Datos personales

Médico Internista e Intensivista, y estudioso de las Santas Escrituras (La Biblia), y un predicador incansable del verdadero monoteísmo bíblico, y sobre todo, del mensaje o evangelio del Reino de Dios, que es la única esperanza que tiene este mundo para sobrevivir a su destrucción total.

lunes, 31 de mayo de 2010

ENTREVISTA A RAYMOND FRANZ, ANTERIOR MIEMBRO DEL CUERPO DE GOBERNATES DE LOS TJ

Desde su separación forzosa del cuerpo gobernante de los testigos de Jehová y de su arbitraria expulsión en 1981, Raymond Franz no había tenido la oportunidad de explicar a la comunidad de habla hispana las razones que le llevaron a su crisis de conciencia a excepción de su libro. Sin embargo, en 1996 el periodista de Televisión Española Julià Castelló le realizó esta entrevista para el programa divulgativo Línea 900. Su duración aproximada es de unos cuarenta y cinco minutos que en YouTube se ha dividido en cinco partes.

En este sitio en youtube podemos ver esta interesante entrevista al escritor de los libros “Crisis de Conciencia” y “En Búsqueda de la Libertad Cristiana”.

Hacer clic en el siguiente enlace para ver todos los vídeos.

BREVE HISTORIA DEL MORMONISMO


Por Cristian Zamora

.

Un joven se enfrentaba a un gran desafío, saber la verdad acerca de cuál religión era la correcta. Smith deseaba saber qué iglesia era la verdadera de Jesucristo.

Un día mientras analizaba estas cosas a sus cortos 14 años, encontró en las escrituras un texto del apóstol Santiago capítulo 1 verso 5 que dice: Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.

Perplejo por estas palabras decidió pedir a Dios que le mostrara cuál era la religión verdadera.

En palabras de la propia Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días:

“La educación apostólica de José Smith comenzó en 1820. Al meditar sobre asuntos de religión, muy pronto se dio cuenta de que no había manera de razonar ni debatir la opinión de alguien sobre la exactitud de las diversas iglesias y sus respectivas doctrinas para llegar a una conclusión autorizada con respecto a ellas. A menos que tuviera una manifestación divina, el joven José sólo podía agregar su opinión a las demás que ya existían en la “guerra de palabras y tumulto de opiniones” (José Smith—Historia 1:10).Pero las dudas de José sobre la religión recibieron respuesta en la manifestación personal y física de Dios el Padre y de Su divino y viviente Hijo Jesucristo, una experiencia a la que nos referimos como la Primera Visión” (Revista Liahona Enero 2009)

El joven Smith se alejó a una arboleda no muy lejos de su casa, cercano a New York en la primavera de 1820 y decidió preguntar a Dios en oración para saber a cuál Iglesia unirse. Como respuesta a su oración, se le aparecieron el Padre Celestial y Su Hijo Jesucristo. Al respecto, José escribió: “Al reposar sobre mí la luz, vi en el aire arriba de mí a dos Personajes, cuyo fulgor y gloria no admiten descripción. Uno de ellos me habló, llamándome por mi nombre, y dijo, señalando al otro: Éste es mi Hijo Amado: ¡Escúchalo!” Se le dijo a José que no se uniera a ninguna de las iglesias de la época.

La primera visión de José Smith señaló el inicio de la restauración de la Iglesia de Jesucristo a la tierra, en palabras de la propia iglesia.

Más tarde, el 21 de setiembre de 1823, un mensajero celestial llamado Moroni (*), visitó a José Smith. Moroni le anunció a José que Dios tenía una obra para él. Además, Moroni le dijo a José que un registro de los antiguos habitantes del continente americano yacía enterrado en una colina cercana y que el registro contenía la plenitud del Evangelio de Jesucristo. Moroni le dijo a José sobre las planchas que él mismo había enterrado 1,400 años atrás.

En septiembre de 1827, José recibió los registros, los cuales habían sido escritos sobre finas láminas de oro. José tradujo el libro al idioma inglés por la inspiración de Dios. El libro se llama El Libro de Mormón: Otro Testamento de Jesucristo. Lleva el nombre de Mormón, un antiguo profeta que compiló el registro.

El Libro de Mormón se publicó en 1830.

