Datos personales

Médico Internista e Intensivista, y estudioso de las Santas Escrituras (La Biblia), y un predicador incansable del verdadero monoteísmo bíblico, y sobre todo, del mensaje o evangelio del Reino de Dios, que es la única esperanza que tiene este mundo para sobrevivir a su destrucción total.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Zeitgeist Refutado - Corte Final - Parte 1

Mesias

LA EXCLUSIVA HUMANIDAD DE CRISTO


Por Sir Anthony Buzzard, teólogo unitario

.

La humanidad de Jesús se hace menos que real una vez que se propone que él no vino a la existencia en el vientre de Maria. La ausencia de alguna evidencia bíblica de Jesús siendo el Hijo de Dios antes de que su concepción sugiere que la creencia extensamente sostenida en su existencia pre-humana no puede basarse a fondo en la Escritura. Nosotros proponemos que está basada en una mala lectura del Evangelio de Juan, porque pasa por alto el peculiar concepto Judío de la preordenación encontrado allí. El hecho de que nada se dice acerca de la preexistencia en Mateo, Marcos, Lucas y Hechos (y las epístolas de Pedro) debiera hacer que nos preguntemos si Juan ha dado realmente un retrato de Jesús tan diferente al atribuirle a él una vida consciente antes de su concepción.

.

¿Realmente Juan presenta el “problema Trinitariano” que causó semejante problema en los siglos tempranos? Los textos que han sido reclamados como evidencia para una preexistencia literal de Jesús han sido mal entendidos, porque muy poca atención se ha prestado a las categorías de pensamiento Judíos de Jesús y Juan. El fenómeno de que los tiempos pasados no siempre significan una referencia a eventos pasados ha sido pasado por alto (Juan 17:5; cp. 17:22, 24). En Juan 3:13 Jesús no dijo nada de una preexistencia eterna como “Dios el Hijo” El afirmó más bien haber sido admitido excepcionalmente a los consejos divinos. El no había literalmente “ascendido al cielo,” ni había el Hijo de Dios estado en el cielo desde la eternidad. El fue destinado para ir al Padre, cumpliendo la profecía de la visión de Daniel del Hijo del Hombre (Juan 6:62). Juan 13:3; 16:28 y 20:17 han sido mal traducidos en la NIV (Nueva Versión Internacional) para dar la impresión de que Jesús estaba regresando a su Padre (Ver KJV, RSV). Su gloria había sido preparada para él antes de que el mundo viniera a la existencia (Juan 17:5; cp. Mat. 6:1: recompensas futuras ya están seguras), y él fue escogido como supremo representante humano de Dios, el Mesías, mucho antes que Abraham (Juan 8:58). Fue como el Hijo del Hombre humano que él había “preexistido” en el decreto divino. Jesús está convencido de que debe llevar adelante el plan determinado de Dios: “¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas?....que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas, y en los salmos?” (Lucas 24:26,44).

.
La noción de existencia real antes de la concepción condujo eventualmente a una espantosa complejidad y a conflictos sobre la naturaleza de Jesús que nunca han sido resueltos. Los argumentos fueron silenciados por la imposición de una Cristología dogmática (en Nicea y Calcedonia), que dictó una solución oficial al problema. La solución, sin embargo, intenta establecer el asunto largamente sobre la base de la teología muy Judía de Juan la cual fácilmente y trágicamente fue mal interpretada por los Griegos. Las víctimas en la disputa sobre la naturaleza de Dios y Jesús fueron las verdades fundamentales acerca del Dios unipersonal y la verdadera humanidad de Jesús.24 Puesto que el camino a la vida eterna comienza con un aprecio apropiado del Padre como el único Dios verdadero, y de Jesús como el Mesías (Juan 17:3), los lectores de la Biblia deben ser alertados del posible daño serio que se ocasiona a la fe cuando los de mentalidad filosófica Griega leen el Evangelio de Juan sin una base sana en el Antiguo Testamento, y con muy poca consideración por la Cristología de Mateo, Marcos, Lucas y Hechos, la cual fue rechazada muy precipitadamente como "primitiva."
Loading...