, pues sus "predicadores" como expertos en prestidigitación en cuestión de minutos hacen que la gente les entregue hasta lo que no traen. Si conoce a alguien asistiendo a ese lugar, explíquele a dónde va a parar su dinero. Recuerde que uno de los mandamientos es "no robar" y primo hermano de este mandamiento es "no dejes que roben a los demás". Asistir a esa secta no es falta de fe, sino de inteligencia.

Iglesia Universal

2.- Ex-pastores de la Iglesia Universal denuncian a la secta de Macedo
.
Hace poco, ochenta ex- pastores de la Iglesia Universal del Reino de Dios denunciaron judicialmente a esta secta porque se rehúsa a pagarles salarios no recibidos y derechos de desempleado no percibidos, pese a que la mayoría de ellos dejaron todo lo que tenían por la secta.

Por ello, muchos pastores han reclamado "derechos" como seguridad social, compensación por falta de "aviso previo" en los "despidos", fondo de garantía, horas extras, vacaciones vencidas y hasta un adicional de "publicidad", por haber hecho proselitismo. "Es dinero para la iglesia, lograda con el esfuerzo de estos pastores", dice Francisco Días Ferreira, abogado de Francisco Rosas, uno de los ex pastores demandantes.

Ahora, la mayor parte de los jueces piensan que procesos de esta naturaleza demuestran que las relaciones en el ámbito de la Iglesia Universal no se fundan en la fe. "Son relaciones comerciales. Aunque el reclamante no tenga razón, y en este caso no veo cómo pueda tenerla, se concluye que las dos partes están erradas. Aquello que debería ser vocación acaba transformándose en una forma de ganar dinero" Explica el juez de Río de Janeiro, Brasil, José Nascimento. Así que ponte listo y compártelo con otros para no dejarse embaucar por sectas que sólo pretenden hacer su negocio o, como yo le llamo, anuncian el «evangelio de Judas Iscariote».

3.- Líos Financieros Iglesia Universal

La conocido secta de la Iglesia Universal como también les gusta llamarse en Televisión en su programa: "Pare de sufrir", continuamente está en líos financieros. Conocida en muchos lugares por su propaganda mágica de sanación con la Rosa de Sharon, el manto sagrado, el aceite "bendito" y otras supersticiones, se sigue descubriendo que más que una Iglesia, es un tremendo negocio. Algunos de sus líos en Brasil, país de su origen, son:

a) Enfrentó un proceso judicial por adquirir la red de comunicaciones Record sin pagar los impuestos de ley. Esta evasión tributaria podría costarle a la secta el retiro del permiso de transmisión de dicha cadena radial.

b) En este aspecto, según los registros financieros de la secta, el "pseudo-obispo" Edir Macedo en 1994, debía casi 23 millones de dólares, dinero obtenido con préstamos a largo plazo sin intereses. Si usted conoce a algún amigo despistado asistiendo a esa secta, platíquele un poco a dónde va a parar el dinero que entrega.

c) Las denuncias, sin embargo, sobrepasan los límites nacionales, pues en otros países se han encontrado empresas relacionadas con la secta y, coincidentemente, son sospechosas de lavado de dinero. Entre éstas se encuentra la Invest Holding Limited -socia del Banco Metropolitano perteneciente al Grupo Universal- ubicada en las islas Caimán.

Conclusión Antes que nada mis disculpas a Judas Iscariote porque tal vez él no fue tan avaricioso como algunas sectas disfrazadas de cristianas lo son actualmente (1 Tim 6,5). Al menos, a Judas no se le ocurrió fundar una secta con el dinero que recibió y hacer el "negocio de la fe" más rentable al estilo del empresario=fundador Edir “Exploty” Macedo.

www.elevangeliodelreino.org
O también:
www.esnips.com/web/BibleTeachings

LA IGLESIA UNVERSAL Y LOCAL


La Biblia a menudo usa la palabra "iglesia", ¿pero qué significa? ¿Cuál es su objetivo? ¿Por qué está ésta aquí? ¿Hay una diferencia entre una “iglesia local” y una “iglesia mundial” (o universal)?

En este estudio intentaremos contestar algunas de aquellas preguntas. Dios tiene muchas grandes promesas para su iglesia, así que cavemos más profundo para ver lo que podemos encontrar.
.
Edificaré mi iglesia (1)

Mateo 16:18

“Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella”.

Notó usted quién es el dueño de la iglesia? Jesús dijo, "Edificaré mi iglesia". A menudo la gente cae en la trampa de hacer de la iglesia una cosa hecha por el hombre. Hablamos de tal y tal iglesia. Hablamos de los edificios de la iglesia como la iglesia. Nos referimos que tal evangelista o pastor construyó la iglesia.
.
La verdad es que la iglesia pertenece de Jesucristo, es suya. Él es el creador, sustentador y el constructor de la iglesia.
.
La iglesia que se habló aquí, en primer lugar es lo que llamamos la iglesia universal. Un grupo que es el pueblo de Dios por Jesucristo. Ellos existen por todo el mundo, en cada tribu, nación y lengua. Muchas de aquellas personas también pertenecen a iglesias locales, unos (tal vez porque ellos están en la prisión debido a su fe) están solos, pero ellos son todavía la parte de la iglesia universal.

Dios determinó hace mucho crear la iglesia universal y él lo llevó a cabo por Jesucristo. Aquella iglesia universal es expresada en este mundo vía iglesias locales, las reuniones locales de las personas que pertenecen a la iglesia universal. Ellos se encuentran juntos como la parte del mismo pueblo (el pueblo de Dios) con el mismo Espíritu y deseos.

