Datos personales

Médico Internista e Intensivista, y estudioso de las Santas Escrituras (La Biblia), y un predicador incansable del verdadero monoteísmo bíblico, y sobre todo, del mensaje o evangelio del Reino de Dios, que es la única esperanza que tiene este mundo para sobrevivir a su destrucción total.

lunes, 25 de agosto de 2008

¿ES CRISTO DIOS?

¿Es Cristo Dios?
---------------------------------------------------------------------------------
Por el Dr. Javier Rivas Martínez (MD)
-----------------------------------------------------------
«Yo dije: vosotros sois dioses, y todos hijos del Altísimo; pero como hombres moriréis, y como cualquiera de los príncipes caeréis» (Sal. 82:6-7).
Jesús nunca admitió ser Dios. Él dijo que habría de creerse en Dios, pero que era necesario también creer en él (Jn.14:1) para que salvación pudiera efectuarse en el hombre pecador que viene a ser luego un hijo de Dios, libre de toda condenación eterna (Jn.1:12; Jn.3:16, Jn.3:36).

La palabra -Dios- es aplicable en Cristo en un sentido diferente al habitualmente aceptado, es decir, con el concepto que se tiene de Cristo como una segunda persona de la Deidad. En el AT. vemos que Moisés es puesto como -dios- delante de faraón para advertirle del duro castigo que vendría a la tierra de Cam (Sal.105) al no liberar al pueblo de Israel de su esclavitud (Ex.7:1).

En los libros de los jueces es claro ver también que éstos fueron puestos como –dioses- al igual que Moisés, es decir, en otras palabras, como representantes terrenos de justicia del Dios Verdadero (Jn.10:34; Sal.82.6).

La palabra -ho theos- difiere de forma notable de la palabra –theos- que es empleada en Jesús. La primera, tiene relación con Dios en el sentido de la Deidad absoluta e infinita, y la segunda, con la misma palabra –Eloihm- que es usada en Moisés en Ex.7:1. y en los jueces en el Salmo 82:6-7 como representantes justos de Dios en el mundo.

Así que en Isaías 9:6. los términos -Dios Fuerte-, -Padre Eterno- muestran al Señor Jesucristo como fiel embajador en la tierra para el cumplimento soteriológico y escatológico del Dios Creador que «quiso quebrantarlo sujetándolo al padecimiento» (Is.53:10) y que lo ha puesto como gobernante del Reino futuro después de su segunda venida a la Tierra (Mt. cap.24 y 25; cap.20 de Ap.).

En el Testamento Griego de 1881 de Westecott-Hort, podemos ver uno del los textos que han perdido por su mala traducción intencionada la enseñanza verdadera que identifica al Mesías Hombre como tal y no como Deidad (1 Tim.2:5; Mt.25:31), y es Tito 2:13:

«Prosdechornai ho makarios elpis kai epiphaneia ho doxa ho mega theos kai sOtEr hemeies iEsous Christos».


(«…del gran Dios y de nuestro Salvador Jesucristo»).

Un autor defiende con certidumbre esta correcta separación entre Dios el Padre y Cristo como Salvador en dicho texto:

«Tito 2:13 ciertamente se puede traducir “del gran Dios y de nuestro salvador Jesucristo”. Debe ser admitido que la omisión del artículo antes de “salvador” no necesariamente hace que se entienda “Dios” y “salvador” en una misma persona (Speakers Commentary). Algunas versiones como el texto AV; VER; NBI, nota al pie; y la VR, margen) hacen la distinción entre el gran Dios y el salvador».

Si Cristo admitió a los hombres ser inferior al Dios Padre, entonces, ¿cómo podrá justificarse la afirmación Trinitaria, que nació de la perversa doctrina romanista católica, de una igualdad entre Cristo y el Padre Dios por una supuesta consustancialidad? Exegéticamente, esto, NO ES POSIBLE.

