Datos personales

Médico Internista e Intensivista, y estudioso de las Santas Escrituras (La Biblia), y un predicador incansable del verdadero monoteísmo bíblico, y sobre todo, del mensaje o evangelio del Reino de Dios, que es la única esperanza que tiene este mundo para sobrevivir a su destrucción total.

viernes, 17 de octubre de 2008

EL PADRE Y EL HIJO: DOS PERSONAS DIFERENTES

-Juan 3:16 “Tanto amó Dios al mundo que envió a Su Hijo…” Dios no se mandó a sí mismo, sino a Su Hijo. Dios no murió por nosotros sino su Hijo, ya que Dios no puede morir.
.
-En Getsemaní Jesús oró al Padre, no a sí mismo. -Juan 11: 41: “Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: Padre, gracias te doy por haberme oído”. En la resurrección de Lázaro, Jesús agradeció al Padre por haberle oído, alzando sus ojos hacia lo alto, no a su ser interior. Es decir, Dios el Padre estaba en el cielo, mientras que el Hijo estaba en la tierra.

Juan 20:17- “Dícele Jesús: No me toques: porque aun no he subido á mi Padre: mas ve á mis hermanos, y diles: Subo á mi Padre y á vuestro Padre, á mi Dios y á vuestro Dios”. Aquí Jesús habla de subir a su Padre y a Su Dios, lo que implica que el Dios Padre y él son dos personas distintas coexistentes y ubicadas en lugares distintos.
.
- Mateo 6:10 “Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre”. Jesús habla del Padre como que está (presente) en los cielos, mientras él habla en la tierra.
.
-Mateo 5:48 Jesús dice: “Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos (no frente a ellos) es perfecto”. Acá Jesús se separa al Padre de su persona y lo ubica en el cielo mientras él permanece en la tierra.
.
-Mateo 10:33 “Y cualquiera que me negare delante de los hombres, le negaré yo también delante de mi Padre que está en los cielos”. Acá Jesús habla de su Padre como alguien que está en los cielos mientras él está en la tierra con los hombres. Obviamente son dos personas distintas, en dos lugares distintos, en un mismo momento.
.
-Mateo 12:50 “Porque todo aquel que hiciere la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ese es mi hermano, y hermana, y madre”. Aquí Jesús habla de su Padre, el cual tiene su propia voluntad y que está (no, estuvo) en los cielos mientras él permanece en la tierra.
.
-Mateo 16:17 “Entonces, respondiendo Jesús, le dijo: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás; porque no te lo reveló carne ni sangre, mas mi Padre que está en los cielos”. Jesús nos habla de su Padre que está (no, estuvo) en los cielos mientras él permanece en la tierra. Obviamente Jesús y Su Padre son dos personas distintas, en dos lugares distintos al mismo tiempo.
.
-Mateo 23:9 “Y vuestro padre no llaméis á nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el cual está en los cielos”. Acá Jesús dice que el Padre está (no, estuvo) en los cielos mientras él permanece en la tierra. Obviamente Padre e Hijo son dos personas distintas que pueden morar separados en dos sitios diferentes.
.
-Mateo 26:42 “Otra vez fue, segunda vez, y oró diciendo. Padre mío, si no puede este vaso pasar de mí sin que yo lo beba, hágase tu voluntad”. Acá Jesús habla de Su Padre, cuya voluntad, y no la suya, debe ser hecha. Obviamente son dos personas diferentes que eventualmente pueden tener dos voluntades distintas.
.
-Marcos 11:25 “Y cuando estuviereis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que vuestro Padre que está en los cielos os perdone también á vosotros vuestras ofensas”. Acá Jesús habla de Su Padre que está (no, estuvo) en los cielos y que puede (no él) perdonar las ofensas de los pecadores.
.
-Marcos 13:32 “Empero de aquel día y de la hora, nadie sabe; ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre”. Acá muy claramente Jesús, como Hijo de Dios, no sabe el día del fin, sino sólo Su Padre que está (no, estuvo) en los cielos. Obviamente aquí hay dos personas distintas: Una, que sabe la fecha del fin, y la otra, que la desconoce.
.
-Lucas 10:22 “Todas las cosas me son entregadas de mi Padre: y nadie sabe quién sea el Hijo sino el Padre; ni quién sea el Padre, sino el Hijo, y á quien el Hijo lo quisiere revelar”. Acá Jesús habla de una relación íntima con Su Padre, y ambos se conocen muy bien, y andan en armonía. Obviamente, el Padre y el Hijo son dos personas diferentes, pero una es el que entrega todas las cosas, y otra es el que las recibe.