Después nosotros tenemos que examinar la palabra "iglesia" y ver lo que ésta significa.

Asamblea (2)

Hechos 19:32

“Unos, pues, gritaban una cosa, y otros otra; porque la concurrencia estaba confusa, y los más no sabían por qué se habían reunido”.

En el Nuevo Testamento la palabra para iglesia es "ecclesia" que significa "una asamblea" "o grupo llamado (separado)".

Encontramos la palabra "ecclesia" usada de muchos modos diferentes en el NT. El más simple puede ser encontrado aquí en Hechos. La palabra "asamblea" es "ecclesia" y éste es su sentido clásico ordinario, un grupo de gente. Ver también (Hechos 19:32, 39, 41).

Claramente esta no es una reunión de la iglesia cristiana, pero sí nos muestra realmente la raíz de la palabra, "una asamblea" "o grupo llamado (separado)”. Jesús dijo que él construiría una iglesia, que en su raíz sería un grupo de gente separada. Su gente, Su asamblea.

El cuerpo entero de los redimidos (3)

Efesios 5:23-29

“Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo. Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha. Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia”

La palabra "iglesia" también puede significar el cuerpo entero de los redimidos, todos aquellos que el Padre ha dado a Cristo, la iglesia invisible, la iglesia universal.

Éstos versos aquí en Efesios habla principalmente de la iglesia universal, pero ellos también tienen algunas implicaciones para la iglesia local.
Note que Cristo es:

- la cabeza de la iglesia.
- el salvador de la iglesia.
- éste es su cuerpo.

Que Él:

- ama a la iglesia.

- santifica y limpia a la iglesia.

- presentará un día a la iglesia para él sin mancha o arruga.

Se reúne en una casa (4)

Romanos 16:5

“Saludad también a la iglesia de su casa. Saludad a Epeneto, amado mío, que es el primer fruto de Acaya para Cristo”.

Un pequeño grupo de Cristianos asociados juntos son un ecclesia o la iglesia. También ver al Col. 4:15.

Esta es una iglesia local. Esta se encuentra o junta en una casa. La gente que se junta es parte de la iglesia universal. Aquí ellos son una muestra, una representación local de la iglesia universal más grande.

En una ciudad (5)

Hechos 13:1

“Había entonces en la iglesia que estaba en Antioquía, profetas y maestros: Bernabé, Simón el que se llamaba Niger, Lucio de Cirene, Manaén el que se había criado junto con Herodes el tetrarca, y Saulo”.

Una iglesia también puede ser todos los Cristianos en una ciudad particular. En los primeros días había probablemente sólo una iglesia local por ciudad o lugar.

En la iglesia local, Dios coloca a la gente diferente para servir y aumentar el pueblo. Profetas, maestros y así. Jesús ama, sostiene y construye la iglesia local así como la universal.

Ver también 1 Cor. 1:2, Hechos 8:1, Apo. 2:1.

En todo el mundo (6)

1 Corintios 15:9

“Porque yo soy el más pequeño de los apóstoles, que no soy digno de ser llamado apóstol, porque perseguí a la iglesia de Dios”.

La iglesia es también el cuerpo entero Cristianos profesantes en todo el mundo. Antes, Pablo no persiguió a una iglesia local, sino a muchas iglesias locales que juntas forman una iglesia universal más grande.

Note también que esta es la iglesia de Dios, la asamblea de Dios. En este mundo allí existen muchas asambleas de hombres... Pero aquí hablamos del pueblo de Dios, la asamblea de Dios.

Ver también a Gal. 1:13; Mat. 16:18

Comprado con Su sangre (7)

Hechos 20:28

“Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre”.

Esta iglesia, esta iglesia universal, y esta iglesia local, fue comprada por Dios en un precio muy costoso. La sangre de Jesucristo.

Hay sólo UNA Iglesia universal (8)

Efesios 4:4

“Un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación”

Hay sólo un cuerpo. Aquí el cuerpo es un cuadro de la iglesia, la iglesia universal. Hay sólo un cuerpo, una iglesia universal. ¡Las denominaciones no son la parte del plan de Dios para la iglesia!

Comenzó en el Pentecostés (9)

Hechos 11:15

“Y cuando comencé a hablar, cayó el Espíritu Santo sobre ellos también, como sobre nosotros al principio”.

Note lo que Pedro llama el principio, no los días cuando él estaba con Jesús, sino el día de Pentecostés, cuando el Espíritu vino. El Espíritu Santo es el implementador de los proyectos de Dios. Jesús hizo el camino, pagó el precio y él envió el Espíritu para guiar a la iglesia.

Dios añade (10)

Hechos 2:47

“Alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos”.

Este verso sostiene algunas maravillosas verdades sobre la iglesia. En primer lugar, el único camino en la iglesia universal es por Dios que la añade. Usted no puede afiliarse a sí mismo a la iglesia de Jesucristo, usted no puede optar ingresar, usted no puede firmar una forma o levantar una mano... Sólo Dios puede añadirle. Las cosas son ligeramente diferentes con una iglesia local (o asamblea), pero en cuanto al cuerpo, la iglesia, Dios añade a la gente. Esto encaja muy bien con el verso de 1 Corintios 12:13, de que somos añadidos en el cuerpo por el Espíritu Santo.

La segunda cosa sobre este verso es que hace entrar la idea de salvación, "aquellos que estaban siendo salvados." Así claramente hay un eslabón entre la iglesia y aquellos que son salvados.

Añadido por el Espíritu (11)

1 Corintios 12:13

“Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu”.