Si Cristo fuera Dios y menor al Padre a la vez (un Dios más pequeño) lo cual disentimos, entonces el henoteísmo tendría, definitivamente, toda la razón del mundo.

Nuevamente, con respecto al –yo soy- («ego eimi») de Cristo, es sin duda alguna, la manera de aclarar su identidad con los muchos adjetivos que lo identifican con su propósito mesiánico y con su naturaleza totalmente humana.

. . . Tú dices que
–yo soy- rey. Yo para esto he nacido. . . (Jn.18:37).

Desde ahora os lo digo antes que suceda, para cuando suceda, creáis que –yo soy- (Jn.13:19).

. . . -Yo soy- la resurrección y la vida. . . (Jn.11:25).

-Yo soy- el buen pastor; y conozco mis ovejas. . . (Jn.10:14).

Para concluir, el texto siguiente muestra, como hay varios, que Jehová, Dios y Padre nuestro (Mt. 6:9), es el único Dios y que fuera de él no existe otro más:

«Así dice Jehová, Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mi, no hay Dios» (Is.44:6).

Dios les bendiga siempre, hermanos y amigos que nos visitan.

www.elevangeliodelreino.org




-----------------------------------------------------------------------------------


TIEMPOS ÚLTIMOS

El Presidente Iraní Mahmoud Ahmadinejad está llamando a Israel un "germen de corrupción" que será "removido pronto".

Los comentarios fueron publicados el miércoles en su sitio Web presidencial. Ellos parecen ser parte de un esfuerzo para aplacar las críticas de funcionarios de línea dura sobre comentarios recientes hechos por un oficial de alto nivel.

La semana pasada, los medios de comunicación iranís citaron al Vice Presidente Esfandiar Rahim Mashai como diciendo que los iranís eran "amigos de todos los pueblos del mundo - aun los israelís".

Los comentarios eran inauditos de un funcionario público en Irán. Estos provocaron la crítica doméstica contra Mashai, con algunos oficiales que demandan su destitución.

www.yeshuahamashiaj.org
www.elevangeliodelreino.org
www.ladoctrinadedios.blogspot.com

SOLO EL PADRE HA SIDO ETERNO

Por Mario A Olcese (Apologista)

Esta pregunta parecerá tonta o absurda, pues es más que obvio que todo padre que engendra un Hijo es antes que éste. Sin embargo, los Trinitarios nos asombran con su tesis de que el Hijo de Dios tiene la misma edad que Su Padre cuando sostienen que ambos son ETERNOS. Sí, los Trinitarios nos dicen que tanto el Padre como Su Hijo son eternos, sin principio ni fin de días. ¿Pero puede tener esto sentido para cualquier persona que está en su sano juicio? ¿No se supone que todo Hijo procede de un Padre que le da vida y existencia propia?

Por su parte, Jesús jamás dijo que era eterno, y nunca sostuvo ser igual que Su Padre. Al contrario, el dijo: “El Padre mayor es que yo” (Juan 14:28), como se espera que sea todo hijo frente a Su Padre. Además, Jesús mostró sus limitaciones de Hijo admitiendo que desconocía ciertas cosas que Su Padre sí sabía y que las tenía reservas celosamente Para Sí únicamente (Marcos 13:32, Hechos 1:6,7). La Biblia nos muestra que Jesucristo aun en el cielo recibía revelaciones de Su Padre, de eventos catastróficos como también gloriosos por venir, y que él desconocía por completo en su condición de Hijo glorificado.

En Isaías leemos: “Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados” (Isaías 57:15). Según el Salmo 118:16, el Sublime es Yahweh, el Eterno. Y en el Salmo 97:9 el mismo Yahweh es reconocido como el más Alto sobre toda la tierra, y sobre todos los dioses. Y finalmente, el mayor Santo es Yahweh (1 Samuel 2:2). Así que con toda seguridad podemos decir que el único que es ETERNO es Yahweh, y ninguno hay como Él.

www.yeshuahamasiaj.org
www.elevangeliodelreino.org
Loading...