*Moroni: como mortal, fue el último autor del Libro de Mormón, enterrando las planchas de metal sobre las cuales se registró, unos 421 años después del nacimiento de Cristo. Él siguió los pasos de su padre, Mormón (cuyo nombre lleva el Libro de Mormón) como guardián de un antiguo registro que detalla la historia y la eventual destrucción de su pueblo, los Nefitas, a manos de sus enemigos, los Lamanitas. Moroni sirvió como general, bajo las órdenes de su padre quien fue el líder del ejército nefita, durante la última campaña militar de su pueblo. Sólo él y un puñado de hombres sobrevivieron. Moroni fue abandonado y describió así su situación: “Mi padre ha sido asesinado en batalla, así como todos mis compatriotas, no tengo amigos ni lugar a dónde ir” (Mormón 8:5)

Moroni escribió el segmento conocido como el Libro de Moroni. En él, especifica los detalles sobre la organización de la Iglesia de Cristo. También incluye dos epístolas más de su padre, Mormón, que contenían sermones sobre la fe, la esperanza y la caridad. En el último capítulo del libro, Moroni deja al lector con una exhortación y una promesa.

¿De Qué Trata El Libro De Mormón?

Según la iglesia SUD (Santos de los Últimos Días), el libro de Mormón contiene “la plenitud del evangelio eterno” (José Smith—Historia 1:34).También enseña que los profetas del Libro de Mormón emplean más de cien títulos en sus enseñanzas sobre Cristo, y cada uno de éstos ayudó a José a comprender la función divina del Salvador, también esclarece la universalidad de la expiación de Cristo, expone la universalidad de la resurrección y de otras doctrinas relacionadas con ella.

El libro de mormón es un compendio histórico del pueblo nefita y lamanita, cuyos antepasados fueron un grupo de israelitas que escaparon antes de la destrucción de Jerusalén en 587 a.E.C.

Los nefitas fueron un pueblo antiguo que vivió sobre el continente americano. Su nombre procede de su profeta y líder Nefi, quien viajó con su familia desde Jerusalén aproximadamente 600 años antes del nacimiento de Jesucristo. Nefi y sus descendientes recibieron el mandamiento de Dios de llevar un registro. Una recopilación de éste se encuentra ahora en el Libro de Mormón que se considera escritura en la Iglesia Mormona.

Cuando la familia de Nefi llegó al continente americano, con el transcurso del tiempo, la familia se dividió en dos grupos rivales. Los nefitas quienes siguieron a Nefi por su rectitud. Ellos se caracterizaban por ser fieles seguidores de Dios, y los Lamanitas que siguieron a los hermanos mayores de Nefi, Laman y Lemuel. Ellos se opusieron a los nefitas a través de su historia.

Los lamanitas fueron un pueblo originario de Laman y su otro hermano Lemuel, ambos mayores que Nefi. Estos hermanos fueron varias veces exhortados al arrepentimiento por su comportamiento inadecuado y contrario a la religión y su familia. Después de la muerte de Lehi, Nefi conducía al pueblo por ser el líder espiritual. Lamán siendo el hijo más mayor y Lemuel el segundo hermano, pensaron que Nefi les estaba robando la herencia del liderazgo (política y espiritual) de aquel pueblo. Nefi huye con su familia y se forman como dos tribus. El pueblo que siguió a Nefi en las creencias de que existía un Dios eterno y su hijo Jesucristo nacería muchos años después para llevar a las personas a la salvación deseó ser llamado “Nefitas“, para ser diferenciado del pueblo inicuo que siguió a Lamán. Es así como los lamanitas, que en un principio fue un pueblo que creía en Dios, pero debido a sus hábitos se volvieron violentos y corruptos, pasó a vivir lejos de sus creencias iniciales.

Según el libro de Mormón los nefitas se convirtieron en un pueblo totalmente inicuo que finalmente fue destruido y exterminado, quedando solo unos pocos sobrevivientes entre ellos el último escritor de este relato (Moroni), quien antes de morir oculto los escritos por mandato del Señor, y el resto de los que quedaron se pasaron a los lamanitas quienes son los que conocemos hoy en día como parte de los ancestros de los indígenas de nuestros días.

Es así como el Libro de Mormón enseña que los lamanitas son los principales antepasados de los indígenas americanos que hoy existen.Obtenido de “http://es.mormonwiki.com/Lamanitas“

Pero el libro de Mormón también trata de otros pueblos, como son los jareditas o mulekitas.

Los Jareditas fueron descendientes de Jared, su hermano, y otros integrantes justos de su familia. Fueron conducidos a las Américas, por Dios, en la época de la Torre de Babel. Su historia se encuentra en el libro de Éter en el Libro de Mormón.