Por Su Espíritu, Dios nos añade al cuerpo, el cuerpo de Cristo. No hay ninguna forma de ingreso para entrar en la iglesia, ninguna forma de consentimiento, ningunas manos levantadas. Dios por Su Espíritu añade a la gente a Su iglesia. Sin ser añadido por Su Espíritu usted no es la parte de la iglesia.

Dios sabe quiénes son Suyos (12)

2 Timoteo 2:19

“Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo”.

Para la iglesia universal no hay ninguna lista de registro. Ningún Papa, sacerdote, o rey decide o enrola en una lista quien está en la iglesia universal. Sólo Dios porque él los añadió allí originalmente.

La iglesia local (13)

1 Corintios 1:2

“A la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro”

La iglesia local (los Cristianos en un lugar) es diferente a la iglesia universal. Aquí Pablo escribe una carta a la iglesia en Corinto. La iglesia (“ecclesia”) de Dios que está localizada en un cierto lugar, a saber, Corinto.

Note los atributos de aquellos que pertenecen a la iglesia:

- Ellos son santificados en Cristo Jesús

- Los llaman para ser santos (separados/santos)

- Ellos pertenecen al mismo grupo más grande "de todos aquellos que invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo"

- Jesús es su Señor

En Dios el Padre (14)

1 Tesalonicenses 1:1

“Pablo, Silvano y Timoteo, a la iglesia de los tesalonicenses en Dios Padre y en el Señor Jesucristo: Gracia y paz sean a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo”.

Note aquí otro atributo de la iglesia local, ellos están "EN" Dios el Padre y Jesús. Este "EN" es la parte del bautismo en el cuerpo que vimos en 1 Corintios 12:13. Ellos fueron añadidos al cuerpo, bautizado en la iglesia (por el Espíritu) en un nivel universal, como cada creyente, pero consecuentemente una iglesia local contiene aquellos que están "EN" Dios.

Hay muchas iglesias locales (15)

Gálatas 1:2

“Y todos los hermanos que están conmigo, a las iglesias de Galacia”.

Aunque esto pueda ser simple, vale la pena declarar, que hay muchos casos de la iglesia local. Aquí Pablo escribe a las iglesias en un distrito, a las iglesias en Galacia.

Ver también Romanos 16:16

Cuando la gente comienza a reunirse juntos (16)

Hechos 11:19-26

“Ahora bien, los que habían sido esparcidos a causa de la persecución que hubo con motivo de Esteban, pasaron hasta Fenicia, Chipre y Antioquía, no hablando a nadie la palabra, sino sólo a los judíos. Pero había entre ellos unos varones de Chipre y de Cirene, los cuales, cuando entraron en Antioquía, hablaron también a los griegos, anunciando el evangelio del Señor Jesús. Y la mano del Señor estaba con ellos, y gran número creyó y se convirtió al Señor. Llegó la noticia de estas cosas a oídos de la iglesia que estaba en Jerusalén; y enviaron a Bernabé que fuese hasta Antioquía. Este, cuando llegó, y vio la gracia de Dios, se regocijó, y exhortó a todos a que con propósito de corazón permaneciesen fieles al Señor. Porque era varón bueno, y lleno del Espíritu Santo y de fe. Y una gran multitud fue agregada al Señor. Después fue Bernabé a Tarso para buscar a Saulo; y hallándole, le trajo a Antioquía. Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente; y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía”.

Este es un gran trozo de historia para nosotros. Había un tiempo cuando una iglesia local no existía en Antioquía. Entonces algunos hombres vinieron y predicaron el evangelio, la gente fue salvada y añadida a la iglesia universal. Ellos entonces comenzaron a reunirse juntos. Por el verso 26 leemos a aquel Pablo y Bernabé "se reunieron con la iglesia". Así ahora vemos que una iglesia local formada de gente comenzaron a encontrarse/reunirse.

La iglesia local es una reunión de miembros locales de la iglesia universal.

Usted se afilia a una asamblea de gente (17)

Hechos 9:26-28

“Cuando llegó a Jerusalén, trataba de juntarse con los discípulos; pero todos le tenían miedo, no creyendo que fuese discípulo. Entonces Bernabé, tomándole, lo trajo a los apóstoles, y les contó cómo Saulo había visto en el camino al Señor, el cual le había hablado, y cómo en Damasco había hablado valerosamente en el nombre de Jesús. Y estaba con ellos en Jerusalén; y entraba y salía”.

Finalmente la última cosa para mirar sobre la iglesia local consiste en que usted se afilia a una iglesia local. Dios añade a la universal, pero usted se afilia a una iglesia local.

www.yeshuahamashiaj.org (Inglés y Español)

EL REINO DE CRISTO Y LA PARADOJA DEL AMILENARISMO

Se han hecho muchas declaraciones formales en cuanto al reino, pero solo hay una definición verdadera: El Reino de Dios será cuando el Hijo del hombre abiertamente ejerza Su poder y visiblemente traiga todas las cosas a sumisión en Su reinado justo sobre la tierra. La ignorancia Bíblica, el prejuicio denominacional, y el fanatismo han obscurecido el significado verdadero del reino. Cada Cristiano profesante debe confesar que lo que Dios dijo es cierto, pero lo que el expositor de la Escritura dice puede o no puede ser cierto. La única manera para determinar la autenticidad del expositor es comparar lo que él dice con el registro Divino de la verdad.