.
-Lucas 22:42 “Diciendo: Padre, si quieres, pasa este vaso de mí; empero no se haga mi voluntad, sino la tuya”. Jesús acá distingue dos voluntades diferentes, la suya, y la de Su Padre. Es decir, el Padre y el Hijo no son la misma persona pues hay dos voluntades opuestas.
.
-Juan 5:17 “Y Jesús les respondió: Mi Padre hasta ahora obra, y yo obro”. Acá Jesús habla de dos personas que obran simultáneamente: Su Padre y él.
.
-Juan 5:19 “Respondió entonces Jesús, y díjoles: De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada de sí mismo, sino lo que viere hacer al Padre: porque todo lo que él hace, esto también hace el Hijo juntamente”. Es decir, Jesús copia lo que ve (no, veía) hacer a Su Padre que está en los cielos. El Padre es el modelo de Jesús, el ejemplo a seguir.
.
-Juan 5:22 “Porque el Padre a nadie juzga, mas todo el juicio dio al Hijo”. Acá Jesús habla de uno llamado ‘Hijo’ que Juzga y de otro llamado ‘Padre’ que no juzga pero que ha comisionado esa tarea al primero. Obviamente acá hay dos personas distintas con diferente autoridad y funciones.
.
-Juan 5:23 “Para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió. Acá Jesús manda a honrar al Hijo como se honra al Padre que le envió”. Obviamente Jesús habla aquí de dos personas diferentes que deben ser honradas simultáneamente y de la misma manera.
.
-Juan 5:26 “Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así dio también al Hijo que tuviese vida en sí mismo”. Aquí Jesús menciona a dos personas distintas que tienen vida propia, aunque una le concedió a la otra tener su vida propia.
.
-Juan 5:37 Y el que me envió, el Padre, él ha dado testimonio de mí. Ni nunca habéis oído su voz, ni habéis visto su parecer. Aquí Jesús habla del Padre como su enviador, como alguien a quien nadie ha visto su parecer, ni oído su voz. Si Cristo hubiese sido el Padre, él no podría haber dicho semejante cosa. Obviamente Su Padre y él son dos personas distintas.
.
-Juan 6:46 “No que alguno haya visto al Padre, sino aquel que vino de Dios, éste ha visto al Padre”. Jesús dice acá que nadie ha visto el Padre, sino sólo él, que vino de Dios. Si Cristo fue el mismo Padre, esta declaración no tendría sentido en absoluto. Si Cristo era el Padre, ¿Cómo puede verse a sí mismo?¿Por un espejo celestial?
.
-Juan 8:19 “Y decíanle: ¿Dónde está tu Padre? Respondió Jesús: Ni á mí me conocéis, ni á mi Padre; si á mí me conocieseis, á mi Padre también conocierais”. Acá Jesús no dijo que él era el mismo Padre, sino que él distingue entre el conocer al Padre y conocer al Hijo. Obviamente el Padre y el Hijo son dos personas distintas.
.
-Juan 10:15 “Como el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas”. Acá Jesús habla de dos personas distintas que se conocen simultáneamente. El Padre conoce al Hijo, y el Hijo al Padre.
.
-Juan 14:28 “Habéis oído cómo yo os he dicho: Voy, y vengo á vosotros. Si me amaseis, ciertamente os gozaríais, porque he dicho que voy al Padre: porque el Padre mayor es que yo”. Acá Jesús se diferencia de Su Padre y afirma que no es igual que él.
.
-Juan 15:1 “Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador”. Obviamente El Padre y el Hijo son dos personas distintas. El Padre es el labrador, y Jesús la vid verdadera.
.
Juan 17:5 “Ahora pues, Padre, glorifícame tú cerca de ti mismo con aquella gloria que tuve cerca de ti antes que el mundo fuese”. Aquí Jesús habla de dos personas que tuvieron sus glorias paralelas antes de que el mundo fuese. Una es el Padre, y la otra es el Hijo.
.
Juan 14:23 Respondió Jesús y le dijo: “El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él”. Acá muy claramente se nos dice que El Padre y el Hijo pueden morar en el hombre, lo cual significa que el Padre y el Hijo son dos personas distintas que pueden morar en el mismo hombre.
.
-Salmo 110:1: “El Señor dijo a mi Señor, siéntate a mi diestra…” Acá el profeta David habla de dos personas: Adonai y Adoni, el primero es Dios, y el segundo, el Mesías, quien vino a ser Su Hijo.
Loading...