Después de haber terminado la traducción del Libro de Mormón en 1829 y de haber organizado la Iglesia en 1930, José Smith durante tres años estuvo traduciendo la Biblia y, empezando en 1835, tradujo el Libro de Abraham. El Libro de Abraham es un libro de escrituras antiguas traducido por el Profeta José Smith de papiros antiguos.

También la iglesia SUD acepta el libro de Moisés como canónico, el cual es un extracto de la revisión inspirada de José Smith de la Santa Biblia, que intenta corregir las cosas que se han perdido a través de los errores de traducción o por cambios deliberados perpetrados a través de los siglos. El Libro de Moisés cubre el período desde Adán hasta Noé, incluyendo el ministerio de Enoc y la edificación de Sión. Se utiliza mucho en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Según la iglesia SUD ofrece muchas contribuciones doctrinales

Hay otros dos libros que también la iglesia SUD acepta como canónicos.

Uno de ellos es “Doctrina y Convenios”, que un libro compilado por José Smith que trata de revelaciones que él recibió de Dios. Por ejemplo, en este libro José Smith recibió la “revelación”, que el cristiano debe abstenerse del tabaco, las bebidas alcohólicos, las drogas, las bebidas calientes como el té y el café. Estas revelaciones están registradas en la sección 89 del libro.

La Perla de Gran Precio es una colección de escrituras sagradas y uno de los cuatro libros canónicos que son aceptados como escritura por los miembros de la iglesia mormona. La Perla de Gran Precio incluye estos libros individuales:

El Libro de Moisés

El Libro de Abraham

José Smith-Mateo: una extracción del testimonio de Mateo tomado de la traducción que José Smith hizo de La Biblia.

José Smith-Historia: incluye partes tomadas del testimonio y la historia oficial que José Smith preparó en 1838.

Los Artículos de Fe: incluyen trece declaraciones sin títulos previamente publicados en el periódico Estadounidense Times and Seasons en Marzo de 1842.

La Primera Visión en la arboleda, la traducción del Libro de Mormón, la revisión de la Biblia, la revelación del Libro de Moisés y la traducción del Libro de Abraham establecieron el cimiento principal de la Iglesia (Revista Liahona Enero 2009).

Mi comentario como Cristiano Unitario:

Personalmente creo que el libro de Mormón carece de autoridad comparada con la Biblia. En primer lugar, la Biblia es un libro que tiene las siguientes características.

Revelación por el Espíritu Santo

Prueba Histórica, Arqueológica, Lingüística

Profecía confiable

Tradición

Una doctrina clara y confiable acerca de la verdadera naturaleza de Dios y Su plan para la humanidad.

Su insistencia es que es la única fuente de autoridad y su consejo de cuidarse de otros tipos de “revelaciones” diferentes, aunque estos sean “espectaculares” y parecieran “verdaderos”.

Predica el Reino de Dios como la idea principal en todas sus páginas.

No establece la formación de una iglesia organizada, más bien la doctrina del creyente se centra en la figura del Mesías.

La Biblia apela a la razón para creer en la autoridad divina y no solamente en sentir un “fulgor” en el corazón para saber que la Biblia es un libro verdadero, aunque el poder del Espíritu Santo es suficiente en sí mismo.

La salvación depende de nacer de nuevo y creer en el rescate de Jesucristo y llevar una vida piadosa, no el dedicarse a una organización religiosa y que fuera de esta no hay salvación.

Definitivamente la Biblia no enseña que Dios el Padre Y Jesucristo el Señor sean dos personajes de carne y huesos y parte de una trinidad, ni tampoco enseña la inmortalidad del alma ni el infierno de tormento como destino final de los incorregibles, como enseña el Libro de Mormón en parte.

En líneas generales el Libro de Mormón contiene doctrina diferente a la mayoría de las iglesias de la cristiandad, es por eso que suena a doctrina extraña.

El libro enseña los mismos principios que la mayoría de las iglesias protestantes, pero de un modo distinto, de tal forma que parezca doctrina perfecta.