El significado del reino puede ser determinado solamente por una investigación completa de todos los datos Bíblicos acerca del tema. Su definición no debería ser determinada por unos pocos pasajes asilados de la Biblia. Los Cristianos solamente tienen una llave para revelar la interpretación verdadera del reino. Puesto que los Cristianos poseen la unción Divina (I Jn. 2:20, 27), ellos deben correlacionar toda la información desde la primera profecía hasta el cumplimiento de la profecía en el establecimiento del reino. El reino de Cristo es uno de los temas grandes de la profecía Bíblica. Fue el tema principal de los profetas del Antiguo Testamento, Juan el Bautista, Jesucristo, y los apóstoles. Si alguien objeta a este hecho, esta es la respuesta: No puede haber reino sin Rey. Además, el ser Rey es subsiguiente al ser Salvador.

Un entendimiento correcto del reino es necesario para adecuadamente enseñar las Escrituras. El reino de Dios es el objeto de los pactos. Mediante la verdad del nuevo pacto, que está operando en esta edad, los elegidos están siendo llamados para llegar a ser herederos del reino. Por lo tanto, la asamblea es una etapa preparatoria para el reino venidero. El reino es un honor especial dado por el Padre a Jesucristo como el Hijo del Hombre. Se da mucha de la Santa Escritura al tema del reino, porque es la perfección de toda obra y honor de Cristo.

Hay poco acuerdo entre muchos expositores en cuanto a la connotación del reino. La palabra griega para “reino” es basileia. Algunos dicen que no se puede divorciar el reino de Dios de la actividad presente y personal de Dios. Ellos dicen que si reino significa un reino futuro sobre el cual reina un rey, se excluiría el reino espiritual sería excluido. Así, ellos concluyen que el reino no puede ser algo que ha venido y no ha venido. Aquellos que aceptan el reino espiritual presente en la asamblea fracasan en no diferenciar la soberanía del señorío. Dios siempre ha sido el Señor y Príncipe soberano sobre todas las naciones, pero no era el Rey teocrático de ninguna nación hasta que Dios llamó al Israel elegido. Además, mientras Dios mandó a Israel como su Rey teocrático, Él no cesó en ejercer Su soberanía. Por lo tanto, el reino que Cristo ascendió para recibir — el reino futuro — pertenece a Él como el Hijo del Hombre, el Hijo de David. Mientras el Hijo del Hombre ascendido no está reinando presentemente sobre el reino futuro como el Hijo de Dios, Él es el Príncipe soberano sobre el universo. En Su capacidad Divina, Él reina sobre todos; pero este reinado no es el reinado de promesa como el Hijo del Hombre. El reinado de promesa será una manifestación externamente visible del Dios-Hombre en el reino que Él ha ido a recibir.

Serios defectos existen en un sistema que requiere muchas interpretaciones diferentes del reino, tales como el reino siendo definido como (1) el reinado espiritual en la asamblea (Mat. 3:2), (2) orando para el adelanto del evangelio (Mat. 6:10), (3) los efectos del evangelio (Mat. 13:24), (4) la nueva dispensación (Mat. 13:44), (5) cada hombre que está instruido en el evangelio (Mat. 13:51-53), (6) la asamblea en la tierra (Mat. 16:19), (7) aquellos que prontamente llegan a ser Cristianos (Mat. 21:31), (8) la recepción como hijos de Dios (Mat. 25:34), y (9) el cielo donde el reinado de Dios será totalmente establecido (Mat. 26:29). No se puede interpretar Bíblicamente el reino para inferir todas estas cosas.

Chiliasmo es la doctrina teológica que Jesucristo establecerá un reino teocrático en la tierra por mil años. La palabra “chiliasmo” viene de la palabra griega chilioi, que significa un mil. Se usa la palabra diez veces en el Nuevo Testamento (II Ped. 3:8; Apoc. 11:3; 12:6; 14:20; 20:2, 3, 4, 5, 6, 7). La palabra “milenio,” una palabra latina que significa la misma cosa, ha tomado su lugar. Uno se equivoca en pensar que el reinado de Cristo será consumado en la conclusión del milenio. Él es el Rey de las edades.

Los Cristianos esperan no solamente por la redención del cuerpo pero también la
renovación de la tierra: “Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse. Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo. Porque en esperanza fuimos salvos; pero la esperanza que se ve, no es esperanza; porque lo que alguno ve, ¿a qué esperarlo?” (Rom. 8:18-24). Puesto que toda la creación ahora está bajo la maldición, el mundo animado e inanimado está sujeto a la vanidad. Los amilenialistas preguntan, ¿Dónde dice la Escritura que habrá un milenio? No se menciona el milenio, pero se hace referencia al quitamiento de la maldición en el reino de Cristo. Habrá un cambio en el mundo material cuando Cristo venga. La idea principal es la transición, no la extinción. El verbo “pereció” de II Pedro 3:6 se refiere a la gente sobre la tierra que pereció, no a la tierra misma. Pedro, hablando del mundo viejo, dijo, “Mediante que el mundo en aquel entonces pereció, siendo inundado por agua” (traducción). El verbo griego traducido “serán desechos” de II Pedro 3:12 describe la redención más bien que el aniquilamiento. Puesto que se usa este verbo griego luo para soltar, aliviar, o liberar, la condición presente de la tierra dará lugar a una condición mejor. Gimiendo y dolores de parto, que ocurren en el mundo material, dará el lugar al gloriarse y triunfarse en el reino.

El reino será lleno de la justicia. Cada bendición del Cristiano es el fruto de la obra redentora de Cristo. Nosotros frecuentemente oímos la pregunta, ¿Hay sanidad Divina en la expiación? Algunos contestan en el afirmativo y otros en negativo. La respuesta Bíblica afirmativa exige una explicación. Por el mérito de Jesucristo, toda buena dádiva y todo don perfecto desciende del Padre (Sant. 1:17). La resurrección del cuerpo del creyente es incluido en la expiación, pero todavía no es nuestra. El pedido para sanidad puede o no puede ser otorgada presentemente. La restauración de la salud está sujeto a la voluntad de Dios. Los Cristianos esperan la glorificación de nuestros cuerpos. Seremos perfeccionados espiritualmente y físicamente en el reino.

El reino involucrará el mundo entero. Comprenderá la eternidad y no sólo el milenio. Abraham llegará a ser heredero del mundo (Rom. 4:13). No se dio la promesa a Abraham, según los amilenialistas, sobre el nivel natural sino sobre lo sobrenatural. Ellos dicen que lo que se puede involucrar en la simiente numerosa está en lo sobrenatural y nunca en la esfera natural. Ellos ridiculizan lo que ellos llaman la interpretación segmentaria e fragmentaria de la Biblia.

El argumento del reino para lo sobrenatural es recomendable. Este argumento comienza por mostrar que Dios prometió a Abraham lo humanamente imposible. Isaac fue concebido sobrenaturalmente por los lomos muertos de Abraham y el vientre muerto de Sara. Las promesas hechas a Abraham fueron hechas mediante Cristo (Gál. 3:16-29). Todos los salvos han nacido sobrenaturalmente (Juan 1:12, 13; 3:8). Estos constituyen la simiente espiritual de Abraham. No hay argumento con estos hechos Bíblicos, pero la teoría de ningún reino futuro falla cuando se dice que la promesa a Abraham no incluyó la tierra. La promesa terrenal, ellos dicen, fue condicional; pero se ha violado cada condición.

La verdad revela si los amilenialistas o los milenialistas son fragmentarios y segmentarios en la interpretación Bíblica. Los amilenialistas, que aceptan la doctrina de la libre gracia, enseñan que el pacto de Dios con referencia a la soteriología (salvación) es incondicional. Por otra parte, ellos dicen que el pacto con referencia a la escatología (últimas cosas) es condicional. Esto es dividir el propósito eterno de Dios en segmentos contradictorios, así reduciendo el propósito de Dios en partes incompletas. Los milenialistas que adoptan la doctrina de la libre gracia aceptan el pacto incondicional de Dios con referencia a la soteriología y la escatología. Así, ellos no dividen el propósito de Dios en segmentos incompletos.

El propósito de Dios claramente muestra que Él destina el establecer un reino visible sobre esta tierra (Gén. 1:26-28). Sin embargo, el poder del hombre para regir, fue perdido por la caída. Inmediatamente después de la caída del hombre, Dios reveló Su propósito de no solamente salvar a Sus elegidos sino también darnos el descanso eterno en el reino. Este propósito fue gradualmente desplegado. El plan de Dios fue revelado en el significado de los nombres de los hombres desde Adán hasta Noé: (1) Adán — hombre, (2) Set — designado, (3) Enós — mortal, (4) Cainán — la misericordia fija u objetiva, (5) Mahalaleel — la alabanza de Dios, (6) Jared — descenderá, (7) Enoc — dedicado, bajo la disciplina de Dios, (8) Matuselén — paciencia, (9) Lamec — humillado o derrocado, y (10) Noé — descanso (Gén. 5). Cuando estos nombres son conectados como una cadena de eventos históricos, ellos revelan que el hombre designado a morir está ante la misericordia objetiva, alaba a Dios, desciende, y llega a ser dedicado. Dios es paciente para los elegidos, y cuando los transgresores de la ley han sido humillados, el descanso será experimentado en el reino. El propósito Divino llega a ser más detallado, específico, y cierto en Abraham. Dios reveló más de los particulares de Su propósito en la salvación por distinguir a Abraham de los otros en la raza humana. Él hizo un pacto con él en cuanto a la simiente y la tierra y lo confirmó con un juramento.

Jesucristo, la simiente de Abraham (Gál. 3:16), es el heredero designado de todas las cosas (Heb. 1:2). Los Cristianos, la descendencia espiritual de Abraham (Rom. 4:13-25), son los coherederos con Cristo (Rom. 8:17). Los amilenialistas dudan la atracción de Cristo reinando sobre el trono de David. Ellos fracasan en no distinguir la soberanía absoluta de Cristo, que es Suya eternamente como el Hijo de Dios, de Su señorío, que es dado a Él por la promesa como el Hijo del Hombre. Ellos ignoran la verdad que aquellos que heredan el reino eterno no estarán en carne y sangre, sino que estarán en carne y hueso, como Jesucristo (Luc. 24:39). Además, ellos representan el reino como un reino material sobre la tierra que está bajo la maldición. En contraste a su representación, se quitará la maldición será quitada. Los cielos nuevos no estarán sobre una tierra maldecida con pecado sino sobre una tierra renovada (II Ped. 3:10-13).

Los milenialistas Bíblicos no creen que el reinado de Jesucristo será limitado a una sola ciudad, sino que Él reinará sobre el mundo renovado — el cielo nuevo y la tierra nueva. La autoridad absoluta pertenece eternamente a Cristo, y Él no abandonará esa autoridad sobre todas las cosas para reinar como Rey sobre un área limitada. Se reconocerá visiblemente Su autoridad absoluta sobre toda las cosas como el Hijo de Dios cuando el Hijo del Hombre reine como Rey. Cuando uno argumenta que los patriarcas esperaron por el reino, no ofrecemos ninguna objeción, si esto no significa que el reino será o la asamblea de Cristo o un período de solo mil años. La esperanza de los patriarcas del Antiguo Testamento y los santos del Nuevo Testamento es el reino venidero: “Y todos éstos, aunque alcanzaron buen testimonio mediante la fe, no recibieron lo prometido; proveyendo Dios alguna cosa mejor para nosotros, para que no fuesen ellos perfeccionados aparte de nosotros” (Heb. 11:39, 40).