Por ejemplo, la iglesia SUD enseña la doctrina de la trinidad como verdadera pero de manera diferente, de tal modo que esta forma de entender la verdadera naturaleza de Dios es perfecta para ellos en comparación con las demás iglesias. Me explico, la mayoría de los cristianos enseña que Dios es un espíritu y que está compuesto de 3 personas y un solo Dios, a lo cual llaman Trinidad. La iglesia SUD enseña que por las “revelaciones” que se han dado a la iglesia, existen tres personas separadas en la Trinidad. El Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. El Padre y el Hijo tienen cuerpos tangibles de carne y hueso, y el Espíritu Santo es un personaje de espíritu sin carne ni hueso. (Doctrina y Convenios 130:22-23)”. Los mormones creen que estos tres dioses—“separados en personalidad {pero}… unidos como uno en propósito, en plan, y en todos los atributos de perfección” (“Doctrina Mormona”, pág. 317), son la sociedad que rige el universo, con Dios el Eterno Padre que constituye el poder gobernante y controlador. El Apóstol SUD James E. Talmage lo expone de esta manera: “Estos individuos, que juntos constituyen el consejo presidente de los cielos” (Jesús el Cristo”, p.32). Esta creencia es distinta de la doctrina cristiana tradicional respecto a La Trinidad, la que generalmente sostiene que son tres personas pero uno en esencia. Todos los tres miembros de la Trinidad son eternos y divinos por igual, pero de alguna manera desempeñan roles diferentes.

Sobre el Espíritu Santo la iglesia SUD enseña:

El Espíritu Santo es un miembro de la Trinidad, al igual que Dios el Padre y Su Hijo, Jesucristo.

El Espíritu Santo es uno en propósito con el Padre y el Hijo, aunque se trata de un ser individual. A través de José Smith, el Señor reveló:

El Espíritu Santo no tiene un cuerpo de carne y huesos, sino es un personaje de Espíritu. De no ser así, el Espíritu Santo no podría morar en nosotros. [Doctrina y Convenios 130:22]

¿Concuerda esta visión de la naturaleza Divina con lo que la Biblia enseña? Según los mormones, el Libro de Mormón es un testigo adicional, que se acopla a la Biblia y que contiene “la plenitud del evangelio” como dije antes, y que por lo tanto restaura las “verdades” que por uno u otro motivo se han perdido en el tiempo. Aseguran que hay libros que se perdieron con el tiempo, lo cual es cierto, y que por lo tanto la Biblia en sí misma no es suficiente para entender el evangelio de Jesucristo. Ellos creen en la autoridad de la Biblia, aman y respetan este libro y creen en el, jamás en sus escritos han atacado a la Biblia y aceptan que es un libro canónico. Sin embargo creen que sólo creer en la Biblia como fuente de revelación “única” es un grave error, y que adicionalmente a la Biblia, existen otras revelaciones, como son el Libro de Mormón, Doctrina y Convenios y la Perla del Gran Precio.

Veamos qué dice el Libro de Mormón sobre creer sólo en la autoridad de la Biblia como única fuente de revelación.

2 Nefi 29:3 dice:”¡Una Biblia !¡Una Biblia!¡Tenemos una Biblia, y no puede haber más Biblia!

Y el verso 10 del mismo capítulo dice: “Asi que no por tener una Biblia debéis suponer que contiene todas mis palabras;ni tampoco debéis suponer que no he hecho escribir otras más.

De esta forma el Libro de Mormón justifica su existencia basándose en que el Creador del Universo, Yahweh nuestro Dios, en realidad necesita de otras “revelaciones” para dar a conocer Su Voluntad.

Sin embargo las escrituras advierten lo siguiente:

“Pero aunque nosotros o un ángel del cielo os anunciase otro evangelio distinto del que os hemos anunciado, sea anatema”.

(Gálatas 1:8 versión Nácar-Colunga)

El Libro de Mormón es sin lugar a dudas para quienes estudiamos sinceramente las escrituras, un evangelio distinto al que predicaron el Mesías y los Apóstoles. Asi lo he descubierto al analizar la doctrina del Libro de Mormón con las enseñanzas originales del Mesías y sus Apóstoles.

En un próximo artículo seguiremos discutiendo estos puntos.

Cristian Zamora

Cristiano Unitario

Blog: http://cristianounitario.wordpress.com

Twitter:http://twitter.com/unitario

Youtube: http://www.youtube.com/cristianounitario

Algunos link de interés para estudiar qué creen los mormones son:

Sitio de Chile oficial de la iglesia SUD:




Sitio oficial internacional de la iglesia SUD:

http://www.lds.org

Sitios mormones no oficiales:

http://libromormon.com/

http://es.mormonwiki.com/Portada

http://www.cumorah.org/

Blog de supuestas evidencias arqueológicas que prueban la autenticidad del Libro de Mormón:

http://evidencias-ellibrodemormon.blogspot.com/

Sitio en inglés opuesto al Libro de Mormón:

http://www.utlm.org/index.htm
Loading...