Los Cristianos no tienen duda de que Lucas 19:11-27 se refiere a la segunda venida actual de Jesucristo. Este pasaje claramente muestra que el reino visible no aparecerá hasta el regreso del Señor Jesucristo. Cristo recibirá el reino, no la asamblea, del Padre. Así que, Él volverá con el reino para su establecimiento sobre la tierra (II Tim. 4:1; Apoc. 11:15; 5:10).

En Lucas 19:11-27, se deben observar tres cosas: (1) El reino por el cual los judíos miraron no aparecería inmediatamente (vers. 11) — la palabra “manifestaría” describe una apariencia positiva. (2) El período entre la ascensión y la segunda venida de Cristo es uno en el que los siervos esperan y tienen responsabilidades (II Tes. 3:10). (3) Habiendo recibido el reino del Padre, Cristo volverá en poder y gloria. Él no recibirá el reino de los hombres sobre la tierra. El Antiguo y Nuevo Testamento es ocupado con tres grandes hechos: Cristo viene; Él ha venido; y Él vendrá otra vez. Esta edad es el tiempo de la ausencia personal de Cristo en la tierra.

El arminianismo y el amilenialismo son ambos contraprobados en Lucas 19. En los primeros diez versículos, Jesucristo se presentó a Sí Mismo como “el Hijo del Hombre,” que significa el Mediador que debe estar entre Dios y los elegidos (I Tim. 2:5). En Lucas 19:10, se expresa el propósito de Cristo para venir al mundo — “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.” No se podría frustrar Su propósito. Las mentes modernas han sido condicionadas por la enseñanza falsa en pensar en la cruz como una redención que hace menos de lo que se propuso realizar. Por el contrario, todo lo que Dios se propuso será realizado. Definitivamente se nos ha dicho quien busca a quien. Los pecadores no buscan a Dios (Rom. 3:11), pero el Hijo del Hombre busca y salva a aquellos por quienes Él murió (Juan 10:11-16). El arminiano erróneamente pone al hombre antes que Dios. En el caso de Zaqueo, el Invitado llegó a ser el Huésped cuando Cristo dijo, “...hoy es necesario que pose yo en tu casa” (Luc. 19:5). Luego, Cristo dijo a Zaqueo, “Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham” (Luc. 19:9). Así que, él había sido elegido libremente a la salvación. Aunque Zaqueo era un publicano, él llegó a ser descendiente espiritual de Abraham por la regeneración. Por lo tanto, Zaqueo llegó a ser heredero del reino escatalógico que Cristo explicó en la parábola del hombre noble en los versículos que siguieron (Luc. 19:11-27).

Jesucristo ha ido para recibir para Sí Mismo un reino y para volver. Los amilenialistas niegan un reino futuro sobre la tierra. Ellos enseñan que Jesucristo recibió el reino en el cielo y presentemente reina como Rey sobre toda la raza humana sobre la tierra. Concisamente dicho, los amilenialistas creen que el reino es celestial más bien que terrenal, es espiritual más bien que político, es presente más bien que futuro, y ha sido inaugurado en la primera venida más bien que esperando la segunda; y el Rey del reino está en el cielo más bien que volviendo a la tierra para reinar. Ellos también igualan el reino con la asamblea. Al contrario, Jesucristo ha ido para recibir el reino en el cumplimiento de la profecía del Antiguo Testamento: “Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él. Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido” (Dan. 7:13, 14). Cuando Él recibe el reino, el Hijo del Hombre volverá a la tierra, así uniendo el cielo y la tierra. Entonces, se hará la voluntad de Dios como en el cielo, así también en la tierra.

El reino no fue establecido en la primera venida de Cristo. Él ha ido para recibirlo. Hay un paralelo interesante en la carrera del Rey David, el ascendiente mayor de Jesucristo. Cuando David fue escogido y ungido rey de Israel, él no ocupó inmediatamente el trono (I Sam. 16:1, 13). Él era un fugitivo mientras que Saúl usurpó el trono por un tiempo (I Sam. 15:28). Sin embargo, durante el tiempo en que David era un fugitivo, muchos se reunieron a sí mismos lealmente a él (I Sam. 22:1, 2). Cuando el reinado de Saúl fue terminado por la derrota y la muerte, el reino de David, que era un tipo de Cristo, fue establecido sobre Israel. Jesucristo es el cumplimiento de la profecía dada al Rey David. Cristo fue elegido, ungido, y ha sido enaltecido para ser el Rey mesiánico (Hech. 2:36). Él ha ido a la diestra del Padre para recibir el reino. En el curso de Su ausencia de la tierra, Satanás es el usurpador porque él es el dios de este siglo (Ef. 2:1-3). Sin embargo, los elegidos de Cristo están siendo reunidos en Él como herederos del reino (Hech. 15:13-17; Sant. 2:5). El reinado de Satanás será terminado por la muerte y la derrota final cuando Cristo regrese para establecer Su reino (Apoc. 19:11-16).

El reino no será establecido en poder y gloria hasta que Jesucristo regrese. Puesto que el reino es celestial, debe ser recibido del Padre, no de los hombres. “Tuyo es el reino” (Mat. 6:13) prueba que el Padre debe darlo. “Venga tu reino” de Mateo 6:10 refiere al reino futuro distintivo. No hay dos o más, uno dentro del otro, o uno que precede al otro. Puesto que los creyentes han de orar por la venida del reino, no existe presentemente.

Los Cristianos son responsables en estar ocupados hasta que regrese Cristo. Los derechos de Jesucristo se Le negaron por los hombres mientras que estaba sobre la tierra, pero Él había ido al lugar donde todos los derechos se Le dan. Estos derechos deben ser mantenidos por los Cristianos en el testimonio sobre la tierra. El testimonio de Cristo es la doctrina de Cristo (II Jn. 9-11). Los creyentes deberían contender fielmente por la fe a través de la ausencia de Cristo (Jud. 3). Se da el carácter del testimonio de Cristo en la continuación de Su ausencia en Lucas 19:28-40. Aunque Cristo es enaltecido sobre todos los cielos con respecto a Su lugar en lo alto, Él es el Humilde con respecto a Su testimonio sobre la tierra (Fil. 2:5-11). Por lo tanto, el Señor selecciona personas humildes para sostener el testimonio del Humilde (I Cor. 1:26-31). El Obrar y el velar son los dos deberes de los siervos de Cristo (Mar. 13:32-37). Se representa la ausencia de Cristo como durando un día y una noche. El día y la noche describen los dos deberes que Él da a todos los Cristianos — obrar en el día y velar en la noche.

La narración de Mateo de la parábola de un hombre que entrega los bienes a sus siervos antes de irse lejos (Mat. 25:14-30) es parecida al registro de Lucas de un cierto noble que entregó una mina a cada uno de sus diez siervos antes de irse a un país lejano (Luc. 19:11-27). La diferencia importante entre ellas es la distribución desigual de los bienes en Mateo y la distribución igual de las minas en Lucas. Mateo acentuó la soberanía de Dios que reparte a cada hombre en particular como Él quiere (I Cor. 4:7; 12:11). En contraste, Lucas retrató la responsabilidad de los recipientes; cada uno recibió una mina. Mateo, como Lucas, habló de la ausencia prolongada del distribuidor de los dones. Se retrata la ausencia de Jesucristo como una vigilia de la noche (Mat. 14:22-33).

Después del milagro de alimentar la multitud con cinco panes y dos pescados, Cristo hizo a Sus discípulos ir a la “otra ribera” (Mat. 14:22). Los discípulos en la barca simbolizan el pueblo de Cristo en el mundo cuando encaran el mar de la humanidad, las tinieblas de la depravación, y el viento de la doctrina falsa. La fe y la obediencia de los discípulos fueron probadas (Mat. 14:24, 28); no obstante, Cristo volvió para traer a Sus discípulos a su asilo deseado (Mat. 14:25-33).

El Rey volverá con Su reino. Cuando el hombre noble volvió, “...después de recibir el reino, mandó llamar ante él a aquellos siervos...” (Luc. 19:15). ¿Quién puede negar que esto se refiere a la venida de Cristo? Esta parábola distingue los siervos de los ciudadanos. Los ciudadanos rechazaron y crucificaron a Cristo. Israel rechazó al Mesías. Después de Su regreso al Padre, ellos enviaron una embajada, diciendo: “...No queremos que éste reine sobre nosotros” (Luc. 19:14). Se ve el rechazamiento continuo de Israel de Cristo a través de los Hechos de los Apóstoles (capítulos 2, 3, 7, 13, 15, 28). Los siervos fueron llamados al noble que volvió — Cristo. Estos diez siervos no podrían ser los apóstoles. Había doce apóstoles al principio, y había once después de la apostasía y la muerte de Judas.

Los diez siervos sugieren la idea de la responsabilidad. Los Cristianos letárgicos de Tesalónica que se extraviaron al creer que la resurrección se había llevado a cabo habían cesado ya de obrar. Por lo tanto, Pablo les recordó, “Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma” (II Tes. 3:10). Los Cristianos deben despertarse de la apatía y asumir la responsabilidad de aprovechar bien el tiempo, porque los días son malos (Ef. 5:14-16). Entre la ascensión de Cristo y Su regreso, nos esperamos expectativamente y buscamos para Su segunda venida. La mina dada a cada de los siervos no significa la gracia especial. Se obró la gracia especial en sus corazones y no simplemente se entregó a ellos. Nunca se quita de uno a quien se da (Rom. 11:29). (Estudie Rom. 8:28-31.) La mina refiere al testigo de Dios que hace a cada hombre inexcusable (Rom. 1:19-28; Sal. 19:1-14).

El Rey vuelto mandó llamar a todos los siervos ante Él en el juicio. La primera persona que vino fue fiel en ejercer su responsabilidad. Él reconoció que Dios es soberano y le había dado la capacidad de ser fructífero (Luc. 19:16, 17). (Estudie Hech. 9:5, 6; I Cor. 15:10.) La segunda persona no fue tan fiel como el primero; por lo tanto, se omitió la recomendación dada a la primera persona para esta segunda persona (Luc. 19:18, 19). Las recompensas están según el grado de la fidelidad. “Vino otro, diciendo: Señor, aquí está tu mino, la cual he tenido guardada en un pañuelo” (Luc. 19:20). Se reconoció el señorío, pero esto se entiende en la luz de la confesión del señorío de Cristo por los no salvos (Fil. 2:9-11; Mat. 7:21-23). Él era un arminiano en su concepto de la teología. Él dijo, “Porque tuve miedo de ti, por cuanto eres hombre severo...” (Luc. 19:21). Severo significa duro, fiero, y no compasivo. Un recipiente de la gracia no traería tales acusaciones contra el Dios del favor inmerecido, que dijo que Su yugo es fácil y Su carga es ligera. El Rey vuelto usó la declaración falsa del siervo mismo para condenarlo. Vas a observar que el Rey volvido primero tratará con los siervos fieles y finalmente con los malos. No se menciona un elemento de tiempo aquí porque se pone el énfasis sobre la diferencia entre los siervos falsos y los verdaderos. El Hijo del Hombre abiertamente ejercerá Su poder y visiblemente traerá todas las cosas en sumisión a Su reinado justo sobre la tierra en el reino escatológico.

El dominio de Adán sobre la tierra prueba el propósito de Dios para reinar mediante el Hijo del Hombre sobre la tierra (Gén. 1:26-28). El reinado de Jesucristo como el Hijo del Hombre señala hacia atrás al fracaso de Adán en el huerto y delante a Jesucristo, mediante quien las bendiciones decomisadas son restauradas. El hombre fue hecho poco menor que los ángeles, y él fue el príncipe no disputado del mundo más inferior (Gén. 1:28; Sal. 8:4-9). En la capacidad de príncipe, Adán se vistió con la imagen de Dios; él representó a Dios sobre la tierra. El dominio de Adán era universal en cuanto a la creación más inferior. Sin embargo, ese dominio fue perdido en la caída. El dominio que fue perdido en Adán será restaurado en Jesucristo, el segundo Adán. Se aplica el Salmo 8 directamente a Jesucristo en Hebreos 2:6-7. Así que, el reinado de Cristo será universal. Como la tierra y las criaturas sobre la tierra habían de participar en el descanso sabático, ¿cuánto más sus antitipos (Rom. 8:18-24)? El reinado visible de Cristo no debe ser debilitado por hacerlo significar nada más que Su reinado en el corazón. El escritor de Hebreos nos enseña que el Salmo 8 no se ha cumplido aún en el Hombre preeminente, Jesucristo, el Hijo de David: “...Pero todavía no vemos que todas las cosas le sean sujetas. Pero vemos a aquel que fue hecho uno poco menor que los ángeles, a Jesús, coronado de gloria y de honra, a causa de padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos” (Heb. 2:8, 9).

El alcance de la caída de Adán será recobrado por Jesucristo, el segundo Adán. Como el segundo Adán, Jesucristo derrochará el imperio de Satanás y recobrará el dominio que Adán perdió. Por lo tanto, Su redención lleva tan lejos como las consecuencias de la caída ha alcanzado. Puesto que se invalidará la maldición, se debe experimentar su alcance. El hombre es literalmente depravado (Rom. 5:12). La creación más inferior está literalmente bajo la maldición. Así que, hubo un Edén, una serpiente, una caída, y una maldición literal. Los dolores de parto de la mujer, el trabajo y la corrupción del hombre, y las espinas y cardos en la tierra son literales.

Por Su redención, Jesucristo conquistó las consecuencias de la caída y recobró lo que Adán perdió. Por lo tanto, el hombre es renovado literalmente por la obra del Dios trino. La regeneración es del Padre, mediante el Hijo, y por el Espíritu Santo. Todos los departamentos de la creación más inferior involucrados en las consecuencias de las derrotas vergonzosas del primer hombre deben mostrar los frutos de la victoria magnífica del segundo Hombre. Romanos 8 enseña la redención de toda la creación visible. Esto no indica el progresar desde lo material a lo espiritual y después retroceder a lo material. Significa el proceder desde la promesa hasta su cumplimiento. Un reino de regla separado de la creación renovada sería inconsistente.

Una doxología por Pablo en I Timoteo 1:17 concluyó su testimonio glorioso de la gracia salvadora: “Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.” El griego lee to de basilei ton aionon — “Por tanto, al Rey de las edades” (traducción). Él fue lleno de adoración para su Salvador y Rey. La palabra griega aionon es genitivo plural de aion, que significa un período de tiempo de carácter importante, una era, una edad, o la eternidad. Puesto que la palabra es plural, uno no diría las eternidades sino las edades. Es otra manera de expresar el hecho de que el reino de Dios no tendrá fin: “ouk estai telos [no tendrá fin]” (Luc. 1:33). Este es el testimonio de las profecías del Antiguo Testamento y las del Nuevo Testamento: “Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido” (Dan. 7:14). “El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos” (Apoc. 11:15).

Los Cristianos en las asambleas (iglesias) primitivas esperaron a Jesucristo, el Rey de los siglos (Rom. 8:23; I Cor. 1:7; Fil. 3:20; Heb. 9:28). El doble compuesto verbo griego apekdechomai, usado en estos versículos, significa esperar sin cansarse, expectativamente, y ansiosamente para Cristo. Su esperanza no era en el perfeccionamiento de la sociedad sino en la venida del Rey de los siglos. Su esperanza no era soteriológica. Ellos eran ya salvos. Una iglesia/reino visible no fue la esperanza de estos Cristianos. Esto sería una fuente de desastre y error incalculable en la historia de la “iglesia”. Ellos esperaron a Cristo, el Rey de los siglos, y Su reino escatalógico.

Un extracto del libro “El Reino de Cristo es Futuro” de W.E. BEST

www.yeshuahamashiaj.org
www.elevangeliodelreino.org
www.apologista.wordpress.com
www.esnips.com/web/BibleTeachings
Loading...